James vs. Keylor, un duelo marcado por el pasado en el Madrid

James vs. Keylor, un duelo marcado por el pasado en el Madrid

Se enfrentan este martes con sus respectivas selecciones, en un amistoso de la fecha Fifa.

James Rodríguez

James Rodríguez y Keylor Navas.

Foto:

EFE

Por: PABLO ROMERO
16 de octubre 2018 , 10:21 a.m.

James no celebró como lo hace siempre que anota. Apenas juntó las manos como si fuera a rezar. Pero no iba a rezar. Miró las tribunas y dio un rápido vistazo a sus excompañeros de blanco. Hizo un ligero movimiento de labios, y todo el Santiago Bernabéu supo que el volante del Bayern Múnich ofrecía disculpas por el gol que le acababa de anotar al Real Madrid en la semifinal de la Champions 2017-2018. En el suelo seguía, vencido, impotente, Keylor Navas, el mismo con quien se reencontrará este martes James, para revivir una rivalidad entre viejos amigos.

James y Keylor tuvieron una buena amistad en el Real Madrid. Ambos llegaron en el 2014, luego del gran mundial de ambos en Brasil: uno con Colombia, siendo el máximo goleador de la Copa; el otro, figura de Costa Rica, nominado al Guante de Oro, que perdió con el alemán Manuel Neuer. Llegaron como estrellas americanas al poderoso equipo español y se hicieron muy buenos amigos, se respaldaron; también con el mexicano Javier ‘Chicharito’ Hernández, en un tridente latinoamericano que quería triunfar en tierras españolas. A los tres se los veía juntos muy seguido, en las prácticas o en algún restaurante.

James comenzó con una gran temporada en el Madrid, pero después, con el cambio de DT (de Ancelotti a Benítez y luego a Zidane), pasó a ser suplente y empezó su viacrucis. Navas hizo fila detrás de Kiko Casilla, pero no tardó en consolidarse y se volvió inamovible en el arco. Hoy, las cosas están más parejas: James es suplente en el Bayern Múnich y Keylor ya no es el inamovible del Madrid, por la llegada del belga Courtois. Pero siguen siendo, sin discusión, las figuras de sus respectivas selecciones, que se enfrentan este martes en amistoso en Estados Unidos, donde seguro cruzarán palabras, abrazos y hasta casarán algún duelo.

–James, ¿ya habló con Key-lor Navas? –le preguntaron el jueves pasado, luego de que el volante hizo un golazo y lideró el triunfo de Colombia sobre EE. UU.–.
–Mañana le mando un mensaje –respondió James, y soltó una carcajada, como preparando lo que va a ser un duelo entre viejos amigos–.

La amistad en Madrid

Cuando James Rodríguez tuvo sus momentos más difíciles en el Real Madrid, cuando no jugaba, cuando era relegado al banco o la tribuna, cuando desesperaba, cuando crecían los rumores de su partida a otro club, ahí estuvo Keylor para tenderle una mano. Quizá fue por el origen latino o porque llegaron casi al tiempo, pero entre ellos creció una buena amistad. El portero siempre abogó en público para que el ‘10’ no se fuera. “James tiene contrato y está trabajando como el que más. Lo queremos mucho como compañero. Yo no lo vi como una despedida”, dijo Navas tras un juego contra Sevilla, cuando James salió aplaudiendo hacia las tribunas, con la mirada seria y los labios apretados, como anticipando su despedida, que se dio un partido después.

James siempre manifestó que jugar en el Madrid era su sueño de niñez, y al llegar reiteró que quería triunfar allí. Pero, aunque gano una liga, dos Champions, dos Supercopas europeas y dos Mundiales de Clubes, su estancia no fue feliz. Cuando se fue al Bayern, dejó un vacío entre algunos de sus compañeros, como Marcelo o el propio Navas.

El destino los cruzó en la pasada Champions, en la vuelta de la semifinal. Ese día, James mandó un misil que pegó en Varane, un excompañero, y en el rebote volvió a impactar, con menos fuerza y más precisión, como si supiera de memoria los movimientos del arquero. Entonces James remató abajo, entre las piernas de Navas, que quedó tendido.

“James es un gran compañero; bueno, excompañero. Pero, además, es un amigo. Lo del gol es indiferente. La alegría de estar en una final le quita a uno la tristeza de recibir dos goles”, dijo Navas respecto al partido que terminó 2-2 y le dio el paso a la final al equipo merengue.

Enfrentar otra vez a Keylor, así sea en un amistoso, le debe de traer muchos recuerdos a James: los de una vieja amistad y los de una espinita que debe seguir por ahí clavada.

PABLO ROMERO
Redactor de EL TIEMPO
En Twitter: @PabloRomeroET

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.