El fútbol femenino alzó su voz, en una semana de polémicas y crisis

El fútbol femenino alzó su voz, en una semana de polémicas y crisis

Acoso sexual, entre las quejas de las jugadoras que decidieron hablar. Directivos anuncian medidas.

Selección Colombia femenina Sub 17

Selección Colombia femenina Sub 17.

Foto:

Archivo particular

Por: Deportes
24 de febrero 2019 , 10:10 a.m.

Bastó que un par de jugadoras de la Selección Colombia de mayores salieran a hacer denuncias para que el fútbol femenino, casi en pleno, decidiera alzar la voz. Fue una semana tormentosa, cuyas consecuencias para el desarrollo de esta disciplina en el país aún están por verse.

Quejas sobre acoso sexual y laboral, cobros indebidos, convocatorias paralelas y discriminación con respecto al pago de viáticos y de uso de uniformes marcaron los pronunciamientos de las jugadoras, que piden que se mejoren las condiciones para que el fútbol femenino vuelva por la senda que hoy parece perdida.

El caso más grave tiene que ver con el acoso sexual y laboral que denunciaron dos jugadoras de la Selección Sub-17, que hizo público la Liga contra el Silencio, un grupo de medios entre los que se encuentra la Fundación para la Libertad de Prensa (Flip).

El asunto llegó a la Fiscalía y por él ya rodó una cabeza, la del preparador físico, Sigifredo Alonso, quien fue despedido a mediados del año pasado, apenas se conocieron las denuncias en la federación.

Una de las afectadas, que en el momento en que ocurrieron los hechos (diciembre de 2017 a marzo de 2018) era menor de edad, y cuya identidad no se ha hecho pública, explicó cómo se dio ese acoso: “Me dijo que quería tener algo conmigo y que podía llevarme a cosas muy grandes en el fútbol”.

Después de que se negó a acceder a sus pretensiones, según la demandante, el miembro del cuerpo técnico pasó del acoso sexual al laboral. “Me sobrecargaba de trabajo, no me dejaba hablar en las reuniones, me gritaba. En un momento le pregunté si tenía quejas, y me respondió que era personal y que asumiera las consecuencias”, agregó la jugadora, en un testimonio recogido y publicado en la edición web del diario Publimetro, que hace parte de la alianza que integra la Liga contra el Silencio. Nunca más fue convocada.

Álvaro González Alzate, vicepresidente de la Federación Colombiana de Fútbol, se refirió a este caso en una conferencia de prensa en la que, según él, iba a referirse a los “temas de moda” del fútbol femenino.

“En el caso de Sigifredo Alonso, preparador físico de Didier Luna, se acercó un pariente de la niña, lo referimos a la oficina jurídica de la federación para las denuncias que tuviera a bien presentar. El señor Alonso estuvo tratando de contactar a la federación para ser contratado de nuevo, él dijo que no hubo ninguna denuncia en su contra, lo certificó, pero no se le reintegró porque había antecedentes y decimos: ‘verdad sabida, buena fe guardada’ ”, señaló González, quien agregó que Luna, el técnico de ese equipo, no tiene nada que ver con las denuncias.

“Voy a solicitar acompañamiento del comité de ética de la Fifa para que se haga una investigación seria, vamos a aclarar la situación adentro pero también afuera”, agregó.

La Selección paralela

Las quejas de acoso en la selección prejuvenil aparecieron justo después de que dos jugadoras del equipo de mayores, Isabella Echeverri y Melissa Ortiz, hicieran público un video en redes sociales en el que hacían varias denuncias sobre el manejo de esa escuadra, en especial en la época en que Felipe Taborda era el técnico.

La Liga contra el Silencio hizo eco de unas denuncias anónimas de jugadoras de la Selección de mayores, en las que aseguraban que Taborda realizaba convocatorias paralelas a las oficiales, en las que las jugadoras citadas debían asumir todos los gastos, y que incluso les cobraba por incluirlas. Eso habría comenzado a hacerse, según las futbolistas, desde que Taborda llegó a la Selección Sub-17, en 2012.

Felipe Taborda

El exdirector técnico de la Selección Colombia Femenina de Fútbol, Felipe Taborda.

Foto:

Archivo EL TIEMPO

Echeverri le ratificó las denuncias a EL TIEMPO, al asegurar que ella misma fue una de las citadas en ese grupo paralelo. “Cuando empecé mi proceso sub-20, a mí no me convocaron. Yo voy y me muestro como una ‘jugadora invitada’ y tuve que pagar por el hotel y todas mis cosas para que me tuvieran en cuenta. Mi queja contra Felipe (Taborda) es que siga negando lo de las jugadoras invitadas cuando yo fui una de ellas. Yo soy consciente de que eso pasaba, y él lo niega públicamente. Eso me parece superincorrecto. Si eso pasó es porque algo malo debió haber hecho él”, declaró Echeverri, hoy jugadora del Elpides Karditsas, de Grecia.

González Alzate defendió ese grupo paralelo. “¿Cuál problema tiene un técnico si la federación solo tiene para convocar a 30 jugadores, porque supuestamente 30 son más que suficientes, y que él separe otro grupo de jugadoras que no son las titulares para poderlas ver? Yo le veo es ganas de trabajo al técnico”, expresó. “Muy mal es que se demuestre que es verdad que él cobre para estar en ese grupo: eso es un atropello y un delito, pero ojalá los técnicos fueran tan capaces de tener tres selecciones”, añadió.

Dos días antes de la rueda de prensa, González le había asegurado a EL TIEMPO que nunca recibió una queja sobre supuestos cobros. “Uno de los responsables del fútbol femenino en Colombia soy yo, Álvaro González, y jamás, en los 36 años que llevo de dirigente, he conocido una queja o una denuncia o un reclamo de que los técnicos de las selecciones femeninas les hayan cobrado a las jugadoras por alinearlas o por convocarlas o por algo”, expresó. Taborda fue contactado por EL TIEMPO, pero no respondió.

Echeverri también denunció que llegaron a cobrarle por su propio uniforme. “Me intentaron vender mi camiseta con mi nombre en la espalda, algo que es lo más poco ético en el mundo porque después de que uno se la gana, la suda, ¿me dicen que pague por la camisa?”, dijo.

Selección Colombia femenina Sub17

Selección Colombia femenina Sub17.

Foto:

Tomado de @FCFSelecciónCol

Desde 2016, en una carta que las convocadas a los Olímpicos de Río le enviaron a González, comenzaron las peticiones para que hubiera más concentraciones y les mejoraran las condiciones laborales. Pero ahora, tanto Ortiz como Echeverri aseguran que el tema es peor, que les quitaron los viáticos y que incluso, en una de las últimas convocatorias, ni siquiera les pusieron tiquetes a las jugadoras que están en el extranjero.

González consideró que las quejas son extemporáneas. “¿Por qué ahora sacan un video y no mandaron una carta formal a la federación? Si hoy recibimos una denuncia formal en la federación de una sola jugadora, abrimos de inmediato una investigación, pero no lo haremos por versiones de prensa o por chismes”, dijo. Y les echó la culpa de los problemas internos a la falta de patrocinio para el fútbol femenino. “Cuando se vinculan, se espantan. No porque sean malas sino por cómo son las relaciones internas en los equipos de fútbol femenino. A uno le dicen, le cuentan, llegan un par de líderes negativas que no están para solucionar problemas sino para tener grupitos y predominar sobre el resto”.

¿Por qué no hablaron las jugadoras antes? La palabra parece ser miedo. Una de las primeras que reclamó, Daniela Montoya, nunca volvió a la Selección, tras reclamar un premio que les prometieron por avanzar a octavos de final en el Mundial de Canadá, en 2015. “Somos conscientes de que no nos llamarán más. Hay mucho miedo todavía, pero Isa y yo sabemos que tenemos apoyo. Sabíamos que iba a pasar, somos responsables y vamos para adelante”, declaró Melissa Ortiz a Futbolred.

La Selección femenina hoy no tiene DT. Y al parecer, la base que llegó a dos Copas del Mundo y dos Olimpiadas no estará, por lo menos, en los Panamericanos de Lima. “Me imagino que como ahora no manejaremos selecciones mayores sino que dedicaremos la atención a selección sub -15, sub-17 y sub-20 para proyectar el futuro, y queremos pasar la página de las mayores de 25 años, pienso que por eso las retaliaciones. A mí no me molesta que pase. Muchas veces, cuando eso pasa sirve para tomar correctivos y que la gente vea que comete errores”, dijo González.

Fue una semana muy movida en la que el fútbol femenino alzó su voz, pero la crisis no tiene aún solución. Todavía están por verse las consecuencias que las denuncias puedan tener en beneficio de las mujeres y de esta disciplina.



DEPORTES

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.