Los cinco retos de Bedoya para sacar a Santa Fe del último puesto

Los cinco retos de Bedoya para sacar a Santa Fe del último puesto

El DT encargado juega su primer juego de Liga, contra Patriotas, este domingo.

Gerardo Bedoya

Gerardo Bedoya.

Foto:

Santa Fe

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
16 de febrero 2019 , 08:33 p.m.
1. Falta el goleador; Morelo, sin reemplazo

Santa Fe sufrió un duro golpe con la partida de Wilson Morelo, su último goleador. Los delanteros que siguen en el equipo no compensan ese rol. Y ante esa enorme dificultad se enfrentará el nuevo entrenador. Se espera el despertar de Carmelo Valencia, el delantero que más actividad ha tenido tras la partida de Morelo, y quien no ha tenido efectividad (0 goles en 4 partidos). También hay muchas expectativas por Brayan Perea, que aún carga con el peso de su prolongada inactividad en Europa. Los goles, por ahora, a menos que Brayan colme las expectativas cuando empiece a jugar con continuidad, dependerán más de los jugadores del medio campo, de la media distancia, de la sorpresa y de la gestación de juego, que por ahora ha fallado. Si no hay un goleador, el equipo debe aparentarlo con ideas y volumen de ataque. Por ahora, hay un cortocircuito: mucha confusión y cero efectividad.

2. Bajo nivel; No están en el mejor estado

Otro aspecto que preocupa en el equipo cardenal es que varios de sus principales jugadores no han tenido el mejor comienzo de temporada. Hay un bajo nivel general. Johan Arango, el llamado a ser el hombre diferente en el juego ofensivo, todavía no muestra su capacidad; Seijas lleva tiempo sin encontrar su mejor ritmo, y otros jugadores como Arley Rodríguez o Fabio Burbano no han trascendido en el equipo. Ese bajo nivel ofensivo cohíbe las alternativas que busca el equipo para llegar al gol. Gerardo Bedoya, el DT encargado, espera mucho de los volantes Perlaza y Roa, como volantes de ida y vuelta, y apuesta por John Velásquez como gran alternativa ofensiva (hizo el gol contra Bogotá en Copa Colombia, el pasado jueves). Pero los necesita en el mejor estado futbolístico.

3. Sin identidad; Falta idea de juego

Con el técnico Guillermo Sanguinetti no se vio en Santa Fe una idea sólida de juego, una identidad, al menos no en este arranque de Liga del 2019. Del equipo del 2018 se sabía a qué jugaba, así su juego no gustara. Pero el actual, el que lleva dos empates y dos derrotas y que le cuesta jugar en El Campín, deambula sin un norte, sin organización, sin un guía. Parece más un equipo de mucha voluntad y pocas ideas. Plasmar esa idea de juego y convencer al plantel de la nueva intención debe ser una prioridad del nuevo entrenador, sea Bedoya u otro. En principio, la apuesta debe ser por encontrar equilibrio en el equipo y de esa manera recuperar con urgencia la solidez defensiva que era una de sus virtudes en el campeonato anterior y que se perdió en el arranque del campeonato, pues ha recibido 4 goles.

4. Estado de ánimo; A trabajar el carácter

El nuevo entrenador asumirá en un plantel armado por otro DT. Si se llegara a quedar Gerardo Bedoya, tiene a favor que conoce desde adentro los roles, las funciones, el carácter, los liderazgos. Los egos y las relaciones de poder que se tejen en el equipo, sobre todo en los momentos de crisis, y con tanto jugador experimentado (Seijas, Omar, Andrés Pérez, Arango…) Si llega un nuevo DT, la tarea principal estará en conocer a ese grupo de jugadores, a los referentes, y de paso a los jóvenes. Además, debe trabajar el ánimo del equipo, golpeado por este tormentoso arranque de temporada. Afortunadamente, el campeonato recién empieza.

5. Presión y posesión; A mejorar la dinámica

Es lo primero que hizo Gerardo Bedoya en esta semana en la que quedó al frente del equipo, y era una de las falencias del Santa Fe de Sanguinetti, que le faltaba presión para recuperar la pelota con rapidez, en campo rival, sobre todo jugando de local, que es cuando debe imponer condiciones; por otro lado, cuando Santa Fe recupera, no hace posesión. Es frágil en ese sentido y pierde muy rápido el balón. Además, al equipo le faltan intensidad y dinámica. Eso es lo que quiere corregir Bedoya de entrada. “No me gusta regalar la pelota”, dijo en una de sus declaraciones Gerardo Bedoya. El equipo de Sanguinetti ni presionaba ni sabía qué uso darle a la pelota. Sobre los conceptos de presión y posesión se construye la idea del técnico encargado.


PABLO ROMERO
Redactor de EL TIEMPO
En Twitter: @PabloRomeroET

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.