La Bundesliga, a recortar terreno en Europa

La Bundesliga, a recortar terreno en Europa

Con menos inversión que las otras ligas grandes de Europa, la Bundesliga se puso en marcha.

James Rodríguez

James Rodríguez, volante colombiano.

Foto:

AFP

25 de agosto 2018 , 10:14 p.m.

La Bundesliga, cuya temporada comenzó el viernes con la victoria del campeón Bayern Múnich por 3-1 frente al Hoffenheim, busca recuperar terreno frente a las otras grandes ligas de Europa, en especial con España, que ha ganado las últimas cinco ediciones de la Liga de Campeones, cuatro con Real Madrid y una con Barcelona.

Los equipos del fútbol alemán se la arreglaron con mucha menos inversión que los ingleses, italianos o alemanes. En la temporada 2018/19, según datos del portal Transfermrkt, la inversión en fichajes de la Bundesliga fue de 456,2 millones de euros. En Italia, por ejemplo, gastaron 1.140 millones, entre ellos los 112 millones que pagó Juventus por Cristiano Ronaldo, la compra más sonora del mercado de verano.
En la Premier League, la inversión fue incluso más grande, según la misma fuente: 1.418 millones de euros. La Liga española fue un poco más austera esta vez, no mucho: 809 millones de euros hasta el viernes.

El campeonato alemán vuelve a apostarles a las figuras que ya tenía en sus filas. En un mercado con mucha influencia de lo que pasó en el Mundial de Rusia 2018, solo una gran figura de ese torneo resultó como nueva cara en la Bundesliga, el belga Axel Witsel, por el que el Borussia Dortmund pagó 20 millones de euros al Tianjin Quanjian, de China. A pesar de ello, el aporte del campeonato alemán a la Copa del Mundo fue grande: 64 jugadores, superado por los 107 de la Premier League y los 79 de la Liga española, y por encima de los 58 de la Serie A; esta última, afectada por la eliminación de Italia a manos de Suecia en el repechaje.

Ya el torneo contaba con dos campeones del mundo en Rusia, los franceses Corentin Tolisso, en el Bayern, y Benjamin Pavard en el Stuttgart. Este último fue uno de los objetivos del Bayern para esta temporada: no llegará en verano, pero muy seguramente lo hará en el mercado de invierno, por 35 millones de euros como cifra tentativa.

El equipo donde juega el colombiano James Rodríguez ha estado más bien parco a la hora de fichar en este semestre. Dejó ir al chileno Arturo Vidal al Barcelona y vendió definitivamente a Douglas Costa a Juventus.

El mediocampista Leon Goretzka, figura del Schalke 04, llegó libre. Y el club pagó 10 millones de euros por Alphonso Davies, un extremo de origen ghanés y liberiano, nacido en Canadá y que jugaba en la MLS, en el Vancouver Whitecaps.
“Cuando era niño siempre soñé con este momento, y ahora el sueño se ha hecho realidad. Pero ahora que el trabajo duro continúa, tengo que dar todo para aprovechar al máximo esta oportunidad”, declaró Davies cuando se anunció su fichaje.

A pesar de ello, el Bayern sigue siendo, en nómina, el equipo más fuerte de la Bundesliga. Los cuatro jugadores con mayor valor en el mercado local, según Transfermrkt, están en sus filas. Y parece difícil que algún rival le pelee para evitar que consiga el octavo título consecutivo. El Schalke 04, que fue segundo el año pasado, perdió a Goretzka y al atacante Max Meyer, uno de los jugadores de mayor proyección del fútbol alemán, que terminó en el Crystal Palace.

El Bayern siempre quiere más. “Los que esperan que el Bayern se vaya a relajar se van a decepcionar”, advirtió Karl-Heinz Rummenigge, un histórico del club como jugador y ahora director general. Acostumbrado a ganar en la cancha, también ha hecho todo lo posible desde afuera para mantener ese legado: “En nuestro ADN no está el gen que provoca la sensación de falta de hambre”.

¿Torneo de uno solo?

El último equipo no español que ganó la Liga de Campeones fue justamente Bayern Múnich, en la temporada 2012-13, en la que se dio final alemana: venció 2-1 al Borussia Dortmund. Desde entonces, los clubes de ese país no volvieron a aparecer por las instancias finales, salvo el Bayern.

En la Europa League, el panorama es aún peor: desde la temporada 2009-10, cuando se juega con el actual formato, ningún club alemán pasó de cuartos de final. Y con el antiguo formato, el último campeón fue el Schalke 04, en la temporada 1996-97.

La sensación de impotencia creció tras el fracaso de la selección en el Mundial de Rusia, al que llegó como campeón y se despidió en la primera ronda, tras una sorprendente derrota frente a Corea del Sur. A pesar de ello, en la federación alemana se armaron de paciencia y decidieron renovarle el contrato al seleccionador nacional, Joachim Löw.

A pesar de la evidente superioridad del Bayern, la Bundesliga sigue siendo atractiva para el mercado local. La temporada 2017-18 tuvo el segundo mejor promedio de asistencia a los estadios en toda la historia: 43.879 espectadores por partido, solo superada por la 2011-12, en la que la marca quedó en 44.293. El incremento fue del 8 por ciento con respecto a la temporada 2016-17.

El fútbol alemán busca recuperar el protagonismo que tuvo años atrás y quiere volver a ser ejemplo de formación y organización. Por ahora lo hace de manera austera. El Bayern ya dio el primer paso hacia una nueva corona.

DEPORTES

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.