Meluk le cuenta... (Borrón y cuenta nueva)

Meluk le cuenta... (Borrón y cuenta nueva)

Al fútbol le tocará hacer lo que le toque hacer para poner a rodar otra vez la pelota.

AUTOPLAY
Meluk le cuentaMeluk Le Cuenta Borrón y cuenta nueva.
Meluk le cuenta

Introduzca el texto aquí

Por: GABRIEL MELUK
18 de mayo 2020 , 01:09 p.m.

Los dirigentes de los equipos de fútbol de la Dimayor no pueden creer que van a salir de esta como si no hubiera pasado nada, la Liga –el fútbol local– tendrá que hacer lo que sea, lo que le toque, incluso cancelar el actual campeonato que anda en el limbo por la pandemia de covid-19.

Todo el Gobierno Nacional, empezando por su cabeza, el presidente Iván Duque, y siguiendo por sus ministros de Salud, Fernando Ruiz, y Deporte, Ernesto Lucena, le ha repetido a los dirigentes del fútbol en todos los tonos que el regreso estimado de la actividad será para agosto o septiembre y sin público, es decir, sin taquillas.

El viernes pasado, además, el Gobierno tiró línea para la reanudación de la industria local del fútbol: jugar una Liga posiblemente desde agosto o septiembre con una fase clasificatoria zonificada en cuatro sedes, seguida, según propuso el ministro del Deporte, de un octogonal.

Le puede interesar: (Así fue como la Dimayor descartó la empresa de pruebas de covid-19).

En gracia de discusión omitamos detalles del hipotético sistema del campeonato propuesto por Lucena, como, por ejemplo, definir la repartición de las localías, si habrá partidos intergrupos por los pentagonales (cinco equipos en cada una de las cuatro sedes), si se harán juegos de ida y vuelta o solo serán enfrentamientos a un duelo entre equipos como en la fase de grupos de un mundial, o si clasificarán dos equipos por zona a dos cuadrangulares semifinales para una final a uno o dos juegos.

Más allá de esa posible arquitectura del torneo, el punto importante, insisto, es que el Gobierno ya tiró línea: reveló su intención, mostró su mano en el paño y no tiene en ninguna carta a la actual Liga suspendida en la octava fecha. ¡Se ha jugado menos de la mitad!

También lea: (El nuevo fútbol será el deporte del contacto sin contacto (opinión))

Ese es el gran dilema del momento: una liga menos, un campeón menos, un montón de partidos menos para cumplir y perder esa caja de los compromisos de patrocinio y de televisión.

Mente abierta: al fútbol le tocará hacer lo que le toque hacer para poner a rodar otra vez la pelota y que empiece a entrar el dinero que genera como industria.

Y entre ese ‘lo que le toque hacer’, los directivos deben pensar en la posibilidad real de cancelar la Liga I, tal y como ya ocurrió en 1989 también por fuerza mayor: el asesinato del árbitro Álvaro Ortega por la mafia que infestó al fútbol. Esa fue otra peste.

Más allá de que este lunes el Gobierno comunique los ajustes que bien considere al protocolo sanitario propuesto por la propia Dimayor para cuando se autorice su reanudación, los directivos de los equipos deben tener la predisposición de evaluar con seriedad la opción real de cancelar este torneo.

Seguramente que en esos millonarios contratos de la Dimayor existen cláusulas que le permitan llegar a acuerdos con cada uno de sus socios comerciales en caso de cancelación del torneo por fuerza mayor.

Puede ser de su interés: ('La Bundesliga será un referente': presidente Duque sobre el fútbol).

En contravía existe una corriente que piensa con el deseo y cree en una pronta reanudación de la actual Liga para finales de junio o mediados de julio, porque así lo refleja el espejo del fútbol alemán que vuelve a la competencia el próximo sábado, luego de dos meses y medio de suspensión.

Es más que entendible en esta industria que los directivos estén afanados en reanudar la actual Liga bajo el sistema previsto y que quieran terminarla lo más rápido posible apurando partidos para pegarla de inmediato a la Liga II y así jugarlo todo para salvar los contratos y cruzar por la pandemia como si no hubiera pasado nada. Pero no salen las cuentas de jornadas faltantes y fechas para jugar.

Suponiendo con optimismo que el nuevo pitazo inicial sea el primero de agosto quedarían 22 fines de semana contando el último del año (27 de diciembre) y 44 fechas en el calendario si se juega domingo-miércoles-domingo, así se cruce con las copas Libertadores, Suramericana y Colombia.

Al fútbol le tocará hacer lo que le toque. Los directivos de los 36 clubes de la Dimayor deben tener mente abierta: si el fútbol llega a reanudarse en agosto o septiembre, como lo calcula el Gobierno, quizá lo más sano sea cancelar la actual Liga, mandar a vacaciones ya a los jugadores y diseñar, con borrón y cuenta nueva, tres torneos seguidos, abreviados desde agosto, sin pausa, quizás bajo la propuesta zonal del Gobierno que simplifica la Liga para minimizar los riesgos de contagio y así salvaguardar a corto y mediano plazo sus contratos comerciales y de esta manera, obvio, salvarse económicamente.

Mente abierta y creatividad: la cancelación de la actual Liga por evidente calamidad y fuerza mayor es una posibilidad que se debe estudiar con seriedad...

Meluk le cuenta...

GABRIEL MELUK
Editor de Deportes
En Twitter: @MelukLeCuenta​

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.