Juan Fernando Quintero, un genio que brilla, pero no es titular

Juan Fernando Quintero, un genio que brilla, pero no es titular

Es suplente en la Selección y en River Plate, aunque está en un momento estelar de su carrera.

Selección Colombia

Juan Fernando Quintero, volante de la Selección Colombia.

Foto:

AFP

Por: PABLO ROMERO
14 de octubre 2018 , 10:59 a.m.

Hay jugadores que no necesitan 90 minutos para salir de la lámpara. Les basta con una caricia de pelota para sacar su genio y su ingenio. Juan Fernando Quintero es de esos. No es habitual titular, ni en River Plate ni en la Selección Colombia. Cuando juega, no suele hacerlo los 90 minutos. Y sin embargo, cuando está en la cancha se sabe que algo puede pasar: un remate venenoso, una picardía, un pase al vacío que termina en gol.

El pasado jueves llevaba unos segundos en la cancha contra EE. UU. No había ni tocado la pelota. Recibió un saque de banda, hizo un amague y metió uno de esos pases profundos que, nacidos de su zurda, parecen sencillos, aunque son únicos. Esa jugada terminó en gol. Quintero estuvo solo 28 minutos en la cancha. Entró para ayudarle a James. Tocó la pelota el tiempo mínimo, el suficiente. Gestó el gol de Bacca y asistió a Falcao, y luego estrelló un remate en un vertical. Hizo la tarea, sacudió las manos y regresó al banquillo: parecía que ni siquiera se había despeinado.

Un arma desde el banco

Que Quintero arranque en el banco de suplentes ya no es una sorpresa. En la pasada fecha Fifa fue titular porque James no estaba. Y tuvo un partidazo a la altura de esa responsabilidad, contra Venezuela. El pasado jueves, cuando el ‘10’ estuvo de regreso y brillaba, el 20 –que parece dos 10 en uno–, arrancó en el banco, hasta que salió de la lámpara para ayudarle al otro genio. Al final del partido, el técnico encargado, Arturo Reyes, explicó esa aparición efímera y estelar de Quintero. “Después de que resolvimos el partido con el 4-2 a favor, pensamos en el próximo juego y quisimos reservarlo, por eso se dio el cambio”, dijo. El volante llegó a la convocatoria con fatiga muscular, pero aprovechó los pocos minutos que tuvo.

En River Plate la gente pide a gritos que Quintero juegue más, que sea titular. Al fin y al cabo es un jugador que regresó de Europa al Medellín para tener un segundo aire, y lo tuvo, y lo tiene, y en Argentina marca diferencia. Pero recurrentemente aparece en la banca.

Juan Fernando Quintero

Juan Fernando Quintero jugando con River Plate.

Foto:

Archivo EL TIEMPO

Lleva seis partidos de la liga argentina en la presente temporada y solo dos veces jugó los 90 minutos. En la Copa Libertadores lleva ocho partidos y solo en tres arrancó de titular. Su juego es así, intermitente. Pero cuando entra no desaprovecha. Como lo hizo contra Emelec en la fase de grupos de la Copa Libertadores, cuando llegó desde el banco y guio al equipo. O contra Racing, en octavos, cuando fue la figura y se marchó al minuto 74. O contra Independiente, en cuartos, cuando fue suplente, entró y metió un gol. O contra Boca, en el clásico, cuando de nuevo fue suplente, entró y brilló.

Es como si el técnico Marcelo Gallardo lo reservara para momentos específicos, como un arma secreta. Cuando le preguntaron al DT que por qué Quintero no era titular, dijo: “Quintero nos da la posibilidad de abrir el partido cuando el rival baja la guardia. Puede que de entrada, por postura del rival, energía, agresividad, no lo encuentre. Es una variante muy importante, hay jugadores que entran mejor que desde el inicio”.

Un amague hacia afuera, otro hacia adentro. El arquero desparramado en el piso, el marcador luchando por evitar el gol hasta con las manos. Así anotó Quintero uno de sus más recientes goles con River, en la Copa Argentina contra Sarmiento, y demostró todo su talento, toda su picardía, la que hace que se parezca a James, aunque cada uno es único.

Dos zurdos

Uno de los factores que impide que Quintero sea titular de la Selección es la omnipresencia de James, ya que son jugadores de características similares: zurdos, armadores, talentosos. Solo que James es el titular, sin discusión. Y Quintero, que estuvo mucho tiempo alejado de la Selección, volvió para ser el suplente del 10. Sin embargo, de vez en cuando juegan juntos y han demostrado que no es descabellado, lo que implicaría sacrificar a otro crac, a Cuadrado, o a un atacante.

Pasó en el Mundial de Rusia, contra Polonia, cuando James y Quintero compartieron titularidad. Ese día se juntaron para crear el primer gol, de Yerry Mina. Y luego Quintero asistió a Falcao y James, a Cuadrado. Fue victoria 3-0 de la mano de sus genios. Entonces José Pékerman perdió la compostura y le gritó en plena cancha: “Juan, Juan, ¡sos un crac...!”. El crac ya le había hecho gol de tiro libre a Japón en el primer partido, un gol seleccionado entre los mejores del campeonato.

Juan Fernando Quintero

Juan Fernando Quintero y James Rodríguez.

Foto:

AFP

El pasado jueves, a James le preguntaron por ese socio efímero que entró, lo ayudó y se marchó. Y james dijo. “Jugar al lado de los talentosos es bueno, pero hay que tener equilibrio y entender que no podemos estar todos juntos”. Pero no se puede negar que ese día Quintero, en solo 28 minutos, salió de la lámpara para darle una mano enorme.

PABLO ROMERO
Redactor de EL TIEMPO
En Twitter: @PabloRomeroET

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.