close
close
Secciones
Síguenos en:
Meluk le cuenta... (La gran culpa es de los que juegan)

Meluk le cuenta... (La gran culpa es de los que juegan)

La ‘intelectualidad del fútbol’ culpa al entrenador Alberto Gamero de la derrota de Millonarios.

29 de noviembre 2021 , 12:00 a. m.

¿Quién tuvo la culpa? Millonarios perdió de manera increíble en los últimos 5 minutos el partido que le ganaba al América 0-1. Lo mismo que le había pasado el año pasado en el Pascual Guerrero le ocurrió ahora en el Romelio Martínez: ganaba bien y perdió de manera increíble –y también bien– por la torpeza de su defensa.

(Le puede interesar: Millonarios se ahogó en tres minutos y América le volteó el juego: 2-1).

La ‘intelectualidad del fútbol’ culpa al entrenador Alberto Gamero de la derrota y reverencia a Juan Carlos Osorio (a quien tenían en el inframundo hace apenas una semana), por los cambios que hicieron: que Gamero echó a su Millos para atrás con el ingreso de Murillo por Macalister, que Osorio se la jugó al ataque con el ingreso de Malagón y Sierra y porque metió a Joao Rodríguez, el hombre del gol del 2-1 triunfal.

Sobrevaloramos a los técnicos y minimizamos a los jugadores. Se le da más importancia al que no juega. ¡Ja! Estamos locos, Lucas...

Los errores de Millonarios

Acción del juego entre América y Millonarios.

Foto:

Dimayor

Gamero, que desde hace semanas ha expresado su preocupación por los reiterados errores de sus defensas, quiso asegurar la victoria con un central más, un quinto defensa. Tiene toda la lógica. Pero la torpeza de Murillo acabó con el plan: hizo una mano innecesaria de basquetbolista para el penalti del 1-1. Y luego, Vargas rechazó mal, dejó la pelota corta en las 18, el portero Ruiz salió a destiempo y confirmó el porqué de la contratación afanada de Montero. Ellos son los culpables directos de la derrota azul. Punto.

(Lea además: 16 clubes, a investigación por presuntas malas prácticas laborales).

América no fue menos nunca. Jugó mano a mano y siempre de cara al arco rival. A pesar de su empuje evidente ganó merecidamente por los errores groseros de la defensa de Millos. ¿Qué culpa tiene la estaca si el sapo salta y se estaca? “El campeón es el que tiene una buena defensa”, ha repetido Gamero en el último mes. Y retomando sus palabras, pues hoy su Millos no está para campeón.

Nacional no levanta.

El lógico primer favorito para el título parece que llega a la liguilla semifinal en la caída de su curva de rendimiento. El tema es que en sus últimos cinco juegos perdió la efectividad en las dos áreas. Dejó de meterla y falla en la zaga. ¡Gravísimo! Su primer tiempo contra Junior fue bueno y con el 1-0 parcial no se veía cómo le iba a empatar el Tiburón. Tras el 1-1 que apareció por el arte de magia de Cetré, el DT Restrepo hizo la de Reinaldo Rueda y sacó a Duque, su artillero: al goleador hay que aguantarlo siempre...

¿Qué hubiera pasado si Junior pierde con su apuesta de cinco defensas, tres de ellos zagueros centrales, y con hasta tres y a veces cuatro tipos delante de ellos?

Junior y la seguridad. ¿Qué hubiera pasado si Junior pierde con su apuesta de cinco defensas, tres de ellos zagueros centrales, y con hasta tres y a veces cuatro tipos delante de ellos? Pues que seguro, pero seguro, hubieran despellejado al DT Arturo Reyes por cobarde y defensivo, tal como están acabando hoy con Gamero. Pero como el resultado es fundamental hasta para los ‘intelectuales del proyecto, el proceso y las estructuras de juego’ (así es), pues Reyes hoy es un ‘zorro táctico’.

(Lea también: Nacional y Junior se fueron en tablas a punta de golazos).

El poder del goleador. Cetré le salvó la reputación momentáneamente a Reyes con su golazo descomunal. Un tipo que haga un gol en la única opción que tiene es fundamental. Me acordé, otra vez, de Reinaldo Rueda, y de Zapata y de Borja y de Muriel y de Borré y de Valoyes y de...

Estoy de acuerdo con el DT del Pereira,
Alexis Márquez, cuando reclama la jugada del primer gol. Si hubiera sido un jugador del Cali el que estuviera lastimado en el piso, seguro se detiene el partido, como paso en otra jugada. Pero como era el Pereirita, pues... Ahí el árbitro fue localista. Es obvio que no hay obligatoriedad reglamentaria para eso, como tampoco la hay... ¡para ser localista! Eso sí: el juez Édilson Ariza acertó en la expulsión de Ramírez.

Y Tolima
demostró, otra vez, que es un candidatazo firme para el título. Potente, veloz y contundente en el ataque, además de fuerte en defensa. Goleó de visitante al Alianza. El campeón defensor es un hueso duro. Miento, ¡es un hueso durísmo!

Meluk le cuenta...

GABRIEL MELUK
Editor de Deportes
@MelukLeCuenta

Más noticias de deportes

Falleció Frank Williams, fundador del equipo de F1 Williams

Video: Neymar rompe en llanto tras durísima lesión con el PSG

James se entrena y responde a las preguntas sobre su ausencia

Más de Gabriel Meluk

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.