Al 'Palomo' Usuriaga le cortaron el vuelo hoy hace 15 años

Al 'Palomo' Usuriaga le cortaron el vuelo hoy hace 15 años

Perfil del autor del gol con el que Colombia clasificó al Mundial de Italia 1990.

AUTOPLAY
Al 'Palomo' Usuriaga le cortaron el vuelo hoy hace 15 añosAl 'Palomo' Usuriaga le cortaron el vuelo hoy hace 15 años
Albeiro Usuriaga

Archivo / EL TIEMPO

Por: José Orlando Ascencio
11 de febrero 2019 , 06:06 p.m.

Era un delantero atípico. A pesar de su estatura (1,92 metros) tenía una habilidad sensacional. Lo demostró en la jugada más importante del fútbol colombiano en la década del 90, en el enganche que hizo para dejar atrás a un defensa y quedar de frente al arquero israelí Boni Ginsburg y anotar el gol que, sumado a un 0-0 en Tel Aviv, le dio a Colombia la clasificación a la Copa del Mundo después de 28 años de ausencia.

Afuera de la cancha, Usuriaga era un niño, de sonrisa fácil, generoso con sus amigos. Fue muy amigo de la noche y eso le costó que su carrera no fuera mucho más importante. Pero con lo que logró le alcanzó para quedar en la historia.

Le decían ‘El Palomo’. Y el apodo nació en su paso por el Cúcuta Deportivo, en 1988. Le encantaba salir a pasear por el malecón, vestido de blanco de la cabeza a los pies. A ese equipo había llegado prestado por el América, que por esos años se daba el lujo de ceder futbolistas a muchos equipos del continente. Al club rojo había llegado tras patear balones en el barrio 12 de Octubre, donde creció.

En América debutó en 1986, en una nómina alterna a la que apodaban ‘Los pitufos’, porque la mayoría eran de baja estatura: Ánthony de Ávila, Orlando Maturana, Chonto Herrera… Todos, en su momento, salieron a otros clubes a buscar fortuna. Y la del ‘Palomo’ se demoró en llegar. Se fue primero al Tolima y luego, en 1988, llegó al Cúcuta, que llevaba ocho años sin meterse a las finales. Compartió delantera con un legendario atacante paraguayo, que se destacó más por su pinta que por su juego: el ‘Cavernícola’ Felipe Nery Franco.

Algo tenía Usuriaga que llamaba la atención. Y Francisco Maturana, que estaba construyendo el gran Nacional que luego ganaría la Copa Libertadores, lo pidió prestado al América. El ‘Palomo’, literalmente, voló en la Copa, en especial en la semifinal, en la que le marcó cuatro goles a Danubio de Uruguay en un 6-0 en Medellín, y en la final, en un estadio El Campín disfrazado del Atanasio Girardot, verde en todas sus gradas: un cabezazo de espaldas al arco sur abrió el camino del empate en la serie final y el eterno desempate desde los 12 pasos en el que René Higuita se graduó de ídolo.

Albeiro Usuriaga

Albeiro Usuriaga, con la Copa Libertadores. A su lado, Luis Carlos Perea.

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

Maturana no lo llevó a la Copa América de Brasil, que se jugó mes y medio después del título de la Libertadores. Pero sí le fue dando minutos en la eliminatoria, hasta que se consagró con el gol a Israel. Pero curiosamente, no lo llevó al Mundial. Nunca se supieron las razones reales. Pero él dio una pista, en una entrevista con Fabio Poveda Márquez para un libro llamado ‘Dioses de carne y hueso’: “Me agrandé, perdí la humildad, no quería hablar con ningún periodista, y me fastidiaba tener que firmar autógrafos. Ya me creía que era Pelé”.

América lo reenganchó en 1990 para luego cederlo al Málaga de España durante un año. Fue el primer colombiano en jugar en la Liga española. Pero le pudo más la nostalgia por la tierra: apenas actuó en seis partidos. Volvió al club rojo de Cali antes de pasar a otro diablo en el que se convirtió en leyenda: Independiente.

En el rojo de Avellaneda, Usuriaga se encontró con un atacante al que le hizo fila en la banca en el América, Ricardo Gareca. Y con el ‘Palomo’ en la cancha, Independiente fue campeón argentino en 1994 y también ganó la Supercopa, ese mismo año.

Futbolistas asesinados

Usuriaga fue ídolo en Independiente.

Foto:

Archivo EL TIEMPO

Tras pasos por el Necaxa de México, el Barcelona de Ecuador y el Santos (sí, el equipo de Pelé), el ‘Palomo’ volvió a Independiente, pero su carrera comenzó a ir cuesta abajo. Lo sancionaron con dos años por consumo de cocaína, pero logró que se la levantaran. Pero empezó a rodar de club en club sin que pudiera ser el de antes: Millonarios, Bucaramanga, General Paz Juniors, All Boys, Sportivo Luqueño, Chicó Fútbol Club y Carabobo de Venezuela, su último equipo, en 2003.

El 11 de febrero de 2004, el ‘Palomo’ fue asesinado a tiros en su Cali del alma. Hasta ahí llegó el vuelo del ‘Palomo’, al que hoy, 15 años después de su muerte, aún añoran los hinchas de Independiente. Y también los de Nacional, que le deben, en buena parte, el primer gran título de su historia.

Ficha técnica

Nacimiento: 13 de junio de 1966

Equipos: América (1986 y 1991-93), Tolima (1987), Cúcuta (1988), Nacional (1989), Málaga (1990), Independiente (1994-95 y 1997), Necaxa (1995-96), Barcelona, Ecuador (1996), Santos (1996), Millonarios (1998), Bucaramanga (1998), General Paz Juniors (1999-00), All Boys (2001), Sportivo Luqueño (2002), Chicó (2002) y Carabobo (2003).

Partidos jugados en la A: 183

Goles: 38

Tomado del libro '¡Jueguen, muchachos!', de José Orlando Ascencio (Intermedio Editores, 2018).

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.