Cinco chicos y tres grandes... ¡La Liga se vuelve un ocho!

Cinco chicos y tres grandes... ¡La Liga se vuelve un ocho!

Fortalezas y debilidades de los ocho aspirantes a conseguir la estrella de diciembre en Colombia.

Cuartos de final de la Liga

Cuartos de final de la Liga II-2018.

Foto:

CEET

Por: CAMILO MANRIQUE V. y JOSÉ ORLANDO ASCENCIO 
11 de noviembre 2018 , 11:42 p.m.
Tolima: por un doblete inédito.

En el primer semestre, Tolima sorprendió a Nacional y se coronó campeón de Liga por segunda vez en la historia. El equipo que dirige Alberto Gamero no se cayó; por el contrario, clasificó como primero en el todos contra todos y buscará ahora la tercera estrella.

Fortaleza: un ataque contundente. Tolima anotó 34 goles en 19 partidos, con el gran aporte de Marco Pérez, un delantero al que Gamero sabe sacarle provecho. Ya lo había hecho en Boyacá Chicó, y ahora, en Tolima, ha aportado 15 goles en este semestre.

Debilidad: curiosamente, de los ocho clasificados, Tolima es el que más goles recibió: 22. Alianza Petrolera y Junior le marcaron cuatro tantos, Santa Fe le hizo tres y los dos descendidos, Leones y Boyacá Chicó, le hicieron de a dos cada uno.

Bucaramanga mira hacia afuera

El regreso de Flabio Torres al Bucaramanga, aunque no figura en planilla como entrenador, fue el punto de quiebre para una campaña extraordinaria, dados los recursos con los que cuenta el club. Clasificó con anticipación y está cerca de volver a un torneo internacional, al que no va desde 1998, cuando llegó a octavos de final de la Copa Libertadores.

Fortaleza: a partir de la llegada de Torres, Bucaramanga es el mejor equipo del campeonato: 31 puntos en 14 partidos. Ganó diez partidos, empató uno y perdió tres. Y en casa se hizo muy fuerte.

Debilidad: de los ocho clasificados, es el segundo equipo que más goles recibe: 20 en 19 partidos. Ha sufrido por una nómina corta y con poco recambio, por lo que el cansancio podría pesar en el remate del campeonato.

Once Caldas piensa en grande

A comienzos de 2018, la meta del Once Caldas era salvarse del descenso. Llevó a Húbert Bodhert, un técnico que sabe dirigir bajo presión. No solamente lo alejó este año, sino que lo metió a las finales en los dos semestres y disputó con Nacional el título de la Copa Colombia.

Fortaleza: Bodhert construyó un equipo muy fuerte en Manizales, donde solamente cedió un empate en este semestre: contra Leones, con suplentes. Apenas recibió cuatro goles en su estadio.

Debilidad: la nómina es corta, cuando ha tenido que apelar a los juveniles no ha funcionado igual y perdió dos piezas claves por lesión: el volante Kevin Londoño y el delantero David Lemos. De los ocho clasificados, es el segundo peor visitante, solo por encima del Junior.

DIM, por la estrella de Cano

ndependiente Medellín es de los mejores equipos que juega, pero además tiene el plus de tener al goleador de la Liga, Germán Cano, quien ha hecho 16 goles en 19 encuentros. El DIM superó la ausencia a mitad de torneo de Didier Moreno (vendido a Deportivo de La Coruña), y ha sabido reponerse y clasificar.

Fortaleza:
el goleador Cano es sin duda la mejor arma, pero no la única, el habilidoso volante Andrés Ricaurte ha sido el pilar del juego ofensivo del Medellín porque simplifica todo adelante y casi siempre deja a los delanteros de cara al gol.

Debilidad: la defensa del DIM recibe muchos goles, es el cuarto equipo que más recibió anotaciones de los ocho clasificados y aún no se corrige: en tres de los últimos seis duelos recibió gol.

Equidad: objetivo internacional

Diego Novoa, el portero titular de Equidad, dejó en claro los objetivos de su equipo para el semestre: “Nuestra tabla es la reclasificación”. Sin embargo, el equipo que dirige Luis Fernando Suárez puede aspirar a algo más. Será cabeza de serie.

Fortaleza: Suárez logró construir una defensa muy sólida, en especial en el comienzo de la Liga, en el que tuvo la curiosidad estadística de haber roto el récord de mayor cantidad de minutos sin recibir gol como local. Recibió 15 goles y es la segunda mejor zaga del campeonato, además de tener un delantero en racha: Carlos Peralta lleva diez goles.

Debilidad: tuvo un bache que hizo dudar de sus opciones, y contra los equipos clasificados apenas consiguió ocho puntos. Pero esta fase arranca de cero.

Rionegro, por la hazaña

Sin duda, de los ocho primeros, el equipo más débil, en el papel, es Rionegro Águilas. Pero ha sido uno de los más regulares del año: solo salió de los ocho en dos de las 19 fechas del todos contra todos y no perdió contra los tres primeros de la tabla (Once Caldas y Equidad, victoria; Tolima, empató).

Fortaleza: A pesar de que solo ha marcado cuatro goles durante el semestre, Rionegro tiene en Humberto Osorio un goleador que en cualquier momento de la serie puede pesar; además, es un equipo al que es difícil marcarle: en ocho juegos no le hicieron goles.

Debilidad: La indisciplina ha sido protagonista del equipo todo este semestre; de hecho, le rescindieron el contrato a Édinson Toloza, uno de los jugadores que le daba explosividad al equipo antioqueño.

Junior: dos grandes metas

El gran sueño de Junior en las épocas recientes ha sido conseguir un título internacional, y tiene muy cerca la final de la Copa Suramericana tras ganarle el jueves a Santa Fe. Pero una estrella no le cae mal a nadie: el equipo que dirige Julio Comesaña, por fútbol, es candidato al título.

Fortaleza: sin contar el partido de anoche contra Jaguares, apenas cedió un empate en Barranquilla. Tanto en el Roberto Meléndez como en el Romelio Martínez, Junior se ha hecho fuerte. Y, hasta este domingo, tenía la segunda mejor delantera de la Liga.

Debilidad: es el peor visitante de los ocho clasificados. En diez partidos por fuera de Barranquilla, solo consiguió diez puntos en igual número de partidos. La meta de la Suramericana también podría ser una distracción.

Santa Fe solo cree en su fe

Como dijo Wilson Morelo, era impensable que Nacional perdiera contra Leones, pero pasó, y tras la goleada a Millonarios ahora empieza su camino a la décima estrella, en el mejor momento de la temporada: a pesar de la derrota en la ida, sigue vivo en las semifinales de la Copa Suramericana y ahora entrará a pelear mano a mano por el título.

Fortaleza: Es un hueso duro de roer a la hora de enfrentar los partidos de ida y vuelta, y llega con su goleador encendido: Wilson Morelo ha anotado cuatro goles en los últimos cuatro juegos; y solo ha perdido uno en la misma cantidad de juegos.

Debilidad: La irregularidad de Santa Fe durante el semestre ha sido notable. Partido a partido no se puede predecir cómo jugará, el equipo cambia constantemente.

CAMILO MANRIQUE V.
JOSÉ ORLANDO ASCENCIO
Redactores de Deportes
En Twitter: @camilomanriquev y @josasc

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.