El fútbol total de la Naranja mecánica

El fútbol total de la Naranja mecánica

La revolución más grande del fútbol en los últimos 50 años la dio Holanda en el mundial de 1974.

Johan Neeskens

El gol de penal que Johan Neeskens anota en la final.

Foto:

Archivo EL TIEMPO

Por: GABRIEL MELUK
14 de julio 2020 , 11:14 a.m.

El Mundial de Alemania-1974 es legendario por la aparición del llamado ‘Fútbol total’, la maravilla holandesa bautizada como la ‘Naranja mecánica’ por el color de su camiseta y por el nombre de la novela de Anthony Burgess, popularizada en el cine por Stanley Kubrick.

Fue una revolución de juego, era una máquina de fútbol precisa, potente, que no dejar nada al azar.

Pero, ¿qué es eso que los aficionados de hoy, los de la generación de la autopista ciberespacial y la globalización, oyen mencionar como la escuela madre, o quizás abuela, de equipos como el Barcelona que lideran eso que denominan ‘fútbol moderno’?

Le puede interesar: (Tras accidente doméstico, Muriel da parte de tranquilidad).

Primer pase

El ‘Fútbol total’ de aquella ‘Naranja mecánica’ holandesa es la estrategia más importante que le ocurrió a este deporte en los últimos 50 años.

A comienzos de los 70 nació esta leyenda considerada como otro símbolo de la revolución cultural que sacudió al planeta en los 60, y que se ha resumido a través de los años en una frase: “Todos atacan, todos defienden”.

El ‘Fútbol total’ fue la creación del holandés Marinus Michels, simplemente Rinus Michels, un genio del juego que falleció el 3 de marzo del 2005, cuando a los 77 años no pudo superar una operación cardiaca.

Él fue jugador del Ajax (uno de los grandes equipos de Holanda) a finales de los años 40.
Cuando colgó los guayos, se hizo profesor de educación física. Luego dirigió varios clubes y fue entrenador de la selección holandesa que demostró que la revolución del juego era posible en el Mundial de Alemania-1974, torneo en el que terminó de subcampeón al perder la final con la selección local.

También lea: (Policía arresta a jugador del Chicó por violencia doméstica).

Los fundamentos

La base para entender el ‘Fútbol total’ radica en comprender que es una estrategia y no una táctica, como lo escribió el propio Michels en la Enciclopedia Mundial del Fútbol (editorial Océano, tomo 4):

“A finales de los sesenta surgió en Holanda una nueva concepción de la estrategia, interpretada estupendamente por el Ajax de Amsterdam, que lo llevó a la cumbre del fútbol europeo. Es un fútbol netamente ofensivo que fue bautizado por algún periodista como el ‘Totaal voetbal’ (‘Fútbol total’). Yo prefiero llamarlo fútbol de presión o presionante”.

Así jugaba la selección de HolandaAsí jugaba la selección de Holanda.
Holanda

El espíritu de lo que fue la más grande y última revolución del fútbol moderno se basa en un concepto: prima el ataque en equipo sobre la capacidad individual de los futbolistas.
El principio del ‘Fútbol total’ es mantener un incesante juego de ataque con diversas acciones diseñadas de combinación ofensiva, en el que los futbolistas se mantienen en constante movimiento, rotando permanentemente posiciones, teniendo como espíritu presionar a los rivales ‘en masa’ y en cualquier lugar del campo para recuperar el balón y atacar.

Le recomendamos: (Así va el resultado de las pruebas de covid-19 en el fútbol colombiano).

Para eso era vital el intercambio de posiciones, que los defensas fueran al ataque, que los delanteros tuvieran como primera misión recuperar la pelota lo más cerca del arco contrario (de ahí el ‘todos atacan, todos defienden’), disminuyendo los espacios libres del terreno para jugar en bloque (defensas muy cerca de volantes y volantes muy cerca de delanteros), practicando reiteradamente acciones para provocar el fuera de lugar.

De esta manera se generó un aumento real en el ritmo y la velocidad del juego. Lo que para muchos es hoy el concepto de ‘intensidad’ en el juego.

El ‘forcingcheking’

Arsene Wágner, el extécnico del Arsenal inglés, definió sencillamente a este ‘Fútbol total’ como “una forma de atacar cuando no se tiene la pelota”.

El propio Rinus Michels lo describió así: “El ‘forcingcheking’ (un término no traducido en ningún libro, su intento de traducción del francés significa algo así como redoblar el ataque sin pausa), consiste en acosar sin tregua ni respiro al adversario para recuperar la posesión del balón y no ceder a ningún precio la iniciativa del ataque al contrincante, contando con dos requisitos básicos: un espíritu de lucha inquebrantable y una perfecta preparación física. Sin eso la estrategia se derrumba irremediablemente”.

Consiste en acosar sin tregua ni respiro al adversario para recuperar la posesión del balón y no ceder a ningún precio la iniciativa del ataque al contrincante.

Holanda presiónPresión de la selección de Holanda en el Mundial de 1974.
Holanda

Y con esa filosofía, Michels ganó con el Ajax tres veces la Copa Europea (ahora, Liga de Campeones), logró el subtítulo mundial del 74 con Holanda, fue campeón de la Copa de Ferias, la liga española y la Copa del Rey con el Barcelona y se coronó en la Eurocopa de 1988 con Holanda. Además, por su revolucionaria estrategia fue elegido como el mejor técnico de la historia del fútbol por el periódico ‘The Times’, en el 2007, dos años después de su muerte.

Ayer y hoy

Hay diferencias entre la ‘Naranja mecánica’ de hace 46 años, con los equipos que se declaran hoy como sus legítimos descendientes.

La primera, aunque parezca obvio, es que las ideas del ‘Fútbol total´’ las ejecutan hombres diferentes con capacidades y características diferentes. Ya no están más los geniales Cruyff y Neskeens, ni Rudd Krol ni John Rep.

Tampoco está más Rinus Michels y su recio temperamento de general dando órdenes casi inhumanas para la preparación táctica, estratégica, técnica, psicológica y física.
Cruyff y Neskeens sembraron esa semilla en el Barcelona de los años 70, equipo que ganó su primera Copa de Campeones de Europa (Liga de campeones) en 1992, cuando Cruyff era su entrenador.

Selección de HolandaSelección de Holanda.
Holanda

La idea base, atacar en bloque, rápido y presionando al rival puede que se mantenga. Pero la gran distancia entre los descendientes es de orden táctico, no estratégica.

Basta con recordar que la táctica es la ubicación de los jugadores en el campo (que no siempre es la misma) y la estrategia, el conjunto de acciones para cumplir un objetivo. En el fútbol, ganar.

La táctica

La táctica holandesa de Michels era el 4-3-3. Es decir, ubicaba en el campo a cuatro defensas (Suurbier, Rijsbergen, Haan y Krol), tres medio campistas (Jansen, Neeskens y Van Hanegen) y tres delanteros (Rep, Cruyff y Rensenbrink).

Las variantes tácticas tan de moda en la actualidad (4-4-2, 4-2-3-1, por ejemplo) generaron y aún provocan críticas del sector más purista del ‘Fútbol total’ con la táctica original de Michels.

El más duro crítico fue el mismísimo Cruyff (fallecido en el 2016), quien aseguraba con respecto a los cambios tácticos de las selecciones de Holanda.

“Lamento profundamente que la selección holandesa se ponga a jugar como todos los otros equipos. Nosotros tenemos un buen equipo, pero la forma en que juega no me gusta. Con la posesión del balón, tardamos en crear espacios”, argumentó Cruyff en su momento.

Lamento profundamente que la selección holandesa se ponga a jugar como todos los otros equipos.

Así apuntó así otra diferencia, al corazón de la legendaria estrategia: hoy, equipos como Barcelona, Manchester City u Holanda, intentan muchas veces retener la pelota de manera horizontal, es decir, de un lado al otro del campo para, en ocasiones, reducir la velocidad del juego y practicar una estrategia defensiva con la posesión del balón, jugando al error del rival, renunciando en parte al vertiginoso juego constante de ataque, de fabricación de espacios y de presión, los principios fundamentales del ‘Fútbol total’.

Sin embargo, el fútbol en lugar de desarrollarse en ataque, como lo previó la comisión de estudios técnicos de la Fifa que analizó el mundial de 1974, con el paso de los años regresó a las prudencias defensivas, a las precauciones para evitar los goles y anotarlos gracias a los errores del contrario; se fortaleció en los jugadores amarrados a una posición, a exaltar al especialista de un puesto.

La estrategia de Michels ha sido la más grande revolución del fútbol en los últimos 50 años: el ‘Fútbol total’ de la ‘Naranja mecánica’ holandesa subcampeona mundial en 1974.

GABRIEL MELUK
Editor de DEPORTES
En Twitter: @MelukLeCuenta

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.