James, atrapado en una jaula de oro

James, atrapado en una jaula de oro

El futuro del colombiano está por ahora en el Real Madrid, pero el panorama no es fácil. 

James Rodríguez

James Rodríguez y uno de sus disgustos con Zidane. 

Foto:

EFE

Por: JORGE BARRAZA
03 de agosto 2019 , 10:28 p.m.

Después de 787 días en el exilio impuesto por el Real Madrid para alejarlo de Zidane, James Rodríguez está de vuelta entrenando en España… a las órdenes de Zidane. La dirección del club ha decidido que permanezca en filas. ¿Ahora sí lo quiere Zidane…? ¿Se sentirá cómodo James con quien lo empujó a aquel exilio…? Huuummmm…

Para el jugador no debe ser agradable retornar bajo el comando de un técnico que no lo tuvo muy en cuenta en su momento. Y para el entrenador, que se lo vuelvan a traer. Es una situación incómoda para ambos. Y confusa. Es para cubrir la vacante generada por la grave lesión de Asensio, dicen, sin embargo hay sobreabundancia de jugadores en el plantel. Son tres arqueros (Courtois, Keylor y Lunin) más 25 jugadores de campo, y si se concretan los arribos de Pogba y Van de Beek llegarán a treinta en total.  Inmanejable para cualquier capataz. El libro de pases cerrará recién el 2 de septiembre en las principales ligas europeas (salvo Inglaterra, donde operará hasta este jueves 8), por lo cual el club puede todavía aligerar la tropa.

Hay otras causas de por qué el anuncio de la permanencia: 1) Las casi nulas ofertas; el único interés formal y reconocido fue el del Napoli. 2) Si se lo declara prescindible podría ser traspasado a precio vil. 3) La escasa posibilidad de recuperar parte de los 80 millones de euros que costó su pase en julio de 2014. Esto pesa porque se trata de un jugador todavía joven y con dos años de contrato por delante. Se vería como un grave error del presidente si lo deja ir por la mitad de precio o menos. O peor, cedido. Lo del  Atlético de Madrid no fue ni siquiera un coqueteo, menos una propuesta formal. ¿La realidad…? ya tiene una dotación amplísima y, por otro lado, agregó a Morata y Llorente, dos exmadridistas, por ello Florentino Pérez tampoco desea seguir nutriendo de jugadores al archirrival, sobre todo después del 3 a 7 sufrido la semana pasada. Si el Atleti se coronara campeón con varios ex, el dolor de hígado sería doble.

El Napoli pretende a James a pedido de Carlo Ancelotti, sin embargo el fútbol italiano, a excepción de Juventus, está lejos de los valores manejados en España o Inglaterra. Napoli deseaba una cesión y el Madrid dijo no, pues, a fin de temporada a James le quedaría solo un año de ligazón con el Madrid y éste ya no podría obtener mayor dinero por una venta. El alto emolumento de James (7,5 millones anuales limpios) dificulta cualquier operación.

Real Madrid

Zinedine Zidane también dejó en el banco a James Rodríguez en la final del Mundial de Clubes contra Kashima Antlers, en diciembre de 2016.

Foto:

AFP / Archivo EL TIEMPO


Además, a Zidane le han pedido una revolución, cambiar el equipo ganador de las tres Champions seguidas por estar ya un poco envejecido y aburguesado. Y sobre todo porque muestra graves falencias de juego, especialmente atrás, donde concede muchos goles, y adelante, donde le falta eficacia desde la salida de Cristiano Ronaldo. No obstante, no le traen lo que él pidió -Pogba-, y tampoco se llevan lo que le está sobrando.

Se advierte una tarea dificultosa de la secretaría técnica para resolverlo. Pasa que para clubes como Barcelona y Real Madrid es difícil comprar, les piden el doble que a otros (ejemplo: los 160 millones que se comprometió a pagar el Barsa por un discretísimo volante como Coutinho). Pero más difícil les resulta vender. Nadie puede afrontar los salarios que ellos pagan a sus jugadores. Acontece con Gareth Bale. Cobra 20 millones de euros netos por año, una cifra prohibitiva para otros clubes, y el jugador no aceptará una transferencia ganando menos cuando aún tiene dos años de contrato con esa retribución. Se queda jugando golf y cobrando sus 20 millones; a Bale le da igual.

Luego está la competencia interna; se avecina muy dura en el Real Madrid, especialmente en la parte ofensiva. Están Benzemá, Hazard, Vinicius, Rodrygo, Jovic (costó 60 M€), Kubo (revelación en la Copa América, un zurdo explosivo, veloz, encarador y habilísimo), Brahim, otro zurdo lleno de fantasía, Gareth Bale si sigue, Lucas Vázquez, Mariano… Asensio cuando se recupere. Once para los tres puestos de arriba. Un lugar seguro es de Hazard, el fichaje galáctico, y otro es de Benzema, quien tuvo su mejor año en el curso 2018-2019.

James Rodríguez

El colombiano James Rodríguez estará en el banco de suplentes para el partido de ida de la Champions, tras decisión del DT Zinedine Zidane (der.)

Foto:

EFE


Como el Madrid es un equipo obligado a atacar siempre, utiliza tradicionalmente un 4-3-3. Los tres casilleros del medio tienen dueño: Kroos, quien no marca y tampoco crea, pero es un mimado de Florentino, quien acaba de renovarle por tres años; Casemiro, el cimiento que sostiene el andamiaje, el único de marca-marca, y Modric, en baja, aunque viene de ser el último Balón de Oro (inexplicable, por cierto). Y además está Isco, más el uruguayo Valverde, a quien Zidane lo tiene en cuenta. Y si llega Pogba, hará un doble cinco con Casemiro, siendo probable que continúen Kroos y Modric pasándose a un 4-4-2. Se sumaría Van de Beek, volante por izquierda con llegada al área: hizo 17 goles y 13 asistencias en la última campaña. Serían seis efectivos para el mediocampo. Las posibilidades de pescar un lugar son mínimas, incluso ganarse un sitio en el banco será difícil sino se transfiere a cinco o seis elementos en las próximas semanas. Un buen ejemplo es Vinicius: fue la revelación del ciclo pasado, la gente lo adora y lo pide, pero Zidane lo ha hecho anotar de momento en el Castilla, el filial. O sea, ni el joven maravilla tiene un sitio. La nómina es de calidad máxima.

James está donde le gusta estar: en Madrid y en el Real. Tiene un precio: si permanece, puede atravesar otra temporada en blanco. En ese caso, su gran desafío será ganarse un lugar o incluso tener minutos, aunque salteados. Acometerá su décimo año en Europa, conoce el club, sabe cómo se juega allá, el reclamo de los técnicos (movilidad, intensidad y colaboración para recuperar el balón además de sus virtudes creativas). Es su única ventaja.

James no se manifiesta. Seguramente le han pedido no emitir señales sobre su situación; si comunica un deseo de irse, perjudicaría al club pues devaluaría su cotización. Por eso mismo Jorge Mendes no lanzó ninguna pista: “El futuro de James lo decidirá Florentino Pérez”, declaró. Dejó la pelota en los pies el presidente. Si el jugador se planta y dice “quiero irme”, el club podría decirle “Perfecto, consígase un club que pague mínimo 40 millones”. Y ahí debería salir Mendes con el portafolio. No sería fácil, todo el mundo lo ve como un jugador en disponibilidad y a pesar de ello no ha habido más interesados que el Napoli. El Atlético nunca ofertó. A su vez, el Madrid no quiere venderlo en una cifra ridícula. Atentaría contra la reputación negociadora de Florentino.

Otra solución para facilitar un traspaso sería aceptar bajarse el contrato para ir a otro club que pueda acogerlo. O quedarse a ganar lo mismo en el Madrid con el riesgo de no jugar. En las oficinas arden los teléfonos, pueden suceder muchas cosas. El sábado 17 arranca la liga y para ese día Zidane espera tener definido el personal. Hasta entonces no se puede conjeturar cómo será el año del 10. De momento, se escucha una única música de fondo: la tarantela.

Último tango

Jorge Barraza
Para EL TIEMPO
@JorgeBarrazaOK

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.