Meluk le cuenta... (James, Brad Pitt y el ritmo)

Meluk le cuenta... (James, Brad Pitt y el ritmo)

Críticos, hinchas, comentaristas y fanáticos juran que el fútbol de nuestra tierra es lo máximo.

AUTOPLAY
Meluk Le cuenta. James, Brad Pitt y el ritmoMeluk Le cuenta. James, Brad Pitt y el ritmo
Meluk le cuenta... (James, Brad Pitt y el ritmo)

EL TIEMPO

Por: GABRIEL MELUK
01 de marzo 2020 , 10:19 p.m.

Genaro Gatusso, DT del Nápoli que empató 1-1 con Barcelona en la Champions, les dijo a sus jugadores que, después de ese partido, no debían creerse Brad Pitt: los más ‘chachos’, exitosos y deslumbrantes. Por el contrario, que debían poner los pies en la tierra y volver a la lucha.

Aquí, en Colombia, en cambio, se cree que el fútbol nuestro sí es como Brad Pitt. Críticos, hinchas, comentaristas y fanáticos dicen sin ponerse colorados e hinchados de chauvinismo que el balompié de la patria es lindo, exitoso y deseado, y que nuestra Selección Colombia es como Brad Pitt, pero de esmoquin, en la alfombra roja y levantando el Óscar: non plus ultra, lo máximo. Y no, no somos tanto. Nunca lo hemos sido.

Hay que poner los pies en la tierra y luchar y sabernos como una Selección para pelear entre el cuarto y el séptimo puesto de Suramérica, con unos jugadores contaditos con menos de los dedos de una mano en el gran primer mundo del fútbol mundial: en la última década, apenas dos (James y Falcao); en toda la historia, quizás tres (ellos y Asprilla). Hoy no hay ninguno. Ni James ni Falcao.

El comienzo de la eliminatoria regional del Mundial de Catar 2022 es a final de mes y hay que empezar ganándole sí o sí a Venezuela en Barranquilla, a la colera del área, al equipo que en su momento de ‘brillante revelación’ terminó de último, ¡peor que Bolivia!, en la clasificatoria a Rusia 2018.

James Rodríguez, el epicentro de los titulares de toda la prensa local, lleva cuatro meses y medio mal contados en los que apenas ha jugado dos pedazos de partido con el Real Madrid en medio de dos lesiones (esguince de rodilla izquierda y golpe en la cadera derecha) y lleva dos partidos seguidos importantes, contra el Manchester City en la Champions y el superclásico contra el Barcelona, sin ser convocado por Zinedine Zidane aunque fuera para poner la música en el vestuario.

A eso, claro, se suma la novela de su charla con Queiroz en Madrid y la incertidumbre de su posible no titularidad contra Venezuela.

Aquí, en Colombia, críticos, hinchas, comentaristas y fanáticos afirman sin ponerse colorados e hinchados de chauvinismo que hay puñados de jugadores en rama para suplir a James. El obvio lugar común es que no tiene “ritmo de competencia”.

Suele ocurrir en el fútbol que hay un montón de supuestos axiomas que se dan por evidentes, pero que a la larga son bien relativos. ¿Qué es o cómo se define el famoso “ritmo de competencia”? ¿Cómo se mide? ¿Cuántos partidos o minutos de juego se deben tener para estar en “ritmo de competencia...”?

El año pasado hicimos aquí, en EL TIEMPO, un artículo sobre eso. Para Jorge Luis Pinto, el “ritmo de competencia” óptimo es que el futbolista tenga juego seguido dos meses antes. Para Diego Barragán, apenas los últimos 30 días son evaluables.
El viernes pasado le pregunté eso a Hubert Bodhert: para él, el ritmo lo dan los entrenamientos de alto nivel, efectuados de manera correcta y continua.

José Pékerman dijo varias veces que lo fundamental es estar sano, sin lesiones.
Se me ocurre, entonces, que lo único que podría definir con certeza algo del famoso “ritmo de competencia” sea quizás el examen de sangre para medir la carga física, es decir, el acumulado de trabajo que trae.

Con él se determina si el jugador llega con fatiga muscular o está expuesto a una.
Y lo digo claramente: así James llevase un año sin jugar y cuando lo vuelva a hacer sea con un solo guayo es de lejos el mejor de los nuestros.

En Colombia, críticos, hinchas, comentaristas y fanáticos juran que el fútbol de nuestra tierra es non plus ultra, lo máximo, el de los más ‘chachos’, exitosos y deslumbrantes. Y no se han dado cuenta de que, como diría Gatusso, James es el único que se parece a Brad Pitt.


MELUK LE CUENTA

GABRIEL MELUK
Editor de DEPORTES
@MelukLeCuenta

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.