Secciones
Síguenos en:
Meluk le cuenta... (James Rodríguez y los ciclistas)
AUTOPLAY
Meluk le cuentaMeluk le cuenta
Meluk le cuenta

Introduzca el texto aquí

Meluk le cuenta... (James Rodríguez y los ciclistas)

Es el megacrac del fútbol de esta tierra. No es como Messi, pero es el Messi de Colombia.

Se nos vino encima el comienzo de la eliminatoria suramericana del Mundial de Catar 2022 y otra vez, como siempre ha pasado en los últimos años, el jugador más valioso e importante que tendrá la Selección Colombia es James Rodríguez.

Él es el megacrac del equipo, del fútbol de esta tierra. No es como Cristiano Ronaldo, ni más faltaba, pero es el Cristiano Ronaldo de la Selección. No es como Lionel Messi, incomparable, pero es el Messi de Colombia.

Le puede interesar: (James enamora a los hinchas del Everton: ¡ya tiene canción!).

James es el jugador de más nivel que tiene hoy la Selección Colombia, el más genio, el más brillante; sin dudas, el hombre del equipo que convocará, en ocho días, Carlos Queiroz.

Hundido en océanos de ligerezas y oculto entre bosques de prejuicios facilistas de periodistas, exfutbolistas locales e hinchas, James, en apenas sus dos primeros partidos en la Premier League con el Everton, levantó grandes elogios de la severa crítica inglesa y de varios grandes exfutbolistas metidos a comentaristas.

“Uno de los pies izquierdos más temidos del fútbol mundial. Es un placer verlo jugar y es un privilegio. Es simplemente brillante”, dijo Joe Cole. “James Rodríguez se robó el show. Es un jugador especial y se mueve por diferentes zonas como lo hace con Colombia”, comentó, por su parte, Owen Hargraves.

También lea: (Falcao le hace un llamado a Queiroz: nuevo gol con Galatasaray).

No cabe duda: el jugador de mayor nivel de la Selección es James, por encima de Falcao, de Cuadrado, de Duván Zapata, de Ospina… ¡Así lo ha demostrado siempre en la Selección!

Carlo Ancelotti, su técnico, su ángel de la guarda, su dulce compañía que no lo desampara ni de noche ni de día, lo tiene jugando como lo quiere usar Queiroz: de entrada, en la derecha del ataque en un 4-3-3, pero con la libertad de correrse al centro o a la izquierda para dictar con su zurda mágica el juego del Everton. Y corrido al centro logró su primer gol soltando el gatillo rápido y sorpresivo a ras de pasto y lanzó un par de pases sensacionales, en especial el exquisito envío a Richarlison en la jugada del cuarto gol del Everton, en el 5-2 contra el West Bromwich Albion del sábado pasado.

El próximo 9 de octubre, Colombia debe empezar la eliminatoria ganándole sí o sí a Venezuela en Barranquilla, a la colera del área, al equipo que en su momento de ‘brillante revelación’ terminó de último, ¡peor que Bolivia!, en la clasificatoria a Rusia 2018, y para eso su mejor arma será la de siempre: James Rodríguez, que lo fue cuando no jugaba en el Real Madrid, que lo es cuando lleva dos partidos correctos en el Everton. Luego, el día 13, Colombia irá a Chile para enfrentar un partido que siempre ha sido envenenado.

James, jugando o sin jugar, y así sea con un solo guayo o media pierna, es de lejos el mejor de los nuestros. Punto. Y así lo demeriten de gratis, James es indiscutible.

* * *

Ahora, a otro tema: se acabó el Tour de Francia de la pandemia y Colombia se consuela con el sexto puesto de Miguel Ángel ‘Supermán’ López y el octavo de Rigoberto Urán. Ellos cumplieron. Rigo hizo mucho más de lo que se esperaba. ‘Supermán’ ganó una linda etapa de montaña. Quedó, eso sí,l el sinsabor de que en su primer Tour de Francia quizás pudo quedarse en el podio en el que estuvo hasta el antepenúltimo día. También cumplió Daniel Martínez, quien, a pesar de su caída temprana, se impuso en una fracción de llegada en alto. Lindísima victoria.

Le recomendamos: (Urán, de estar cerca del retiro, al ‘top’ 8 del Tour).

Les fue muy mal a Egan Bernal y a Nairo Quintana , los dos máximos candidatos que tenía el pedalismo nacional. Egan, que era el campeón defensor, se retiró de la carrera luego de dos días en los que llegó a la meta de milagro, adolorido de la espalda y la rodilla. Le tomaron el tiempo con calendario. Así es la vida: hace un año se coronó emperador en París y hoy no lo extrañaron allí. Nairo se cayó y se volvió a caer y con dolores “hasta el alma”, como lo dijo, terminó la carrera por amor propio a 1 hora 3 minutos y 17 segundos del campeón Pogacar. Mostrando sus heridas de guerra cerró por tercera vez consecutiva otro mal Tour.

Las caídas, las lesiones, las enfermedades son parte misma del deporte, de la competencia. Y sirven para que los hinchas maticen y justifiquen una derrota estrepitosa, como esta de Egan, como esta de Nairo...

Meluk le cuenta...

GABRIEL MELUK
Editor de DEPORTES
En Twitter: @MelukLeCuenta

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.