Del enrolamiento al FanID (opinión)

Del enrolamiento al FanID (opinión)

Sería bueno que aproveche que ya hay una base de datos. O eso creemos.

01 de agosto 2018 , 10:30 p.m.

Uno de los primeros anuncios de Jorge Enrique Vélez como presidente de la Dimayor, tras ser elegido el martes, fue su intención de instaurar en el fútbol colombiano la figura del FanID, que tan buen resultado dio en el Mundial de Rusia 2018. Lo que no aclaró, y es la primera pregunta para él, es qué va a pasar con el proceso de enrolamiento que comenzó bajo la administración de su antecesor, Jorge Fernando Perdomo, y que, hasta ahora, solo ha servido para que muchos hinchas se quejen.

Partamos de la base de la buena fe: el FanID (iniciativa que partió del Gobierno ruso) fue un gran avance para la Fifa durante el Mundial. Para los que tuvimos la experiencia de asistir a la Copa del Mundo en la tribuna, sirvió como un gran método de control. Lo exigían a la entrada y salida del país, a la hora de registrarse en los hoteles, y, obvio, a la entrada de los estadios.

Gracias a ese documento, el Gobierno ruso podía saber dónde y cuándo estarían los hinchas extranjeros que llegaron al país. Y tuvieron, además, un mecanismo para encontrar a quienes participaron en disturbios, como los hinchas argentinos que atacaron a fanáticos de Croacia en pleno estadio de Nizhni Novgorod. Gracias al documento, y a las cámaras que estaban ubicadas en las tribunas, fueron individualizados y luego expulsados.

Todo eso sirve, siempre y cuando haya la voluntad y los métodos para aplicarlo. Y ahí es donde entra la duda de cómo hacer que eso sirva en Colombia, donde, en el papel, el proceso de enrolamiento era, precisamente, para lo mismo: identificar, individualizar y sancionar a los que hagan cosas indebidas en las tribunas, más allá de la intención de Vélez de brindar beneficios, descuentos y demás. Eso es adicional.

La primera queja. El FanID no lo cobraron. El único requisito que se pedía para solicitarlo era haber comprado tiquete para algún partido del Mundial. Acá, durante el proceso de enrolamiento, se tramitó un carné que costó 11.900 pesos y que, aun hoy, hay hinchas que no lo han recibido.

Segunda queja. Se anunció que ese carné se pediría en las llamadas tribunas populares. En muchos partidos se levantó esa exigencia, incluso, por presión de las barras. Si no hay mano firme para aplicar eso, ¿vale la pena?

Y la tercera: se siguen presentando problemas en las tribunas. El sábado, por ejemplo, hubo peleas entre los hinchas de Nacional en El Campín. Hubo una sanción de parte de la Alcaldía de Bogotá: una fecha. En la Dimayor parecen no haberse enterado. Y cuando lo hacen, la sanción es cerrar una tribuna, como si el cemento tuviera la culpa.

Se le abona al nuevo presidente de la Dimayor la intención de copiar las cosas buenas que vio en el Mundial. Pero sería bueno que aproveche que ya hay una base de datos. O eso creemos.

EL TORNEO DE ASCENCIO

JOSÉ ORLANDO ASCENCIO
Subeditor de Deportes
Twitter: @Josasc​

MÁS COLUMNAS

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.