Meluk le cuenta... (Cara y sello de la misma moneda)

Meluk le cuenta... (Cara y sello de la misma moneda)

La misma cara del partido contra Catar, el mismo sello del juego contra Chile.

AUTOPLAY
Meluk Le Cuenta... Cara y sello de la misma monedaMeluk Le Cuenta... Cara y sello de la misma moneda
'Meluk Le Cuenta....Cara y sello de la misma moneda'

EL TIEMPO

Por: GABRIEL MELUK
07 de septiembre 2019 , 12:02 a.m.

Carlos Queiroz, el técnico de la Selección Colombia, pagó el 2-2 amistoso contra Brasil de anoche en Miami con la misma moneda que puso en el mostrador de la pasada Copa América.

El mismo esquema básico, la ‘táctica madre’ 4-3-3 que al ataque ubica a los centrales a 45 metros del arco de David Ospina, pone al menos siete hombres en campo contrario; que basa su idea en la velocidad de ataque en las bandas, juego largo, presión, fuerza en la mitad y orden atrás.

Esa fue la cara del equipo. De ese lado cayó la moneda en el primer tiempo de igual a igual –y sin James ni Falcao–, contra el poderoso Brasil campeón continental. Una Colombia fuerte, atenta, intensa y con personalidad que remontó el sorpresivo 1-0 en contra con el cabezazo de Casemiro en un córner, a los 19 minutos. Libre, le ganó el salto a Tesillo, que vivió una noche de pesadilla: Richarlison le pegó un baile de escuela de samba en carnaval.

Colombia hizo lo más difícil: volteó el marcador antes de irse al descanso con dos goles de Muriel, el extremo derecho. El 1-1, de penalti a los 25 minutos por falta clara en su contra (una patada de Kung Fu en el pecho le dio Alex Sandro). El 2-2 tras un jugadón a la velocidad del relámpago de Roger Martínez, que en su banda, la extrema izquierda, le hizo un sombrero de mariachi a Marquinhos, la pasó al centro delantero Duván Zapata, que la rodó a la derecha para el latigazo del 2-1 de Muriel, a los 34 minutos.

A pesar de la victoria parcial a toda velocidad, a toda testosterona, a mayor posesión de pelota y a cinco llegadas, en defensa el equipo daba ventajas y también tuvo que sortear cinco llegadas muy claras de Brasil. ¿Ya dije que Richarilson le pegó un baile de sambódromo a Tesillo?

El sello de la moneda de esta Colombia de Queiroz fue el segundo tiempo: la Selección se echó atrás, retrasó a los extremos para esperar con cinco hombres en el medio adelante de una defensa que, entonces, jugó pegada a las 18 de Ospina: el equipo reculó 30 metros quizás con la idea de fraguar un contragolpe que no salió; aguantando a un Brasil que reaccionó con el impulso de Neymar, quien marcó el 2-2 tras un balón largo a la espalda de Tesilllo y centro de Dani Alves. ¡Y a Neymar no le dieron un penalti! ¡Y Colombia no remató al arco!

Cara y sello de la misma moneda que se pagó en la Copa América; la misma cara del partido contra Catar, el mismo sello del juego contra Chile. El precio de Queiroz para Colombia se cotiza con o sin James, con o sin Falcao. Y su moneda busca su valor exacto.

GABRIEL MELUK
Editor de Deportes
@MelukLeCuenta

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.