González, un jugador de reparto, fue el protagonista de la estrella

González, un jugador de reparto, fue el protagonista de la estrella

Se vistió de héroe y anotó el gol con el que Junior hizo la diferencia para ganar el título.

Yony González

Yony González celebra su gol.

Foto:

AFP

Por: DEPORTES
16 de diciembre 2018 , 08:33 p.m.

El trabajo siempre tiene su recompensa, y el fútbol a toda hora nos da muestras de ello. El papel de Yony González en el Junior siempre fue de reparto, y a veces tuvo que conformarse con apenas ser un extra. Yimmi Chará, Teófilo Gutiérrez, Jonatan Álvez y Luis Díaz fueron las estrellas del equipo barranquillero que opacaban a un jugador de 24 años que seguía trabajando en lo suyo. Este domingo, con un remate a los 26 minutos del segundo tiempo, selló la consecución de la octava estrella del Junior, al conseguir el gol que hizo la diferencia en la final contra el Medellín.

“La verdad, estoy feliz por el gol; estaba buscando desde hace mucho ese momento. Cuando estaba analizando el partido, pensé en entrar y darle una felicidad a mi equipo. Estoy feliz por el título porque el equipo estaba buscando hace muchos años”, comentó González en entrevista con Win Sports, en medio de la emoción y la contención de lágrimas al cristalizar su segundo título como profesional en su carrera (ganó la Copa Colombia 2017 con Junior).

A los 17 minutos del segundo tiempo, el técnico Julio Comesaña decidió que era el tiempo de González y decidió su ingreso por Luis Díaz. El partido estaba servido para su entrada: Medellín, volcado al ataque para intentar descontar la gran diferencia; muchos espacios atrás para el contragolpe, aprovechando su velocidad en busca del gol que tranquilizara al Junior, que perdía 2-0 a esa altura del partido.

En el único momento en el que Junior pudo controlar el juego, González lo supo aprovechar. Tras una confusión entre los defensores del DIM, el delantero no pensó para sacar el remate al arco, con tan buena fortuna de campeón que el balón se estrelló en la espinilla de Hernán Pertuz, y como un imán se estrelló en el palo e infló la red del arco sur del Atanasio Girardot.

El primero que salió a correr a abrazar a Yony fue Jarlan Barrera, el villano en la Copa Suramericana tras desperdiciar un penalti al minuto 110 en la final contra Atlético Paranaense. Tras tirar al piso a su compañero, el resto de jugadores de Junior se abalanzaron encima del autor del gol del título.

Luego vino la lucha para no dejar vivir al Medellín, que logró marcar el tercero y volvió a poner la serie a un gol del anhelado empate para forzar los malditos tiros penaltis para el Junior, pero este escenario nunca llegó. González siguió molestando a los centrales del equipo antioqueño para que no salieran jugando, forzó tiros de esquina en los cuales se consumía el tiempo vital para que los rivales no se pudieran montar en el partido de nuevo y se vistió de actor principal para no permitir que la estrella se escapara.

“Fue un partido difícil, Medellín nos hizo pasar muy mal; en algún momento me hizo dudar de que lográramos ese resultado, pero gracias a Dios marqué este gol importante. Más allá de mi anotación, cerramos este ciclo con la octava estrella”, aseguró Yony González, acompañado de su “futura” esposa, tal como él lo afirmó a las cadenas de televisión y el resto de su familia.

Fue Medellín el lugar que lo vio nacer, la tierra donde Yony González se hizo héroe. A pesar de que sus primeros momentos no fueron como él los deseaba, con mucho esfuerzo le dio la vuelta a la situación para aparecer en los momentos importantes. “Viví momentos difíciles; al principio fui muy resistido por la hinchada, recibí comentarios que no servían mucho para mí. Pero siempre tuve fe, y este es el esfuerzo al trabajo que he hecho”, aseguró el jugador.

El gol de ayer no lo olvidará González, como tampoco el que hizo en la final de ida en la Suramericana contra Paranaense. En esa oportunidad empató el partido y cambió el rumbo de un juego que se les estaba complicando a los barranquilleros. “Se marcaron goles importantes, di todo cuando el profesor decidió ponerme; la verdad, este es el premio a todos mis compañeros que lo dieron todo en la cancha y los frutos del esfuerzo de todos para que este título no se nos fuera a escapar”, dice el hombre del título del Junior.

De los 70 partidos que jugó Junior en el año 2018, González apenas estuvo en 41, solo en 21 fue titular e ingresó para rematar partidos 21 veces; el último fue el mejor de toda su carrera. En esa cantidad de actuaciones anotó nueve goles, cifra nada despreciable para un futbolista que siempre fue un actor de reparto.

El de este domingo posiblemente haya sido el último partido de Yony González con el Junior, pues se dice que tiene varios ofrecimientos de clubes del fútbol colombiano y su destino podría ser Santa Fe. La espinilla de Pertuz y el palo del arco del Atanasio le dieron la suerte al antioqueño para quedar en la historia del Junior por siempre.

DEPORTES

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.