El Millos de Russo no gana; el Santa Fe de Sanguinetti no pierde

El Millos de Russo no gana; el Santa Fe de Sanguinetti no pierde

El equipo azul sigue sin triunfar en Bogotá. Los rojos no caen hace 15 partidos y siguen adentro.

Miguel Ángel Russo

Miguel Ángel Russo y Guillermo Sanguinetti.

Foto:

Archivo EL TIEMPO

Por: PABLO ROMERO
23 de septiembre 2018 , 09:46 p.m.

Solo hay tres puntos de diferencia entre Millonarios y Santa Fe, pero eso es suficiente para que los cardenales, con todos sus problemas, sigan entre los ocho, y los embajadores, con todos sus problemas, sigan afuera. En esta fecha, la 11, ambos empataron sus respectivos partidos, solo que los rojos ganaron un punto por fuera, y los azules, perdieron dos, otra vez, en casa.

Si el técnico Miguel Ángel Russo está molesto, incómodo o, tal vez, preocupado, no lo demuestra mucho. En la rueda de prensa posterior al empate de Millonarios contra Once Caldas, 2-2, en El Campín, prefirió resaltar lo positivo de su equipo: dijo que quedaba contento con muchas cosas, resaltó el temple del equipo que después de ir abajo 0-2 logró un empate, aseguró que levantaron el nivel de juego y de posesión de balón... Pero ese discurso optimista pierde en la tabla: pierde con la realidad.

Millonarios tiene 14 puntos y sigue afuera de los ocho. No le rinde porque no ha ganado en Bogotá. A El Campín han llegado Chicó, Medellín, Cali, Rionegro, Junior y ahora Once Caldas, y todos se han llevado puntos. Los visitantes ya le detectaron los problemas, le juegan con comodidad, lo lastiman y aprovechan sus errores defensivos, recurrentes fecha a fecha.

Cuando Millos empató con Junior, en Bogotá (fecha 9), Russo también resaltó la actitud de su equipo, pero fue más autocrítico. “A veces tenemos más ganas que juego y deberíamos tener las dos cosas”, dijo. Cuando empató contra Rionegro (fecha 7), dijo que su equipo era ingenuo de local y que había jugadores que no estaban al nivel esperado. Ahora, que empató con Caldas, nada de eso se ha corregido, y ya van 11 fechas.

A Millonarios le falta claridad, profundidad y definición. Está lleno de lesionados (Duque, Ovelar, De Los Santos...). Está jugando con una nómina liviana en la que resaltan Marrugo, el único que genera juego, y Cadavid, pero en función de ataque (es el goleador del equipo, con 4 tantos), más no en la defensiva, porque la zaga comete muchos errores. Millos también está en Copa Colombia y Suramericana, y no tiene ni nómina para pelear ni tiempo para preparar tres competiciones.

“Estoy contento por lo que se mostró en el primer tiempo y tuvimos chances de anotar contra un rival difícil. Al final nos costó, porque pesan los partidos tan seguidos que hemos jugado”, dijo Russo el sábado. Y eso es verdad, en esa primera parte el equipo creó más y anotó un gol. Pero permitió dos y se fue al descanso en desventaja. En el segundo tiempo puso ganas, y las ganas le alcanzaron para empatar, pero a punta de ganas no se gana. Y no ganó.

El equipo no muestra en la cancha la cara optimista que intenta defender el entrenador, al que no le están saliendo los resultados este año, ni en el campeonato anterior, cuando regresó de Argentina por sus temas de salud y no clasificó; ni ahora, cuando no ha podido meter a Millos entre los ocho. El equipo parece apelar a la capacidad de su técnico para levantarlo. Pero hoy el rendimiento de Russo en la Liga es del 45 por ciento, porque solo ha ganado 3 partidos.

Sanguinetti no pierde

En la otra orilla, la de Santa Fe, el panorama no es que sea muy diferente. Pero el equipo está dentro de los ocho y las cifras del técnico Guillermo Sanguinetti son más favorables.

Sanguinetti llegó para este semestre a Santa Fe y ha recibido duras críticas de los hinchas, que rechazan su idea de juego. Sin embargo, los datos desbaratan los gustos: Sanguinetti no pierde hace 15 partidos, contando 9 de Liga, tres de Copa Colombia y 3 de Copa Suramericana. La última derrota del Santa Fe del técnico uruguayo fue en la fecha 2 de la Liga, contra Nacional. Es decir, recién llegó. Su rendimiento total es del 55 por ciento; y en la Liga, del 54,5. Eso sí, Santa Fe no pierde, pero empata mucho: de esos 15 partidos de invicto, igualó 9. Y tiene fallas.

“Tratamos de potenciar los jugadores de adelante, los delanteros se movieron muy bien, aunque me voy con la amargura de los dos goles porque este equipo no está acostumbrado a que le hagan goles”, dijo el técnico después de empatar con el Medellín, 2-2. Sanguinetti tiene razón, su equipo ha recibido 7 goles, por lo que es, junto a Junior, el que menos ha recibido, y eso que su defensa tiene problemas.

La zaga cardenal no brinda garantías. Tiene tres defensas lesionados (Moya, Henao, Gil) y ahora fue expulsado Javier López, es decir que para el partido de este miércoles contra el Once Caldas, en la Copa Colombia, solo tiene un central, Urrego, quien regaló el primer gol contra Medellín. Es una defensa que recibe pocos goles, pero que en la cancha no se ve sólida.

Las campañas de Santa Fe y Millonarios son similares. Los dos tienen tres competencias y muchas lesiones. Los dos sufren para ganar y los separan tres puntos. Sin embargo, los cardenales, que no pierden desde la segunda fecha, están entre los ocho; y los embajadores, que no han ganado ni uno en Bogotá, están afuera.


PABLO ROMERO
Redactor de EL TIEMPO
En Twitter: @PabloRomeroET

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.