Secciones
Síguenos en:
Un viernes 13 vivió Colombia: razones de la derrota con Uruguay
AUTOPLAY
Los expertos de EL TIEMPO analizan el partido de Colombia frente a UruguayLos expertos de EL TIEMPO analizan el partido de Colombia frente a Uruguay.
James Rodríguez

AFP

Un viernes 13 vivió Colombia: razones de la derrota con Uruguay

Sin ideas, sin fútbol y sin ganas. El equipo de Carlos Queiroz mostró su peor versión.

Hay derrotas de las que se aprende y otras que dejan muchas preocupaciones. Y muy seguramente, ni Carlos Queiroz ni los jugadores de Colombia habrán podido dormir tranquilos: ni el calor, ni el horario, ni la nómina, ni el planteamiento, ni los cambios: nada le salió a la Selección, que sufrió la peor derrota de su historia como local en la eliminatoria, al perder 0-3 con Uruguay en Barranquilla.

Le puede interesar: (Insólito error de James: regaló el balón y llegó el segundo de Uruguay).

La formación que planteó Carlos Queiroz fue toda una sorpresa. Aunque llamó a dos jugadores para una hipotética posición de lateral derecho ante la ausencia de Stefan Medina y Santiago Arias, ninguno de los dos (Luis Orejuela y Daniel Muñoz) comenzó como titular. Sacó a Juan Guillermo Cuadrado del puesto de interior derecho y lo mandó a la defensa, y le abrió cupo a Mateus Uribe.

La otra modificación sí era más o menos esperada: como Dávinson Sánchez apenas llegó el jueves a Barranquilla, el DT se decidió por Jeison Murillo al lado de Yerry Mina en la pareja de centrales. Normalmente, al que no se le tiene tanta confianza es al nuevo, en este caso Murillo. Pero el que falló, muy feo y muy temprano, fue Mina, que entregó una pelota dividida por el centro del campo y a Lerma, el receptor del pase, lo anticiparon fácil. La jugada terminó en un toque de Nahitán Nández a Édinson Cavani y en el gol número 16 del ahora artillero del Manchester United en las eliminatorias.

Cavani

Edinson Cavani patea para anotar el primer gol de Uruguay. EFE/Mauricio Dueñas Castañeda

Foto:

EFE/Mauricio Dueñas Castañeda

Después del gol, Colombia se veía perdido, sin ideas, y más bien expuesto a que Uruguay le volviera a hacer daño. Si los celestes estaban preocupados por la ausencia de Federico Valverde, pues Lucas Torreira lo hizo olvidar rápido. Más bien, casi recibe un segundo gol en un balón que Lerma perdió saliendo de su campo. Rodrigo Bentancur robó, se asoció y Ospina tuvo que resolver en una doble atajada.

También lea: (Errores groseros: Mina, James y la defensa, en los goles de Uruguay).

A Queiroz le tocó desbaratar su esquema y barajar de nuevo. La intención era mantener la pelota y tratar de hacer daño y ahí el sacrificado fue el que, en el papel, es el que menos podía aportar en esa idea, Wílmar Barrios. James salió de la banda derecha, el 4-3-3 tradicional del DT portugués quedó en el olvido y con el ingreso de Luis Díaz, la idea fue distinta. Realmente solo hubo un acercamiento, no una gran opción de gol, en un centro de Lerma desde la derecha, un cabezazo de Duván Zapata más pensando en buscar receptor en el área chica que en rematar al arco, y una llegada tarde de Mina.

Con los mismos hombres, Colombia parecía comenzar mejor y alcanzó a meter un susto con un cabezazo de Zapata al palo, pero el equipo volvió a perder un balón saliendo: esta vez, el del error grave fue James Rodríguez: lo anticipó Bentancur, quien tocó para Luis Suárez. El ‘9’ del Atlético de Madrid tiró un centro al área y Jeison Murillo salió a tratar de cerrar: se fue en blanco y el juez Fernando Rapallini consideró que había penalti: ni el arbitraje ayudó al equipo, porque no se ve clara la infracción. Suárez anotó el 0-2 y sigue siendo el goleador histórico de las clasificatorias, con 25 tantos.

Selección Colombia

Luis Suárez  celebra al anotar el segundo gol de su selección.

Foto:

EFE/Mauricio Dueñas Castañeda

El desespero cundió en Colombia, en la cancha y en el banco. El DT intentó movimientos desesperados, con la entrada de Alfredo Morelos y Edwin Cardona y la salida de Muriel y Uribe. Pero el equipo se veía muy abierto, perdiendo en todos los mano a mano y haciendo que los hinchas buscaran la camándula cada vez que los uruguayos pasaban de la mitad de la cancha.

El equipo estaba jugado en busca del descuento, con las líneas muy adelantadas, y así dejó espacios que los uruguayos aprovecharon. Así, Darwin Núñez, que había entrado por el lesionado Nicolás de la Cruz en el intermedio del juego, tuvo tiempo y espacio para pegarle de media distancia y derrotar a Ospina para el 0-3, a los 28 de la segunda etapa.
Para completar la terrible tarde de Mina, el zaguero del Everton terminó expulsado por meterle un codazo a un rival en el minuto 90. Menos mal fue al final del juego, porque más temprano la catástrofe podía haber sido peor para el equipo.

Al técnico le quedan sábado, domingo y lunes para replantear, buscar opciones y ver cómo recupera lo perdido en casa y vuelve a meterse en la zona de clasificación, porque hoy la Selección aparece por fuera de la zona de clasificación a Catar 2002. Fue un viernes 13 de pesadilla, un partido para olvidar rápidamente y una derrota de esas que duelen, que aterrizan, que incluso hace perder la confianza. Desde ya hay que empezar a recuperarla.

JOSÉ ORLANDO ASCENCIO
Subeditor de DEPORTES
En Twitter: @josasc

Más de Deportes

A falta de Falcao, el capitán de Colombia fue Ospina y no James.

Vea las mejores imágenes del duelo entre Colombia y Uruguay.

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.