Wílder Medina y el escándalo: la verdad sobre su actualidad

Wílder Medina y el escándalo: la verdad sobre su actualidad

El delantero explicó sus proyectos, su herencia de la droga y su delgadez. 

AUTOPLAY
La lupa Futbol Red: la verdad de Wilder Medina
Wílder Medina

Manuel Alzate - EL TIEMPO

Por: Jenny Gámez A.
23 de diciembre 2019 , 09:20 p.m.

Wílder Medina convive con el escándalo de una manera casi natural. Una vida llena de dificultades, entre pandillas y drogas en la adolescencia, fue la mejor escuela para hacer lo que hoy le exige la vida: caer y levantarse siempre, a pesar de todo y de todos.

Marcó 88 goles en 212 partidos como profesional, fue figura en Tolima y Santa Fe y se quedó a las puertas de la Selección Colombia por una razón que hoy reconoce: “me saqué yo mismo”.

Hoy habla con la paz de su espíritu y la tranquilidad de no haber recaído en los problemas del pasado. Habla como entrenador, su nuevo sueño.


¿Ser entrenador es su plan de retiro?

Cuando iban a enterrar a mi padre le dije voy a jugar profesional, porque yo era el goleador del Magdalena Medio y él vivía orgulloso, le dije que iba a poner una escuela en honor a él y luego ya me gustó y puse una a nombre mío, tengo una en Bogotá y otra en Ibagué. Mi sueño es dirigir profesional, este es un comienzo para algún día dirigir un equipo profesional y por qué no una Selección Colombia.

A la hora del adiós: ¿usted dejó el fútbol o el fútbol lo dejó a usted?

Me faltó una última oportunidad para retirarme bien. Tengo una lesión grave, no tengo cartílago, es un dolor muy fuerte. Pero me hubiera gustado jugar seis meses más, de pronto en Tolima o Santa Fe. Pero fue la decisión de Dios. Hice cosas grandes en el fútbol, saqué la casta. En Medellín, en el master Senior, me decían ¡seis meses más Medina! Uno a esta edad no genera mucho a un equipo, viene un muchacho joven y te quita el puesto, pero de pronto si alguien te quiere te tiende la mano.

Me hubiera gustado jugar seis meses más, de pronto en Tolima o Santa Fe. Pero fue la decisión de Dios

¿O sea que si suena el teléfono usted está listo para volver?

Siempre he dicho que con una buena pretemporada se puede, y yo tengo como 20 mil pretemporadas. Yo me cuido, si llega la llamadita ahí estaré. Tienen mi número, miramos a ver cómo estoy…

¿Es por eso que está tan flaco?


Uno sí cambia la alimentación, además viajo mucho, ahora ando ayudando también en la política, y con tanta cosa no volví a entrenar. Como muy poco, a veces no desayuno, me tomo un café, almuerzo y muchas veces con eso hasta mañana, como dice mi mamá. Nos acostumbramos a lo poco. Cuando uno juega hay que inyectarse, tomar vitaminas, proteínas y eso ya no está. Siempre me gustó verme delgado, el día que me salga barriga no vuelvo a jugar fútbol.

¿Qué sintió cuando vio la foto y el rumor sobre una recaída?

Me preocupó la foto porque mis hijos están grandes, manejan redes sociales y me preguntaron: les dije tranquilos que es gente malintencionada, no te quieren ver bien por lo que estoy haciendo, pero desde que usted me vea bien, no pasa nada. Mucha gente dudó pero se aclaró todo.

Wilder Medina

Wilder Medina en la foto que generó los comentarios.

Foto:

Tomada de Twitter


En la era de las redes sociales es difícil dejar atrás la historia de la adicción a las drogas. ¿Cómo está hoy? ¿Ha tenido alguna recaída?

Eso me enseñó a madurar. Tal vez no tuve una buena guía, me faltó mi padre, mi madre hizo lo que pudo. Yo me refugio en mi familia, en Dios. Mi círculo ahora es Emaus, me mandan dosis diarias de la palabra, lo hago con mi papá en el fútbol, que es César Pastrana. Le tengo miedo a no estar en paz y estar sobrio el día que me llegue la muerte.

¿Hay tentaciones?

¡Muchas! A veces las disfrazan con mujeres. En eso me ha costado un poco cambiar, es el pecado. Hoy tengo una gran pareja, que me valora, se atrevió a pesar de saber todo. Me alejé de la calle y la fiesta porque ahí está la tentación

¿Cuántas mujeres lleva?

(Risas) Ahí sí me corcha.

¿Cuántos hijos?

Cinco. Con cuatro mujeres… Los veo mucho, los llamo, les escribo. Lo mejor de mí es para ellos.

¿Qué quedó de la droga?

Deja muchas secuelas que me impidieron llegar mucho más alto, como ser humano se degrada uno mucho, mucha gente cierra puertas. No deja nada bueno. Pero soy un guerrero.

¿De qué se arrepiente?


De dejar a mis hijas en un momento que no debí. Arriesgamos con Ecuador, era una plata importante, y no pagaron, pero estaba en una edad que tenía que hacerlo. La oportunidad de Selección Colombia iba a llegar pero salió la sanción del año, yo iba con Bolívar, pero me bajaron del avión…

¿Me bajaron o me bajé?

Claro, me saqué yo mismo. Pero volví a Santa Fe, fui goleador, y la satisfacción es que si uno se cae se levanta y con más verraquera.

Jenny Gámez A.
Editora de Futbolred
@JennyGamezA

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.