El descenso en la Liga, el segundo más cerrado en los últimos 10 años

El descenso en la Liga, el segundo más cerrado en los últimos 10 años

Entre el penúltimo de la tabla y el puesto 12 solo hay diez puntos de diferencia.

Union Magdalena

Union Magdalena.

Foto:

Roger Urieles

Por: DEPORTES
02 de marzo 2019 , 08:46 p.m.

La tabla del descenso siempre será una pesadilla que ronda a los equipos que están comprometidos en ella porque en muchas ocasiones la angustia de saber que se puede perder la división no permite un rendimiento apto de los jugadores en la cancha. Pero este año hay una particularidad: de entrada hay ocho equipos que pueden considerarse que están en riesgo de descender.

Alianza Petrolera (94 puntos), Unión Magdalena (96), Envigado (97), Pasto (97), Rionegro Águilas (100), Huila (102), Patriotas (103), Cúcuta (105) y Jaguares (106) están en alto riesgo de perder la categoría si no tienen un buen rendimiento en las dos ligas de este año porque, actualmente, solo hay 10 puntos de distancia entre el penúltimo (descienden los dos peores en esa clasificación) y el que ocupa el puesto 12 en la tabla del descenso.

En los últimos diez años, solo en un año hubo una diferencia menor entre esa misma cantidad de equipos. En el año 2010, Cúcuta arrancó el año con 86 puntos y tenía la décima posición de la tabla (en ese tiempo la primera categoría solo tenía 18 puntos, hoy son 20) a tan solo nueve unidades. Finalmente el que descendió fue Cortuluá, que había arrancado el año con 90 puntos.

La máxima diferencia que hubo en la última década fue en el año 2011. Envigado, último al inicio del año, tenía 74 puntos y el décimo, Boyacá Chicó, sumaba 104 unidades: había 30 puntos de distancia, la cifra con la que generalmente se clasifica entre los ocho primeros para jugar las fases finales, cantidad casi imposible de remontar en un solo año.

Ese año fue célebre por el descenso del América de Cali, que fue el primer equipo de la primera división en perder una serie de promoción (juego a ida y vuelta entre el penúltimo de la A y el subcampeón de la B).

El caso más similar al que se presenta a este año en esta clasificación tan cerrada fue el año pasado. Huila partió con 90 unidades y el puesto 12 se encontraba a diez puntos, lugar que ocupaba el Deportivo Pasto. A la postre, los descendidos fueron Leones y Boyacá Chicó, equipos que recién habían ascendido a la primera división, pero no pudieron acortar distancias y terminaron yéndose por donde entraron.

Críticas al sistema

Aunque según el reglamento los equipos descienden por el promedio que logren entre los partidos jugados en la fase todos contra todos en los últimos tres años, finalmente son los puntos que sumen en ese tiempo los que determinan los descendidos tras acabar los dos torneos del año.

Han sido varios los intentos por cambiar ese sistema debido a que los equipos que ascienden tienen una desventaja porque arrastran el promeporque arrastran el promedio del equipo con menos puntos al iniciar el año (que en algunas ocasiones es pésimo) y muchas veces grandes campañas no alcanzan para salvarse.

Eduardo Pimentel, máximo accionista del Boyacá Chicó, hoy en la B, siempre ha defendido que no es posible competir con ese sistema para mantenerse en la primera categoría. “El modelo por promedio no es justo, es un castigo. Se repite y se repite: siempre serán los mismos equipos los que bajen a la B porque se necesitan muchos recursos para conformar una nómina que alcance los primeros lugares y garantice mantenerse en la A”, aseguró el directivo antes de la Asamblea de la Dimayor del año pasado, donde no se concretó la propuesta de eliminar el promedio.

Además de esto, pasan cosas ilógicas debido al promedio, como que un equipo clasifique entre los ocho primeros y pierda la categoría, tal como le pasó al América en el 2011. Y recientemente, Cortuluá en el primer semestre entró a los ocho (pudo ser campeón) y en al final perdió la categoría.

Esas quejas se han repetido varias veces y a pesar de que tiene el reclamo tiene sentido han prevalecido otros argumentos. Por ejemplo, se asegura que este modelo de promediar los últimos tres años tiene como motivo blindar a los equipos grandes, quienes generalmente ocupan los primeros lugares y así no tienen peligro en descender. Claro está que a veces falla como en el caso de América; y Millonarios y Junior también alguna vez coquetearon con ese lugar en los últimos diez años.

Aún falta mucho camino para conocer los descendidos: 33 partidos en total, pero seguramente si los equipos comprometidos siguen tan pegados en la tabla, habrá un final emocionante para los que lo ven de afuera, y angustioso para los involucrados.

DEPORTES

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.