El acoso sexual, un problema recurrente en el deporte
no es hora de callar
No es hora de callar patrocinado

El acoso sexual, un problema recurrente en el deporte

La denuncia de Carolina Rozo contra Didier Luna es apenas una de las muestras de esta situación. 

Delito sexual en el deporte 2

Didier Luna y Carolina Rozo.

Foto:

Federación Colombiana de Fútbol - Héctor Fabio Zamora. EL TIEMPO

Por: Deportes
13 de febrero 2020 , 06:56 p.m.

La decisión que tomó esta semana la justicia colombiana tras las denuncias de acoso sexual presentadas por la exfisioterapeuta de la Selección Colombia femenina Sub-17, Carolina Rozo, contra el extécnico de ese equipo, Didier Luna, volvió a sacar a flote este tema, el cual lamentablemente no es nuevo en el deporte.

Luna aceptó este miércoles un preacuerdo que su defensa hizo con la Fiscalía y logró que se cambiara el delito de acoso sexual por el de injuria por vía de hecho, para lo cual debe pedir perdón y reparar económicamente a la víctima.

Hay casos posteriore, como el de la gimnasta rusa Olga Korbut, ganadora de cuatro medallas de oro en los Olímpicos, tres en Múnich 1972 y una en Montreal 1976, quien aseguró en 1999, ya retirada del deporte, que había sido “esclava sexual”, de su entrenador, Renald Knysh. El técnico salió absuelto por falta de pruebas.(Lea también: No me interesa su historia en el fútbol: juez que regañó a Didier Luna)

Otro caso con mucho ruido fue el de la saltadora mexicana Laura Sánchez, quien llegó a ser medalla de bronce en los mundiales de atletismo de Barcelona, en 2003. El entrenador de Sánchez, Francisco Rueda, renunció a su cargo intempestivamente.

Luego, la mamá de la deportista reveló que Rueda había mantenido relaciones sexuales con su hija y que también la obligó a tenerlas con su esposa, amenazándola con no llevarla a los Olímpicos de Atenas 2000 si no lo hacía. Finalmente, la deportista no solo rompió su silencio, sino que acusó a su mamá de cobrar dinero por revelar el escándalo.

A raíz de ese y de otros casos que se registraron por la misma época, el Comité Olímpico Internacional publicó en 2006 la ‘Declaración de consenso sobre el acoso y el aviso sexual en el deporte’, en la que exigió a todas las organizaciones deportivas “desarrollar políticas de prevención de acoso sexual, a evaluar el impacto de esas prácticas abusivas e incluso a fomentar la denuncia de terceras personas que saquen los casos a la luz”.
(Vea nuestra galería: Didier Luna y escándalos de delitos sexuales en el deporte)

Es un tema complejo, sobre todo porque generalmente el abusador tiene un nivel de superioridad. Para el deportista, su entrenador es casi un ídolo

También el Código de Ética Deportiva de la Unesco les endilga esas responsabilidades a las entidades que manejan el deporte. La primera responsabilidad es “Velar por la implantación de garantías en el contexto de un marco general de apoyo y protección a menores, jóvenes y mujeres, con objeto de proteger del abuso y acoso sexual a los grupos antes mencionados y de impedir la explotación de los menores, en particular de los que muestren aptitudes precoces”.

Sin embargo, muchos de esos casos no salen a la luz pública ni mucho menos alcanzan a ser denunciados a las autoridades. Y otros se presentan a la justicia ordinaria mucho tiempo después de que ocurren.

La denuncia de Carolina Rozo se conoció más de un año después de que ocurriera el supuesto acoso de Luna, al que le imputaron cargos el 11 de marzo del año pasado.

(Reviva las declaraciones de Luna: Explosivas declaraciones de Didier Luna, tras denuncia de acoso sexual)

Y no fue el único caso que se denunció por esos días. Dos jugadoras de la Selección Colombia Sub-17, cuya identidad no fue revelada, también dijeron haber sido acosadas por el preparador físico de ese equipo, Sigifredo Alonso. 

También un árbitro, Hárold Perilla, decidió llevar a la Fiscalía, el 8 de marzo del año pasado, una denuncia contra el exjuez Óscar Julián Ruiz y el integrante de la Comisión Técnica Ímer Machado por "acoso sistemático". Perilla había perdido dos años antes la escarapela Fifa. 

“Es un tema complejo, sobre todo porque generalmente el abusador tiene un nivel de superioridad. Para el deportista, su entrenador es casi un ídolo. Se siente sometido a su autoridad y denunciar es casi imposible. Uno muchas veces viene a conocer de esos casos después de 10, 15 años, cuando la persona sale del yugo del entrenador y ya no tiene miedo de denunciar”, dijo el entonces director de Coldeportes y hoy ministro de esa cartera, Ernesto Lucena.

“El boom del caso del fútbol es evidente, ¿pero a las otras deportistas quién las defiende?”, dijo la presidenta de la ONG Asomujer y Deporte, Aurys Espinel.

Hubo casos muy delicados, como el del entrenador de levantamiento de pesas Pedro Julio Echeverría, capturado el año pasado. Le imputaron cargos por “acceso carnal violento en concurso homogéneo sucesivo agravado, acto sexual violento agravado y acoso sexual”.

Las denuncias contra Echeverría existían desde 2013, pero pasaron años antes de que las afectadas presentaran las pruebas. “Las cinco primeras denuncias quedaron en letra muerta. Desde el año pasado, una mamá, que es la más valerosa, cogió todos los WhatsApp que el señor le mandaba a la niña, hasta que un día le puso cita en un motel”, explicó Espinel.

El Comité Olímpico Internacional ordenó hace casi 13 años a todas las organizaciones deportivas hacer programas de prevención contra el acoso y abuso sexual.

DEPORTES

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.