Secciones
Síguenos en:
En medio de la tormenta, una periodista brilla en el fútbol colombiano
Juliana Salazar

Juliana Salazar, periodista colombiana.

Foto:

Héctor Fabio Zamora / CEET

En medio de la tormenta, una periodista brilla en el fútbol colombiano

Juliana Salazar es comentarista y dirige transmisiones nacionales en un medio dominado por hombres.

Es normal creer hoy que las mujeres en el fútbol están enterradas. Las últimas decisiones tomadas por parte de los dirigentes del balompié colombiano hacen creer que no hay igualdad, que la Federación y su Comité Ejecutivo no han conocido el siglo XXI y que es mejor que las “niñas” estén “calladitas” para que se vean “bonitas”. Pero el fútbol da ejemplos de igualdad todos los días y muestra que es posible, aunque no parezca, que una mujer logre un espacio entre los grandes de un contexto que históricamente ha sido de hombres.

Juliana Salazar Mesa hoy es comentarista oficial y coordinadora de transmisiones de fútbol en Caracol Radio, una de las cadenas radiales más importantes del país. Sí, una mujer con 38 años de edad y más de 17 de experiencia laboral logró ponerse la diez y dirigir a todo un equipo de hombres que la rodea en una cabina para llevar a cabo difusiones nacionales del fútbol colombiano e internacional.

El amor por los deportes empezó en Manizales, la cuna de gran parte de los periodistas deportivos más reconocidos del país . Siempre el periodismo fue el faro porque era la oportunidad para estar de cerca a su pasión: “Tengo una especialización en Gerencia de Comunicación Organizacional porque sentí que a los equipos de fútbol le hacen mucha falta estos procesos, pero siempre estuve enfocada en que quería estudiar periodismo y así estar vinculada a los deportes”.

Juliana Salazar

Juliana Salazar, periodista colombiana.

Foto:

Héctor Fabio Zamora / CEET

Es difícil hacer la cronología de todas las partes donde ha estado Salazar: en la hoja de vida aparecen: Once Caldas, el que equipo de sus amores, justo en el año cuando fue campeón de la Copa Libertadores, CM&, el canal UNE, la Fifa, la Alcaldía de Manizales, el Milán juvenil en América, el Comité Olímpico Colombiano, La Patria. Hasta que apareció Caracol, el primero de febrero del 2013, el sueño de toda la vida.

Cuando llegué a Caracol Manizales César Augusto Londoño, con quien había hecho las prácticas en CM&, ya conocía mi trabajo y le dijo a Diego Rueda, el nuevo director de El Alargue, en ese entonces, que me diera unos pinitos nacionales. Ahí empezó una bolita que empezó a crecer, hasta que a los dos años y cuatro meses, después de escucharme bastante me pidieron el traslado para Bogotá”, cuenta Juliana.

La bolita no ha parado de crecer desde la llegada a la capital. Hoy es normal escuchar la voz de Salazar entre hombres de la experiencia del Tato Sanint, narrador oficial de la cadena cuando juega la Selección Colombia ; Rafael Villegas, comentarista que lleva más de 20 años de experiencia en Caracol; compartió con Iván Mejía Álvarez antes de anunciar su retiro; y otros nombres a quienes Juliana dirige en las transmisiones de fútbol.

Juliana Salazar

Juliana Salazar, periodista colombiana.

Foto:

Héctor Fabio Zamora / CEET

Llegar a este codiciado lugar implica una serie de esfuerzos, pero estos se multiplican por el simple hecho de ser mujer. En el medio, como en gran parte de la oferta laboral del país (según el Dane solo el 50 por ciento de las mujeres que trabajan tienen un empleo formal), la gran mayoría de representantes siguen siendo hombres y el hecho de que una mujer llegue allí cae mal, como le pasó a varios conocidos de Juliana que simplemente dejaron de hablarle.

Hace falta un poco más que una zancadilla o un mal comentario para derrumbar a Juliana porque según ella “el límite es el cielo”, pero mientras se conoce cuál es el techo de esta periodista el objetivo es posicionar a las mujeres en el comentario de fútbol. “Yo quiero dejar una semilla para que nos vean no solo para estar presentando o en algún rol secundario sino que estemos de tú a tú con los grandes comentaristas del país”.

Pero Juliana deja en claro, sobretodo a esas generaciones de mujeres que están pensando en llegar a dedicarse al periodismo deportivo, que el oficio no es solo llegar y agarrar un micrófono: “Hay que prepararse, leer, ser integral y hay que aprender a levantarse. Las nuevas generaciones se dejan derrumbar muy fácil, acá no hay que redirse al primer inconveniente; hay que seguir porque nuestro camino no es en avión, sino por el camino despavimentado”.

Patricia Janiot es su ejemplo a seguir en los medios; Rigobeto Urán su deportista favorito colombiano; es incondicional, como la canción de su artista favorito, Luis Miguel; la alegría irradia su vida y la impaciencia le juega malas pasadas, pero solo a veces. Juliana Salazar Mesa es una voz femenina en el fútbol, un ejemplo de que la igualdad es posible y que hace falta mucho más que acabar con una Liga profesional para callar a estas “niñas”.



CAMILO MANRIQUE V.
Redactor de EL TIEMPO
En Twitter: @camilomanriquev

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.