El ‘huevo de serpiente’ que resultó ser el partido River vs. Boca

El ‘huevo de serpiente’ que resultó ser el partido River vs. Boca

Opinión de Carlos Castelblanco sobre los incidentes durante la final de la Libertadores

River

Estadio de River.

Foto:

EFE

Por: Carlos Castelblanco
25 de noviembre 2018 , 07:38 p.m.

Horas antes de que se disputara el partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores entre Boca Juniors y River Plate, un video muestra a una niña que está siendo utilizada por una mujer para esconder bengalas y poderlas ingresar al estadio. El doloroso retrato de una sociedad enferma.

Al final de todo este novelón trágico y cómico, esa imagen tendrá un alto valor simbólico. La grabación dura apenas 11 segundos y fue hecha de forma clandestina desde el interior de un carro. En un plano torcido vemos a una mujer, que puede ser la madre, agachada sobre la pequeña y pegándole al vientre, con cinta adhesiva, las bengalas. 

NiñaMomento en el que a una niña le amarran bengalas.
Bombonera

La niña, inocente de llevar una carga mortal de pólvora adherida a su cuerpo, sonríe mirando a un grupo de personas que observan la escena con indolencia.

Esa indiferencia tan dolorosa frente a la crueldad contra una pequeñita es la manifestación del agotamiento de una sociedad anestesiada por el desánimo, la inmoralidad, enferma e incapaz de levantar la cabeza y salir hacia cualquier objetivo.

Esta sociedad 'futbolera', la de allá o la de acá, es el marco de una historia en la que las pedradas, los gases pimienta, los asesinatos, los insultos y el 'todo vale para ganar', parecen normales a un destino trágico: un partido de fútbol. Hombre y paisaje fundidos en el exterior de las calles y al interior de los conflictos de cualquiera de estas sociedades latinoamericanas.

Gente invadiendo, huyendo o simplemente poniéndose a salvo ante el miedo creciente que los va acorralando; todo bajo los lentes de las cámaras y en televisores que encuadran a la perfección a todos estos personajes de una obra absurda en la que simplemente corren de un lado para el otro.

Y en medio de todo ese caos, la imagen de una niña indefensa, juguetona, a quien una persona adulta le pega bengalas bajo la camiseta de un equipo de fútbol con el fin de evitar los controles policiales y entrar así con los artefactos al partido.

Son muchos los relatos e informes periodísticos que han retratado, con mayor o menor fortuna, la violencia en el mundo del fútbol. En este caso, nos asalta en vivo y en directo la peste que ha infectado a la sociedad y a sus personas: el miedo que paraliza, el miedo a intervenir para que no le amarren cargas de pólvora a un niño, el miedo producido por una depresión económica y social, el miedo generalizado, la indiferencia ante la injusticia.

Cualquiera puede ver el futuro que nos espera a las sociedades del fútbol si no hay una fuerte intervención y sanción por parte de las autoridades, de la prensa deportiva y de los dirigentes frente a estos hechos. Es como un huevo de serpiente. A través de la fina membrana se puede distinguir un reptil ya formado.

Carlos Castelblanco
Universidad de los Andes

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.