Meluk le cuenta... (La terrible paradoja de Román)

Meluk le cuenta... (La terrible paradoja de Román)

Estaba lleno de futuro y, ahora, solo está el vacío de la incertidumbre.

22 de febrero 2021 , 10:39 a. m.

Disculpen la primera persona, pero el caso de Andrés Felipe Román me ha impactado sobremanera. En un parpadeo, la carrera profesional, la ilusión enorme de un ‘pelao’ de 25 años que despegaba y parecía inatajable, se estrelló contra un muro médico.

Me ha impresionado, pues en apenas 15 días Román pasó de ser uno de los mejores jugadores de Millonarios llamado al microciclo local de la Selección Colombia y contratado por Boca Juniors, un gigante de América y del mundo, a quizás no jugar nunca más por una miocardiopatía hipertrófica progresiva. Un mal hereditario que encontraron justamente los médicos de Boca Juniors y que, según afirman, puede provocarle una muerte súbita.

(Le puede interesar: Andrés Felipe Román: horas cruciales para su carrera y su futuro)

La paradoja de la existencia, la fragilidad de la vida, una bofetada del destino: cuando su futuro se abría y se iluminaba con el brillo de su tremenda sonrisa a la entrada del hospital de Buenos Aires antes de los exámenes cardiacos, el presente se volvió una pesadilla, un drama oscuro, sombrío, llorado durante horas en los brazos del ‘Profe’ Miguel Ángel Russo, el entrenador de Boca, su extécnico en Millonarios.

Este lunes, a Román le harán otra vez los exámenes cardiacos, que ya le hicieron en Buenos Aires, ahora  en la clínica Shaio, de Bogotá. Además, se le tomarán unas muestras que Millonarios enviará a Alemania para establecer el posible carácter congénito del mal.

Andrés Felipe Román

Andrés Felipe Román (der.), a su llegada a Bogotá. Lo recibe el técnico Alberto Gamero.

Foto:

Cortesía Saque de Meta

Sin embargo, desde Argentina, el jefe del cuerpo médico de Boca Juniors, Guillermo Brotman, fue muy crudo: “Lamento profundamente ver a un atleta desesperado, verlo llorar. Pero un deportista con este problema no puede hacer deporte de alta competencia. Está en todas las guías de medicina deportiva del mundo. Está escrito: ¡no estoy inventando nada!”. Y, de paso, tendió una sombra sobre la responsabilidad de los médicos de Millonarios: “Es muy fácil de diagnosticar. Hasta un residente de primer año de cardiología se daría cuenta de lo que tiene el paciente con un electrocardiograma”, comentó. Eso mismo (“un residente de primer año lo detecta con un examen simple”) me lo había dicho el doctor Carlos Francisco Fernández, editor de Salud de este diario y presidente de la Asociación Médica Colombiana.

(Lea además: Andrés Felipe Román: médico de Boca, con todo contra Millonarios)

Sigo con la primera persona, disculpen: yo no soy médico ni pretendo serlo. No soy ni siquiera el conductor de la ambulancia, pero me taladra en la cabeza eso de que “hasta un residente de primer año lo detecta con un examen simple” y en Millonarios y en el microciclo de la Selección Colombia, Román corrió, jugó, fue y volvió como si nada.
“Boca le salvó la vida a Román”, dijo, en el programa Conexión, de Win Sports, Norberto Debbag, cardiólogo de la Universidad de Buenos Aires, exmédico del equipo Atlanta y analista médico de varios medios de prensa argentinos. ¡Ufff: Eso suena durísimo!

Andrés Román

Andrés Román, jugador colombiano.

Foto:

Dimayor-VizzorImage


No tengo ni idea si durante el año pasado, cuando no se le pudieron hacer exámenes al corazón de Román por las restricciones de la pandemia de covid-19, el grosor de su pared cardiaca haya aumentado de manera exagerada y sorpresiva con respecto al último examen que le hizo Millonarios. Repito que de médico lo único que tengo es la amistad del doctor Fernández...

A Román hay que rodearlo, ayudarlo, apoyarlo. El proyecto de vida de un talentoso joven de apenas 25 años está en un limbo, al que llegó de manera cruel: estaba lleno de futuro y, ahora, solo está el vacío de la incertidumbre.

Sinceramente y con mis mejores deseos, #FuerzaRomán, #FuerzaRomán...


Meluk le cuenta


GABRIEL MELUK
Editor de Deportes
@MelukLeCuenta

Lo invitamos a leer además

-Santa Fe, de punto en punto contra los candidatos al título

-La grave lesión del nuevo compañero colombiano de Nairo Quintana

-De no creer: el penalti más insólito, y con un final inesperado

Más de Gabriel Meluk

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.