Las cinco razones del ascenso del Deportivo Pereira

Las cinco razones del ascenso del Deportivo Pereira

El equipo que dirige Néstor Craviotto ha sido el mejor de la B en el 2019. 

Tigres vs. Pereira

El festejo de los jugadores del Deportivo Pereira tras obtener el ascenso a la A.

Foto:

Carlos Ortega - EL TIEMPO

Por: Ramón Andrés Salazar Vallejo
16 de noviembre 2019 , 10:38 p.m.

Deportivo Pereira comenzó su viacrucis en el 2007. Descendió en 2011 y siguió sufriendo durante muchos años. En 2014 comenzaron a corregirse errores administrativos y deportivos por un proyecto serio de ascenso. Tuvo que esperar cinco años más, hasta que este sábado cumplió su objetivo: estará en la máxima categoría del fútbol profesional colombiano para el 2020.

El 6 de noviembre del 2011, Pereira confirmaba su segundo regreso a la B, luego de pasar más de un año sin ganar, desde el 27 de marzo del 2010, cuando derrotó a Real Cartagena, en el estadio Hernán Ramírez Villegas, hasta el 3 de abril del 2011, día en el que le ganó el clásico cafetero al Once Caldas. El pasado lleno de errores empezó a dar sus señales de mejoras con destacadas campañas en 2015, 2016, 2017 y 2018, temporadas en las que siempre se sintió cerca de la A, y estuvo a punto de conseguirlo, pero siempre se quedaba con las manos vacías al faltarle el centavo que le dejara completar el peso.

Uno de los peores momentos fue el 30 de octubre del 2013, porque Coldeportes le comunicaba que perdía el reconocimiento deportivo, debido a sus reiterados incumplimientos con las obligaciones laborales. En enero del 2014 pagó 180 millones de pesos, los cuales le permitieron recuperar el reconocimiento. Sin embargo, el club tenía pasivos cercanos a los 17 mil millones de pesos.

Bajo una nueva administración, encabezada por el gerente liquidador, John Omar Candamil, la dirigencia del club y sus hinchas se pusieron la meta de regresar a la primera división con una inmejorable campaña que le dio el derecho de ser nuevamente inquilinos de la Liga. Estas fueron las cinco claves del ascenso:

1. Organización.
Los risaraldenses, un poco más tranquilos en la parte económica continuaron con sus procesos organizacionales acertados, que le permitieron seguir con su inversión en el área deportiva y consolidaron el compromiso de llegar a primera.

2. Apostar a lo que funcionaba.
Se nombra en la dirección técnica al argentino Néstor Craviotto, quien había dejado un buen recuerdo en el 2016, y pese a no lograr el ascenso en aquella oportunidad, se creyó en su trabajo y se le pidió volver para recuperar la categoría. El nacido en La Plata arrancó con el pie derecho y logró clasificarse como tercero en la clasificación general y disputa los cuadrangulares.
El platense le dio identidad a la propuesta futbolística de su equipo con una zona defensiva que transmitía seguridad, un medio campo sólido, que pese a sus baches no perdió el rumbo, y una ofensiva ordenada, que garantizaron el equilibrio colectivo.

“Sabíamos que iba a ser difícil, que iba a costar mucho, pero vinimos a esto, teníamos la espina clavada de la otra vez, así que gracias a todos los que confiaron”, le dijo Craviotto a Win Sports.

3. Puso condiciones desde el comienzo. La ‘furia matecaña’, después de llegar a la gran final del primer semestre contra Cortuluá se consagra campeón y puso un pie adelante en sus aspiraciones de jugar en la Liga.

4. Plantel comprometido.
Los jugadores se comprometieron, sintieron la camiseta y futbolistas como el arquero Harlen Castillo, gran responsable del primer campeonato y los goleadores Diego Álvarez y Jairo Molina permitieron cumplir el sueño de los cafeteros. Esto dijo Castillo:

“Yo creo que en el año he sido la malla menos vencida y eso habla del comportamiento que hemos tenido

5. Se aseguró en la reclasificación. Luego de alzarse con el título se pone primero en la reclasificación con 84 puntos y se mantiene primero de la misma, la cual le entrega el tiquete directo de ascenso, porque aparte ya era campeón y como si fuera poco vuelve a disputar la final, esta vez en la clausura frente a Boyacá Chicó.

“Formamos un gran equipo, lo demostramos durante el primer semestre siendo campeones con mucha confianza, con mucha mentalidad y con mucha responsabilidad por todo lo que genera jugar aquí en el Deportivo Pereira y con el sueño de todos, no solo del equipo sino de una ciudad y una hinchada que se merece estar en la A”, concluyó Álvarez.

Ramón Andrés Salazar Vallejo
Para EL TIEMPO
Pereira
En Twitter: @RAMONANDRESSAVA

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.