Megan Rapinoe, Balón de Oro femenino

Megan Rapinoe, Balón de Oro femenino

Clave en el título mundial de Estados Unidos.

Megan Rapinoe

Megan Rapinoe

Foto:

archivo. EL TIEMPO

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
02 de diciembre 2019 , 06:08 p.m.

“Es un insulto para el fútbol femenino, es una idea terrible jugar la final de la Copa América y la Copa Oro el mismo día que nuestra final. Hablamos de una final de un mundial, debería paralizarse todo en el fútbol para darnos visibilidad”. 


Estas fueron las palabras de Megan Rapinoe, líder, símbolo y referente de la selección de Estados Unidos. Líder, defiende sus valores dentro y fuera de la cancha; símbolo, lucha por la igualdad de género de manera incansable; referente, goleadora y figura del fútbol femenino en la Copa del Mundo y en la sociedad norteamericana que representa.

Carácter y personalidad ha reflejado la capitana de la selección de Estados Unidos, que se coronó campeona en la Copa del Mundo al vencer 0-2 a Holanda.

No solo fue elegida como la mejor jugadora del torneo, y se llevó la Bota de Oro por ser la goleadora con 6 tantos; cuando tuvo que ir de frente por sus principios y valores lo hizo. Hasta se enfrentó al mismo presidente norteamericano, Donald Trump, con tal de hacerse valer dentro y fuera del terreno de juego. Y no lo duden, cumplirá su promesa de “no pisar la jodida Casa Blanca” para festejar el cuarto Mundial que ganan las norteamericanas.

Estoy cada vez más vieja, y ser capaz todavía de vivir estos momentos es simplemente increíble


Es la segunda Copa del Mundo, tras la obtenida en 2015, que se lleva la delantera del pelo teñido de rosa, de los cuatro mundiales ganados por las estadounidenses
. Y esta zurda de 34 años no pasará desapercibida en la historia del fútbol femenino.

“Estoy cada vez más vieja, y ser capaz todavía de vivir estos momentos es simplemente increíble. Ha sido una larga aventura. ¡Pasan tantas cosas que la gente no ve!”, afirmó tras la final.

Y agregó: “Con la edad, me hago cada vez más sensible. Estoy emocionada. Ver a este equipo triunfar, vivir este momento, es verdaderamente especial. Estaba toda mi familia, mis amigos. Voy a dejar pasar la noche, festejar todo esto”.

En el 2012 se declaró homosexual, y siempre ha liderado todas las campañas a favor de la igualdad. Rapinoe juega como una atacante por los costados y le gusta llegar al área rival; y tal como lucha en el campo de juego, lo hace fuera de él.

Siempre se ha manifestado en contra de todas las situaciones que impliquen algún acto de homofobia, sexismo y machismo. Su premisa es buscar una sociedad más justa para las mujeres futbolistas, que han demostrado, en Estados Unidos, que generan muchos más ingresos que el fútbol masculino.

Megan Rapinoe

Megan Rapinoe

Foto:

Tomado de twitter @mrjuliolopez


A pesar de que, por victoria, los futbolistas estadounidenses ganan cerca de 13.000 dólares en bonos, mientras que las mujeres reciben 5.000, las integrantes de esta selección norteamericana demostraron que su buen juego y talento las llevaron a superar al equipo masculino en muchos aspectos.

“La camiseta de local de USA femenino es ahora la camiseta de fútbol número 1, masculina o femenina, que se ha vendido en Nike.com en una sola temporada”,
aseguró Mark Parker, primer ejecutivo de la compañía. Las ventas se incrementaron en 11 por ciento. En valor aproximado, Nike ha recibido alrededor de 7.400 millones de dólares al año. ¿Cómo no darle la razón a Rapinoe?

“Todos están listos para que este tema (igualdad) pase al siguiente nivel, de la equidad salarial, el mercado, etc. Hay que pasar al siguiente nivel, el cómo apoyar a equipos y programas femeniles, las ligas en el deporte. Todas las jugadoras dieron un gran espectáculo, no podemos hacer más para ser mejores embajadoras. Hay que llevar este tema al siguiente nivel”.

En este mundial, la jugadora nacida en Redding (norte de California) marcó seis goles, igual que su compatriota Alex Morgan y la inglesa Ellen White.

Estaba también empatada con Morgan en el ítem de asistencias (3 cada una), pero se llevó la Bota de Oro al haber jugado menos minutos que su compatriota (394 frente a 445).

La exjugadora del Lyon (desde enero de 2013 hasta febrero de 2014) encaminó el partido contra Holanda al anotar un penal al minuto 16 del segundo tiempo por una falta cometida sobre Alex Morgan. Como una líder en su equipo, no tuvo reparos en elogiar a una de las jóvenes promesas de su seleccionado –Rose Lavelle, diez años más joven– que marcó la segunda anotación en la victoria contra las holandesas: “Lavelle ha regateado muy bien, ha abierto el juego. No es una estrella emergente, es ya una superestrella”, declaró Rapinoe.

Pero no crean que la leyenda de Megan Rapinoe terminó en la final de Francia 2019. Su legado dejó, deja y dejará una marca en el balompié femenino, porque una vez más nos ha demostrado que ese deporte al que llamamos fútbol va más allá de ser un actividad en la que 22 jugadores y una pelota se enfrentan en un terreno de juego.

Megan Rapinoe

Megan Rapinoe, capitana de la selección estadounidense de fútbol, durante el Mundial Femenino, en Francia.

Foto:

AFP


La lucha de Rapinoe no tiene límites, ni siquiera si tiene que dejar de cantar el himno de su país para hacerse sentir en contra de la política de Trump con las minorías. Y este emblema de la lucha LGBTI siempre dijo que no iría a festejar este cuarto título mundial femenino de Estados Unidos a la Casa Blanca si el presidente invitaba a la selección. “No pelea por lo mismo que nosotros”, sentenció.

“El fútbol es la cosa más importante de las cosas menos importantes”, afirmó Arrigo Sacchi, el exentrenador italiano. Pero para Rapinoe, esta frase queda en el tintero porque demostró que el fútbol es lo más importante en su vida, ya que es por medio de una de sus mayores pasiones como se mantiene en pie como una de las mejores jugadoras del mundo y uno de los símbolos más relevantes en la lucha por la igualdad de derechos.

“Se sintió bien en el momento (del festejo). Generalmente cambio bastante, pero se sintió bien en el momento; alguien como yo, con las causas que defiendo, con una gran sonrisa, abriendo los brazos en toda nuestra gloria”, concluyó la capitana de la selección femenina de Estados Unidos. ¡Un aplauso, y que sea de pie, para Megan Rapinoe!

DEPORTES

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.