Meluk le cuenta...(¡Bang...! Un tiro en el pie)

Meluk le cuenta...(¡Bang...! Un tiro en el pie)

Su proclama de cese de actividades en diferido fue apenas un ladrido: ¡no tuvo colmillos!

AUTOPLAY
Meluk Le Cuenta... ¡Bang...! Un tiro en el pieLa Asociación Colombiana de Futbolistas Profesionales de Colombia (Acolfutpro) se pegó un tiro en el pie al abortar la huelga que había convocado para la fecha 20 de la Liga.
Meluk le cuenta Bang

Introduzca el texto aquí

Por: Gabriel Meluk
27 de octubre 2019 , 10:25 p.m.

La Asociación Colombiana de Futbolistas Profesionales de (Acolfutpro) se pegó un tiro en el pie al abortar la huelga que había convocado ante la negativa de los directivos de la Federación de Fútbol y la Dimayor de sentarse a negociar su pliego de peticiones. El movimiento ha quedado cojo porque jugó la carta del paro, la más fuerte que tenía –quizás la única–, y fue derrotada con relativa facilidad.

La debilidad de los huelguistas se evidenció cuando la Acolfutpro, el martes pasado, dio la orden de entrar en cese de actividades retardado: en lugar de anunciar un paro inmediato para la jornada que empezaba 24 horas después, lo fechó para el próximo domingo 3 de noviembre, el supuesto día de los últimos partidos del todos contra todos. Con esa declaración de efecto retardado demostró fundamentalmente dos cosas. La primera: que si bien podían tener la mayoría de los jugadores a favor de la idea de la huelga, no tenía unanimidad.

Varios de los afiliados jugarían a pesar de la definición de esa ‘hora cero’. Y la segunda: que, en consecuencia, no cuenta hoy ni con el músculo, ni la fuerza ni el poder para detener la Liga.

Su proclama de cese de actividades en diferido fue apenas un ladrido: ¡no tuvo colmillos!

Así las cosas, los dueños y presidentes de los equipos que conforman la Dimayor, el brazo profesional de la Federación de Fútbol, con una posición muy sólida en defensa de sus intereses patronales, al ver que Acolfutpro no tenía cómo morder, estrechó su cerco de presión con amenazas de despidos y terminaciones justas de contratos; ambas opciones bien factibles, pues la asociación de futbolistas no es un sindicato y, así las cosas, sus asociados no gozarían de fuero. Y, jaque mate, adelantó la última fecha para mañana, con lo que dejó en evidencia a Acolfutpro: no tenía la unidad de cuerpo ni el poder para garantizar la movilización de sus 1.117 afiliados a una huelga cierta, segura y monolítica. Sin otro camino, entonces... ¡bang! Levantaron la orden de paro, su arma de presión más fuerte, y el tiro les salió por la culata.

La Dimayor, el ala profesional a la que representan el presidente y otros tres dirigentes del comité ejecutivo de la Federación de Fútbol, no está dispuesta a darle ni el más mínimo tipo de interlocución, reconocimiento, validación o legitimación a Acolfutpro: los nombres de Carlos González Puche, el director ejecutivo, y de Luis Alberto García, secretario general, les provocan urticaria y repulsión. En la Dimayor entienden que darles a ellos cualquier espacio es permitirles el cogobierno, la coadministración y la repartición de su riqueza (que definen como su pobreza...).

Es tal el grado de resistencia que la Dimayor se enfrentó sin pudor y llamó mentiroso al viceministro de Relaciones y Asuntos Laborales, y la Federación y la Dimayor no asistieron al Ministerio del Deporte para firmar un acuerdo de transparencia de apuestas porque estaban también los de Acolfutpro.

La Dimayor ganó este pulso. Es evidente, como también lo es que en las ligas más poderosas del fútbol mundial existen asociaciones gremiales o sindicatos de futbolistas que gozan de los logros que hoy pide Acolfutpro, incluso en los puntos económicos más polémicos.

Acolfutpro quizás emprenda ahora una nueva ofensiva a través de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Federación Internacional de Futbolistas (Fifpro), para que presionen a la Fifa y a los ministerios de Trabajo y Deporte, para que, al menos, sean escuchados por la Federación y la Dimayor. Hoy, con el reversazo de su huelga, se dieron un tiro en el pie.Meluk le cuenta...

GABRIEL MELUK
Editor de Deportes
En Twitter: @MelukLeCuenta

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.