Millos, imparable, le quitó el invicto a Junior: 2-0 en El Campín

Millos, imparable, le quitó el invicto a Junior: 2-0 en El Campín

El equipo de Jorge Luis Pinto ganó con goles de Felipe Jaramillo y Matías de los Santos.

Felipe Jaramillo

Felipe Jaramillo, volante de Millonarios.

Foto:

Héctor Fabio Zamora / CEET

Por: Pablo Romero
28 de abril 2019 , 10:27 p.m.

Mackalister a Lasso, pase atrás para Jaramillo, la mirada del nuevo bombardero en la pelota, los dientes apretados, la pierna derecha que sube y baja como una palanca, el impacto insolente, lejano, el arquero afuera, el reloj en el minuto 36, el efecto hacia la derecha, el ruidito en la red, luego el aplauso, el abrazo, la sonrisa, el ole, ole, ole, el goool, goool, goool de Millonarios, el primero de dos, el primero de la función, el primero de dos cañonazos frente a Junior, el primero de la victoria.

¿Y qué iba a decir el arquero Viera después de eso? Nada, no podía decir nada. Cuando se dio cuenta de la pelota, esta ya venía con candela, como impulsada por una bazuca; la buscó, claro que la buscó, pero no la encontró, apenas estiró el brazo izquierdo y solo sintió la ráfaga de viento, y después cayó, rebotó en el pasto, ¿y ya qué iba a decir?, ¿que no marcaron, que no presionaron, que lo dejaron patear?, pues sí, todo eso, pero para qué decirlo en ese momento si ya no había nada que hacer, si el estadio El Campín ya vibraba con unos 20 mil desaforados, si Felipe Jaramillo, el autor, ya se agarraba la camiseta y celebraba el primer gol.

Si los que juegan son Millonarios y Junior, esas emociones son posibles, hay que tener paciencia. Uno sabe que algo va a pasar en algún momento. Al minuto 10 o al 35. Que nadie se distraiga, que nadie vaya al baño, que nadie parpadee, porque algo viene, algo se presiente, así Junior no juegue a nada, así Millos no le preste la pelota.

De repente, a Marrugo le da por tocar, y todos le entienden, y todos tocan, y entonces nace una pared, y Andrés Román llega al área y patea, pero le desvían el disparo. ¡Uy, casi! Eso pasó cuando apenas iban 8 minutos, así que con más razón, nadie se podía distraer en las tribunas. Estaban advertidos, faltaba más, faltaba mucho.

No fue partidazo como se anticipaba, como si fuera el estreno de una película; porque Junior no jugó con sus estrellas, porque Teo y Díaz estaban en el banco, porque Millos lo sometió. Si Junior agarraba la pelota recibía una embestida, dos, tres, cuatro tipos de azul encima, cuatro lobos feroces. Por eso Junior no conectaba cuatro pases buenos. Se vio un equipo azul engranado, con piezas aceitadas, y otro, rojiblanco, con piezas desencajadas. Patadita va, patadita viene. Millos con el balón, Junior tras él. Primer tiempo, 1-0, victoria local.

¿Y qué, Junior se iba a quedar de brazos cruzados viviendo en carne viva el baile? No. Al primer instante del segundo tiempo entró el habilidoso Díaz. Pero Díaz entró a pegar una patada de esas que merecen captura y juicio, y apenas le pusieron amarilla. Luego tuvo que entrar Teo, a ver si el equipo se parecía más al que es. Tampoco.

Pero se les advirtió, es un Millos-Junior, cualquier cosa puede pasar, al minuto 10 o al 35 o al 55. Y fue en ese momento cuando Marrugo hizo de las suyas otra vez, cuando hizo que ese estadio azul se volviera a sacudir, a entusiasmar. Clavó un remate arriba, potente, con furia, con tanta ubicación que pareció calcular que la pelota fuera al travesaño, y allá fue, y ese arco sur aún se debe estar moviendo. Marrugo alcanzó a gritar la G y la O, pero la L se le quedó atragantada. Lástima, Marrugo, era golazo.

Pero, calma, hay más, el partidito daba para más, se les anunció desde el principio, porque son Millos y Junior, y porque faltaba otro bombazo, parecido al primero, pero no tanto. Tiro libre, más lejos, unos 40 metros mal contados.
Matías de los Santos, que se sabe que tiene pólvora en los guayos, pateó, no miró el arco, no había necesidad, su disparo iba a ir allá, con todo y barrera o sin ella, era un misil, pero un misil con efecto hacia afuera, y otra vez Viera, pobre Viera, vio que ese cañón se movía, y de nuevo voló y escuchó el ruido en la red, y cayó al pasto y ya no rebotó, apenas se sacudió con rabia, y cómo no, sí fue otro golazo. Viera, en serio, no hay nada que hacer. Viera en el piso, la hinchada azul, de pie.

Pero no se distraigan que hay más, porque Junior al fin atacó, y Teo casi vence a Faríñez, y luego el propio Viera va a cobrar un tiro libre que no superó la barrera. Querían el descuento, pero ya no tenían más tiempo.

Ahora sí, suena el pitazo, al fin el hincha suelta el aire, se levanta, aplaude, grita, va por su tinto, ya puede parpadear, se puede ir, lo que tenía que ver ya lo vio, dos bombazos y una gran victoria, y celebran, porque Millonarios sigue su camino y ya va en 37 puntos, y no para, no quiere parar.

Millonarios 2 - 0 Junior

Millonarios: Wuilker Fariñez (6); Andrés Román (6), Matías de los Santos (7), Luis Payares (6), Felipe Banguero (5); Felipe Jaramillo (8), César Carrillo (6); Eliser Quiñones (6), Christian Marrugo (7), David Silva (7); Fabián González(6).
Cambios: Roberto Ovelar por González (23 ST) Cristian Huérfano por Quiñones (36 ST) Alex Rambal por Marrugo (40 ST).
D.T.: Jorge Luis Pinto.

Junior: Sebastián Viera (5); David Murillo (4), Rafael Pérez (5), César Haydar (5), Gabriel Fuentes (4); Leonardo Pico (5), Victor Cantillo (5); Daniel Moreno (4), Sebastián Hernández (5), Freddy Hinestroza (4); Michael Rangel (5).
Cambios: Luis Diaz (5) por Hinestroza (1 ST); Teófilo Gutiérrez por Pico (19 ST); Roger Torres por Moreno (36 ST).
D.T.: Luis Fernando Suárez.

Goles: Felipe Jaramillo (37 PT), Matías de los Santos (25 ST) por Millonarios.

Amonestaciones: Carrillo (21 PT), González (12 ST) Duque (25 ST), Quiñones (22 ST) Banguero (22 ST), Huérfano (40 ST) por Millonarios. Murillo (27 PT), Díaz (15 ST), Haydar (23 ST), Fuentes (44 ST) por Junior.

Expulsados: no hubo.

Figura: Felipe Jaramillo.

Árbitro: Mario Herrera (5)

Partido:
Bueno

Asistencia: 20029

Estadio:
El Campín.

Pablo Romero
Redactor de EL TIEMPO
@PabloRomerET

Síntesis de FUTBOLRED

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.