Meluk le cuenta... (Punto para la clase obrera)

Meluk le cuenta... (Punto para la clase obrera)

Fue un partido defensivo impecable sin montar un plan de tanquetas atravesadas debajo del arco.

AUTOPLAY
Meluk le cuenta... Punto para la clase obreraMeluk le cuenta... Punto para la clase obrera
Meluk le cuenta... Punto para la clase obrera

EL TIEMPO

Por: GABRIEL MELUK
02 de diciembre 2019 , 12:00 a.m.

Un partido defensivo impecable fue el del América en el primer asalto de la final de la Liga y en las temibles y profundas aguas del Metropolitano le cerró las fauces al tiburón Junior y logró un 0-0 que –evidente– no es definitivo, pero que deja sabor dulce en la boca del diablo que logra la ventaja teórica de no perder fuera de su casa.
Y fue un partido defensivo impecable sin montar un plan de tanquetas atravesadas debajo del arco, sin rodear sus 18 con una burda cerca de alambre de púas.

América jugó un partido con marcado acento en la seguridad, pero jugando con la cara arriba, poniendo el partido en la mitad de la cancha y amenazando con pocas, pero peligrosas llegadas.

El trabajo, la disciplina, el orden y la concentración son palabras que en el fútbol se relacionan con las tareas defensivas y la destrucción. América fue trabajo, disciplina, orden y concentración.

Junior, por su parte, no tuvo ni el ingenio, ni el talento ni la intensidad ofensiva para resolver la ecuación formulada por el América. Junior enchufó los primeros 10 minutos la electricidad de su juego, con tres llegadas y remates, pero después fue controlado con el gran juego de Carrascal en el medio campo, y por una doble línea de cuatro muy juntica.

Junior quedó, entonces, en una misma velocidad, se quedó sin sorpresa, ‘Cariaco’, Teo y Cantillo jugaron muy lejos uno del otro y muy estáticos, Piedrahíta no encontró la llave para levantar la tranca de doble hombre por su banda y Cetré no tuvo espacios para picar. En los últimos 10 minutos empujó con ollazos y tiros libres de costado que controló sin afanes América con Segovia y Volpi. Rebotó en el muro.

Este domingo se estrenó en Colombia el videoasistente arbitral. El VAR acertó al corroborar la buena decisión del línea Alexánder Guzmán que anuló una jugada de gol de Junior por fuera de lugar de Teo, pero se quedó mudo en una acción de penalti para América por golpe de Mera a Rangel. El penalti es una de las jugadas definidas para el VAR y el golpe fue evidente. ¿Qué le pasó a Nicolás Gallo, el juez del monitor de TV? La única explicación que supongo es que Gallo no consideró que hubiese un error manifiesto y evidente y vio un contacto normal de acción de juego. Era penalti y el gran hermano, ese dios de ojo gigante, no lo vio.

La final, obvio, está abierta: el sábado en Cali el partido definitivo arranca empatado y con la ventaja teórica para el América por jugar de local. Pero, recuerden: Junior es el actual bicampeón de Colombia ganando sus títulos de visitante en Medellín, contra el DIM, y Bogotá, contra Pasto. Esas dos veces perdió ambos juegos, pero ganó la estrella.
El diablo apretó tuercas y pernos, y terminó limpiando la grasa de sus manos en el overol y quitándose el sudor de la cara con una bayetilla escarlata. El de anoche fue un punto para la clase obrera defensiva del América.


Meluk le cuenta...

GABRIEL MELUK
Editor de DEPORTES
En Twitter: @MelukLeCuenta

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.