Los médicos héroes que reanimaron al jugador de Santaní en Manizales

Los médicos héroes que reanimaron al jugador de Santaní en Manizales

Momentos de angustia se vivieron tras el golpe de Jorge Aguilar, que sufrió trauma craneoencefálico.

Once Caldas

Once Caldas.

Foto:

John Jairo Bonilla/ CEET

Por: Ramón Andrés Salazar Vallejo
22 de febrero 2019 , 10:51 a.m.

Un accidente prendió las alarmas en los cuerpos médicos del Once Caldas y Deportivo Santaní, cuando se disputaba el partido de la Copa Sudamericana, que dejó eliminado al colombiano.

Trascurría el minuto 7 del segundo tiempo, momento en el que se registró un choque entre los jugadores Jorge Aguilar y Wildo Alonso, pertenecientes al club paraguayo, quienes tras la colisión cayeron y quedaron tendidos en el césped; pasaron unos segundos y los demás futbolistas se percataron de que Aguilar había quedado noqueado, lo que obligó a la intervención de los galenos de ambos equipos.

Sin pensarlo, los profesionales en salud, Gustavo Vinasco del Once y Julio Giménez del Santaní corrieron hasta la portería norte del estadio Palogrande, donde se encontraba inconsciente Aguilar y tras un rápido diagnóstico, el clínico colombiano evitó una tragedia al realizarle masajes cardiacos al central.

Con el médico de Santaní actuamos a tiempo, se le dio la reanimación y la estimulación que debía para que despertara el centro respiratorio

“Con el médico de Santaní actuamos a tiempo, se le dio la reanimación y la estimulación que debía para que despertara el centro respiratorio, despertó y ya el jugador está bien”, dijo Vinasco.

Tanto los futbolistas colombianos como los paraguayos se dirigieron hacia las vallas publicitarias situadas al lado norte del estadio Palogrande, las corrieron y luego de dejar un buen espacio de acceso pidieron con urgencia el ingreso de una ambulancia, en la que el hospitalario guaraní finalizó el trabajo de resucitación. “Estuvo desorientado por unos segundos, lo estabilizamos y en la ambulancia ya estaba recuperado al cien por ciento”, comentó Giménez.

Vinasco y Giménez se pusieron felices con lo que lograron en su labor cooperativa, incluso hubo muestras de agradecimiento y abrazos para Gustavo, quien no pensó en la rivalidad deportiva, sino en salvar una vida.

Beso no era, pero si estuvimos porque somos compañeros y salió todo bien, por suerte el jugador no está lesionado

“Beso no era, pero si estuvimos porque somos compañeros y salió todo bien, por suerte el jugador no está lesionado”, concluyó Julio.

El atleta pudo salir del estadio por sus propios medios y se le observó tranquilo, gracias a la oportuna actuación de los galenos.

“Yo me quedé totalmente en la oscuridad después del choque, luego me dijeron que me alzaron en la ambulancia y desperté ya en el vestuario con todos los médicos, que de paso agradezco al médico de acá del club local por la buena asistencia”, manifestó el defensor afectado.

Al zaguero se le harán varios estudios en Paraguay, se mirará su evolución y de acuerdo a esta se establecerá el tratamiento a seguir por parte del grupo encabezado por Julio Giménez.

Los expertos en salud fueron los últimos en salir del Palogrande y en todo momento se les observó felices y conversaban mientras finalizaba el control doping.



Ramón Andrés Salazar Vallejo
Para EL TIEMPO
Manizales
En Twitter: @RAMONANDRESSAVA

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.