Este es el esquema de Queiroz, que quiere para la Selección Colombia

Este es el esquema de Queiroz, que quiere para la Selección Colombia

Tres experimentados entrenadores explican cómo se está construyendo el equipo.

Carlos Queiroz

Carlos Queiroz.

Foto:

EFE

Por: José Orlando Ascencio
15 de septiembre 2019 , 04:37 a.m.

Todo cambio es traumático, incluso en el fútbol. Acostumbrados a ver a Colombia actuar casi de la misma manera durante cinco años, a partir de la lesión de Radamel Falcao García que lo sacó del Mundial de 2014, a algunos les cuesta acostumbrarse a la idea que quiere manejar Carlos Queiroz, el técnico portugués de la Selección.

Queiroz se la ha jugado por un equipo que, de base, juega un 4-3-3, pero que a lo largo de los partidos muestra variantes. Con eso, las cifras, por ahora, hablan bien de su trabajo: son diez partidos al mando de Colombia, con balance de seis triunfos, tres empates y apenas una derrota, con 14 goles anotados y solo cuatro recibidos, y con la recuperación de un factor que había sido importante en selecciones anteriores: en ocho de los diez partidos sacó su arco en cero.

¿Qué tanto afecta el cambio de Colombia al 4-3-3, después de años con un 4-5-1 en la era de José Pékerman? “No hay sistemas malos, todo depende de la forma como se apliquen y de tener los jugadores para hacerlo. En el caso de Colombia, tiene jugadores no solo para jugar con ese sistema sino con cualquier otro. El sistema, con los jugadores que hay, da más colectividad, es más equipo, en todos los sentidos. Es un equipo que tiene parámetros tácticos”, dijo Jorge Luis Pinto, técnico de la Selección entre 2007 y 2008, entrenador de la Selección de Costa Rica que llegó a cuartos de final de Brasil 2014 y actual DT de Millonarios.

José Pékerman

Patricio Camps y José Pékerman.

Foto:

Reuters

“Es un sistema como todos los sistemas. Si está bien trabajado, los jugadores están convencidos y hay calidad, se puede salir campeón. Brasil jugó con ese mismo sistema en la Copa América: línea de cuatro; tres en la mitad, Casemiro, Arthur y Coutinho, y tres arriba, Gabriel Jesús, Firmino y Everton. Y fue campeón. Venezuela jugaba igual y quedó eliminado, ¿por qué?, porque no tiene el mismo trabajo ni la misma materia prima”, explicó Gerardo Pelusso, campeón de la Copa Suramericana con Santa Fe en 2015 y extécnico de la selección de Paraguay.

En la defensa, Queiroz mantiene como titulares el arquero y los dos centrales de la última época de Pékerman, David Ospina, Yerry Mina y Dávinson Sánchez. Pero ha hecho ajustes por los laterales, tratando de conseguir más marca. Santiago Arias, otro de los que vienen del Mundial de Rusia, estuvo en la Copa América, pero alternó con Stefan Medina, emergente en la etapa anterior. Por la izquierda, entró William Tesillo, acostumbrado a jugar como central en Colombia, pero convertido en lateral en México, donde juega en el León.

“Los sistemas de juego, en general, son solamente una herramienta que tiene el entrenador, más dentro de sus funciones y de distribuir los jugadores en el campo. Todo sistema tiene cosas positivas y cosas en contra”, agregó Pelusso. “Queiroz tiene una muy buena base, después de Brasil el mejor plantel es el de Colombia. Pékerman hizo un trabajo maravilloso, dejó un plantel para cinco años, hay jugadores para elegir, muy parejos. Cuando Queiroz puso al equipo B, contra Paraguay, en la Copa América, también ganó”, agregó.

Los sistemas de juego, en general, son solamente una herramienta que tiene el entrenador, más dentro de sus funciones y de distribuir los jugadores en el campo.

El gran cambio de Queiroz con respecto a la era Pékerman es la conformación del mediocampo, casi con los mismos jugadores que fueron al Mundial del 2018. El argentino armaba un equipo con dos volantes de recuperación, dos extremos, un jugador que en el papel era ‘10’, pero que en realidad era un delantero retrasado, aunque con capacidad para rematar al arco y también para pasar, y un solo delantero.
Esa es, tal vez, la zona en la que el esquema que está trabajando Queiroz ha conseguido mejor rendimiento. El portugués utiliza un volante central, con dos jugadores que van y vienen, con buen pie y capacidad para atacar. Y le ha funcionado tanto con los titulares como con los suplentes. Hay tres nombres que se han estabilizado: Wílmar Barrios en el centro, Juan Guillermo Cuadrado por la derecha y Mateus Uribe por la izquierda. El caso del jugador de Juventus es uno de los de mayor progreso: en la Copa América no se vio cómodo jugando en esa posición. Contra Brasil y Venezuela fue figura. Pero Queiroz también ha probado con otras fórmulas.

Wílmar Barrios

Wílmar Barrios.

Foto:

EFE

“Vi el partido contra Venezuela. Me gustó el equipo, especialmente hasta cuando estuvieron en la cancha Cuadrado y Yairo Moreno. Ese 3 del medio está funcionando bien. Fue un equipo con muy buena dinámica, hizo una presión que llevó a Venezuela a no salir nunca del campo propio, a excepción de una pelota quieta terminando el primer tiempo”, explicó Jaime de la Pava, extécnico de la Selección Colombia Preolímpica y actual DT del Atlético Venezuela.

“Hay jugadores que hace rato juegan juntos: Mina con Dávinson, Mateus Uribe con Barrios, Cuadrado, Falcao, James. Ahora se incorporan otros, Roger Martínez, Duván Zapata. Hay un equipo armado. Hay otros que se les están yendo las grandes figuras y no tienen recambio. Acá hay dos equipos. Tendrían que cometer muchos errores para no triunfar”, agregó Pelusso.

Duda: qué hacer con James

Con Cuadrado, Barrios y Uribe consolidados en ese 3 de la mitad del campo, Queiroz ha jugado con dos extremos que casi siempre son delanteros retrasados (en la reciente fecha Fifa, Roger Martínez y Luis Fernando Muriel) y un atacante (Falcao, Duván o Rafael Santos Borré) en el último juego contra Venezuela. Pero esos delanteros de los extremos siempre encararon hacia el centro, buscando el área. Ya está claro que ‘10’ no hay. En realidad, tal vez el último ‘10’ de la Selección no fue James, que tiene la camiseta, pero no la función, sino Macnelly Torres, en la eliminatoria para Brasil 2014.

Luis Fernando Muriel

Luis Fernando Muriel, delantero colombiano.

Foto:

Miguel Bautista

En ese orden de ideas, hay una pieza suelta: James Rodríguez, que no fue convocado por lesión a esta fecha Fifa. James ha jugado en la primera línea en el Real Madrid en distintas épocas. “Podría hacerlo ahí, pero tiene otros jugadores que cumplen mejor la función, como Mateus Uribe, que lo hace muy bien”, señaló Pinto. “James en ese esquema puede arrancar desde la banda hacia adentro. Ya lo hizo en la Copa América. Guardadas las proporciones, lo que hace Messi en el Barcelona”, explicó.

Ese mismo concepto, el de la ubicación de James en esa zona,lo comparte Pelusso: “Ese 4-3-3 de Colombia es adaptado a los jugadores. Ahora le pregunto: ¿cómo jugaba James ahí, en la Copa América? Nada lo inhabilita para jugar ahí, él jugó bien y el equipo jugó bien. Eso depende del enfoque que le dé al sistema, el equipo o dónde juegan James o Juanfer Quintero, que es la preocupación que sé que tienen ustedes. Argentina, por buscarle la vuelta a Messi, no le gana a nadie hace 10 años. Con Guardiola, Messi marcaba y corría. Por más crac que sea el que determine cómo juega el equipo, se tiene que adaptar. Quintero se tendrá que adaptar también, si no, pues juega otro. En ese sistema, como en cualquier otro, hay funciones y hay que cumplirlas”.

Copa América

Juan Fernando Quintero, jugador colombiano.

Foto:

Mauricio Moreno /CEET

“La readaptación que James tenga en el Real Madrid va a ser clave para su titularidad en la Selección. Readaptación táctica, y que cumpla con esa dinámica con la que se juega en Europa. Nuestro técnico es europeo, nacido en Portugal, pero toda su ideología futbolística es inglesa”, recordó De la Pava.

La readaptación que James tenga en el Real Madrid va a ser clave para su titularidad en la Selección.

Hay voces más tradicionales que piden que no se deje de lado el volante creativo. “En todas partes hace falta el número ‘10’. Es el jugador encargado de la magia. Yo siempre digo que para marcar goles se necesita magia. El ‘10’ nunca va a desaparecer, pero cada entrenador tiene su esquema de juego y hay que respetarlo. Ahora no hay magia. Atacan 11 y defienden 11”, declaró un símbolo de la Selección, Carlos ‘Pibe’ Valderrama, a El corrillo de Mao. “Vamos a ver cuando vengan James y Quintero, si no los va a utilizar. Ellos dos deben jugar juntos, la ponen chiquita y el equipo gana”, agregó.

James Rodríguez

James Rodríguez, volante colombiano.

Foto:

Reuters

Queiroz se ha mostrado conforme con el rendimiento defensivo y algo preocupado por la definición. “Algunos jugadores tienen que rodar, pero también tengo la obligación de encontrar soluciones para el futuro”, dijo. Y en eso está.

José Orlando Ascencio
Subeditor de Deportes
En Twitter: @josasc

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.