Gabriel Berdugo, el que más partidos jugó en el fútbol colombiano

Gabriel Berdugo, el que más partidos jugó en el fútbol colombiano

El barranquillero tiene el registro de 733 partidos oficiales en Colombia. Él dice que son 803.

Gabriel Berdugo

Gabriel Berdugo, exfutbolista colombiano.

Foto:

Archivo EL TIEMPO

Por: PABLO ROMERO
15 de agosto 2018 , 10:26 a.m.

—Las cuentas dicen 733 partidos…

—Falso. Son 803.

Gabriel Berdugo tiene una marca inigualable en el fútbol colombiano. Es el futbolista con más partidos oficiales en los 70 años del campeonato. Las estadísticas oficiales dicen que jugó 733 partidos y hasta ahora nadie lo ha podido igualar. Pero él lleva otras cuentas. Cuando se le pregunta por esas diferencias, habla con autoridad, casi como un regaño.

—¡Son 803 y sin contar amistosos!

Berdugo nació con el fútbol colombiano. El mismo año, 1948. Crecieron juntos. Mientras el campeonato se fortalecía con la época de El Dorado, él pateaba sus primeros balones en Barranquilla. En algún momento de la historia iban a coincidir, como dos hermanitos. Y lo hicieron. Hoy, Berdugo está a punto de cumplir 70 años, los mismos del campeonato colombiano.

—Pero las cuentas dicen 733…

—¡803! Y súmele medio tiempo más que jugué en el Unión Magdalena.

Gabriel Berdugo es un baúl de recuerdos. Su mente tiene miles de imágenes de sus 17 años de carrera futbolística. Recuerda nombres de hoteles, fechas exactas, horas precisas, árbitros, resultados y recita de memoria los equipos que integró. Fue un defensor central de mucho ímpetu. Jugó en América, en Junior, en Unión Magdalena y en Once Caldas. Dos veces ganó el título con el equipo barranquillero (1977 y 1980).

—¿Qué cuentas lleva usted?

—Creo que faltan los que jugué con América. Porque yo jugué en Junior como 220 partidos, en América fueron ciento y pico, en Santa Marta jugué 56 partidos, en 1979; después volví a Junior y en 1980 fuimos campeones, en el 81 fui a Manizales por cinco años y completé los 320 partidos… En fin Son en total 803. Y medio. En todo caso, Berdugo sabe que es el primero en este escalafón y que no será fácil que alguien iguale su registro.

¿Cómo logra un futbolista semejante récord de partidos?

Yo tengo el récord y lo hice con trabajo, actitud y responsabilidad. También con concentración, con el cuidado, eso vale mucho para sostenerse, cuidarse en la vida privada, porque cuando uno es soltero, y yo llegué a Cali con 17 años para jugar en América, jovencito y soltero, me cuidé, cero trasnocho, no tomaba trago, llegaba temprano a entrenar. Allá me encontré con varios veteranos como Orlando Herrera, Gilberto Cuero, Carlos Riasco, Camello Soto… Y entre ese grupo me enseñaron mucho, sobre todo Orlando Herrera.

Además, no sufrió lesiones…

Tenía suerte, y en el fútbol uno la necesita. Yo no me lesioné, recibía golpes, pero tuve suerte. Nunca vi una cuchilla en 17 años de carrera. Eso porque estaba bien entrenado, hacía pretemporadas con los mejores preparadores físicos y siempre iba de primero, porque el que va de últimas es porque no trabaja.

¿Alguien puede quitarle su récord?

Puede llegar alguien, pero solo si tiene responsabilidad. El jugador ahora se cuida porque le pagan bien. En el 70 un amateur ganaba un peso, ahora un profesional gana 70 millones, pero en esa época no todos rendían, empezaban a tomar trago, no se cuidaba, no aprovechaban la oportunidad. Un samario rendía; un baranquillero, no. De actitud nos ganaban…

¿Qué le dejo el fútbol?

En América fui capitán, eso fue un orgullo. Me fui a Junior y me gane, por rendimiento y responsabilidad, ser capitán. También me dejó de recuerdo ese Unión Magdalena que integré y en el que encontré un grupo extraordinario de muchachos con hambre: Choco González, Tovar, Caliche Vergara, Alfredo Arango… Me acuerdo mucho una vez que fuimos a jugar con el América, y nadie nos ganaba y menos en Santa Marta con ese calor… Pero América tenía toda su plantilla, con Willington Ortiz. Los hinchas nos tiraban unas mechas de pólvora, a mí no me tocó, pero a otros como a Arango sí le quemaron la espalda, todos tenían quemaduras y teníamos que salir a jugar, y perdimos 2-0. Los muchachos estaban muy asustados, hasta amenazados… Eso fue cuando América fue campeón con el Médico Ochoa en el 79. Regresé a Junior y fuimos campeones. Conseguimos casa, carro, todo… Los jugadores se cuidaron, era un buen grupo, con el Toto Rubio, Dulio Miranda, Bolañito…

¿Qué diferencia a los jugadores de antes con los de ahora?

En el fútbol que yo jugué había mucho talento, mucha actitud, ganas por defender la camiseta; ahora no, ahora se juega por cumplir. No les interesa si gana o no, sino la plata. Eso es diferente, en esa época para ganar billetico tocaba sudar mucho.

Usted arrancó de delantero, fue volante y terminó de defensa. ¿Cómo es esa historia?

Cuando llegué al América encontré al profesor Ángel Perucca, le decían el Portón de América, y era un hombre con mucha personalidad, muy querido, me enseñó mucho, como que lo importante era la responsabilidad. Allí estuve de mediocampista y tuve la suerte de que siendo suplente, (Rigoberto) Urrea, el paisa, se lesionó de la rodilla, así que Perucca me lleva a jugar de central en un amistoso contra Estudiantes de la Plata. No tenía experiencia en esa posición, pero me puso y me cogí confianza y ya después nadie me sacó.

Hizo pocos goles, pero importantes…

En América hice un gol, de cabeza. Pero el mejor que hice fue con Junior, el del título en 1980 contra el Cali. Íbamos perdiendo cuando el arquero (Carlos) Valencia soltó la pelota y yo entré con todo y con la pierna derecha pateé fuerte al ángulo. Claro, si la boto no llego a Barranquilla ja ja ja.

Junto a Dulio Miranda hicieron una pareja imbatible en el Junior…

Fue una pareja extraordinaria con Dulio, pero primero fue con Camello Soto en América, fue una defensa invicta en 33 partidos.

¿Cómo se encuentra usted ahora?

Lo más importante es que estoy vivo, je je. Voy a cumplir 70, pero estoy enterito, con salud, me cuido, me entreno, físicamente me siento bien. Los domingos juego en el campeonato de veteranos y me encuentro viejos conocidos: a Fernando Rodríguez, Carlos Peña, muchos que están en forma con cuerda. Y la gente se acuerda de uno. Algo de lo que me acuerdo es de Édgar Perea, con él éramos 12, era como otro jugador, un apoyo que uno lo sentía en la espalda…

¿Qué le dice al fútbol colombiano en sus 70 años?

Felicito al fútbol en los 70 años. Tuve la suerte de jugar en cuatro equipos profesionales, hice record de más partidos. Eso se lo debo a mis entrenadores y al trabajo…

—¿Entonces son 803?

—Sí. 803 es mi récord.


PABLO ROMERO
Redactor de EL TIEMPO
En Twitter: @PabloRomeroET

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.