Meluk le cuenta... (James Magno)

Meluk le cuenta... (James Magno)

Se deshizo el nudo apretado del partido contra Catar con un pase, con el filo de una espada aguda.

AUTOPLAY
Así fue el 1 - 0 a Catar | Meluk le cuenta
Meluk le cuenta

Introduzca el texto aquí

Por: GABRIEL MELUK
20 de junio 2019 , 12:41 a.m.

James Rodríguez destrabó el partido contra Argentina cuando el equipo estaba contra las cuerdas con un cambio de frente descomunal de pelota teledirigida.
James Rodríguez deshizo el nudo apretado del partido de este miércoles contra Catar con un pase, con el filo de una espada aguda que partió en dos a la defensa espesa y soltó el triunfo 1-0 con el que Colombia aseguró la clasificación a los cuartos de final del grupo B.

Su pase firme a la cabeza de Duván Zapata, como la espada de Alejandro Magno, resolvió el enredo en el que se había metido Colombia: el gol de Duván, a los 40 minutos del segundo tiempo, despejó la conquista de un triunfo que es merecido y corto.

Colombia, sin ser un huracán furioso ni una pesada aplanadora, fue dominadora clara del juego: a una sola velocidad –eso sí– puso el partido en campo rival y merodeó y merodeó las 18, pisó el área con algo de inseguridad –eso también– y disparó y cabeceó 19 veces; de esos remates, cinco fueron a puerta. El gol parecía que iba a llegar en cualquier momento. Y fue a último momento.

El 0-0 hubiera sido una injusticia, porque a pesar del trabajo defensivo esforzado de Catar, Colombia lo hizo todo por ganar.
Y el 1-0 es corto, seguro.


Colombia insistió en su plan con paciencia, persistió en su idea y finalmente ganó. Ese fue su gran acierto. Los errores puntuales fueron evidentes en el penúltimo y el último centro y en la definición. Hubo fallas en el juego ofensivo por las bandas porque los laterales no tiraron un centro bueno (ni Tesillo, ni Medina ni luego Arias) y los extremos cortaban hacia el centro y crearon un embudo que favorecía al atasco.

Duván, que fue titular por Falcao (¡oh!), pasaba inadvertido. Queiroz prefirió aumentar la palanca para romper el candado y los puso a jugar juntos, sacrificando a Cuadrado.

La virtud de insistir en el mismo plan con paciencia produjo un defecto como consecuencia: perdió sorpresa ofensiva con Falcao o sin Falcao, con Duván o sin Duván, o con ambos.

Hasta que apareció el genio, el cerebro del que luchó, del que siempre intentó, del que es el mejor, de lejos de Colombia, del más crac del equipo con su espada zurda afilada para cortar el nudo y conquistar la victoria: James... Magno.

Meluk le Cuenta... 

GABRIEL MELUK
Editor de Deportes
En Twitter: @MelukLeCuenta

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.