Michael Jackson aún vive en el barrio Pelourinho, de Brasil

Michael Jackson aún vive en el barrio Pelourinho, de Brasil

En 1996, el artista del pop grabó allí parte del video de ‘They Don’t Care About Us’.

Michael Jackson

La entrada del lugar donde Michael Jackson grabó parte del video ‘They Don’t Care About Us’ luce así hoy, tras 10 años de su muerte.

Foto:

CARLOS ORTEGA. ENVIADO ESPECIAL DE EL TIEMPO

Por: Pablo Romero
25 de junio 2019 , 09:59 a.m.

La melodía es conocida, retumba desde un pequeño local de fachada azul. Es una canción que suena allí todo el día, en inglés; se repite y se repite, suena desde un televisor mediano que proyecta el video en el que aparece el artista; es él, es Michael Jackson, el que canta, “All I want to say is that / They don’t really care about us”.

En el videoclip, Michael abre la puerta del mismo local de paredes azules y sale a esas calles, las del barrio Pelourinho, en el centro histórico de Salvador de Bahía, en Brasil. Eso fue hace 23 años, pero en este lugar, a exactos diez años de su muerte –el 25 de junio de 2009–, los habitantes lo recuerdan a diario porque su música suena a toda hora.

El local lo atiende un hombre de rasgos fuertes y escasa dentadura. No presta atención, está sentado en una butaca y mira el televisor en el que podría estar viendo fútbol, pero no, mira una y otra vez el video de Michael Jackson. “Él estuvo aquí, en esa puerta”, es todo lo que dice. A su alrededor hay decenas de fotos y artesanías de Michael.

El hombre devuelve el video, le pone play una vez más, y mientras suena la canción, con unos poderosos tambores de fondo, dice que el barrio Pelourinho es famoso desde que Michael grabó ese videoclip ahí. El tema es They Don’t Care About Us, el video es famoso porque Michael aparece en una favela de Río de Janeiro, pero parte del video se rodó ahí, en la plaza de Pelourinho.

Los tambores no se detienen, y esos tambores son de Salvador de Bahía. Son de Olodum, y solo entonces caemos en cuenta de que por todos lados en el barrio dice Olodum, hay camisetas, afiches, gorros y pinturas con sus símbolos. Olodum es un grupo musical y cultural famoso en la ciudad, célebre por sus tocatas de tambores, y más desde que fue elegido por Michael para la percusión de su video en 1996. Entonces, la vida les cambió a estos habitantes y a estos músicos.

Una mujer entra al local, vende almuerzos, reparte el del tendero, que no se mueve de su butaca. La mujer se queda mirando el video como si nunca lo hubiera visto, y seguro que lo ha visto miles de veces.
–¿Usted estuvo aquí cuando vino Michael?
–Claro. Yo lo vi, fue emocionante, yo paso por ahí en el video, ja, ja. Pero estuvo más cerca mi esposo. Él tocaba en Olodum, es ese, el quinto de izquierda a derecha en el video, el de camiseta blanca con el tambor; ya no es tan flaco, ja, ja, ja. Cuando vino Michael, el barrio se paralizó, nadie se lo quería perder. Yo no me moví de aquí ni para almorzar.

El tendero le sube el volumen al video, y sigue la tonada, “They don’t really care about us”. Suenan los tambores de Olodum. El hombre dice que arriba queda el balcón por el que se asomó Michael. Pero no deja subir. Señala un cartel que dice ‘Compre a partir de 5 reales y tómese una foto en el balcón’.Tomo una camiseta blanca con el símbolo de Olodum, que es el símbolo de la paz, con colores amarillo, rojo y verde, es la misma camiseta que Michael lleva puesta en parte del video  y una de las prendas más vendidas en el barrio.

Michael Jackson

El cuarto húmedo y de piso de madera viejo que da al balcón donde cantó Michael Jakcson. Una foto ahí vale 5 reales.

Foto:

CARLOS ORTEGA. ENVIADO ESPECIAL DE EL TIEMPO

Para ir al balcón toca subir unas escaleras muy empinadas y angostas; en cada escalón hay una foto de Michael, más joven, más viejo, toda su carrera está retratada ahí; los turistas pueden decir que siguen los pasos de la estrella del pop. Arriba hay un depósito –cuando vino Michael era una notaría–. Hay herramientas de construcción, costales de cemento, escaleras tiradas, basuras; el piso está deteriorado, y el techo y las paredes.

Hay cuatro afiches del artista junto a los cuales los turistas que pagan algo más que 5 reales se toman las fotos. Y en el centro, el balcón. Es angosto, con barandas grises; de ahí pende un afiche de Michael que ha sido mil veces fotografiado desde el exterior. Desde ahí, Michael levantó los brazos, los puños cerrados, su camiseta de Olodum, y miró hacia la plazoleta empedrada donde sonaban los tambores. Michael inmortalizó ese balcón, este barrio y esa casa que ahora es negocio y comercia con los recuerdos de esa visita.

–¿Y a usted le gusta la música de Michael?
–Sí, es buena –dice el hombre del local, que se llama Caglos Albegto. Y cómo no le va a gustar, si la música suena todo el tiempo, desde que abre a las 7 a. m.

Afuera, un grupo de artistas tocan sus tambores; hablar de Pelourinho es hablar de tambores. Uno de ellos, que lleva esqueleto y es de piel morena, se lamenta porque no estuvo el día que vino Michael, pero dice que está muy agradecido porque desde su visita, Bahía se hizo más conocido, y su cultura, y su música, que llaman samba-reggae. “Nosotros vivimos de la música, es el sustento, y Michael nos hizo conocer en el mundo”, dice, y golpea los tambores. Los turistas se toman una foto con él y le dan algunos reales, ese es su trabajo.

Subiendo por una calle empinada hay una mujer sentada en una silla frente a su local, en el que vende collares. Ella, que debe rondar los 65 años, fue testigo de la visita de la celebridad. “Yo lo vi, era muy alegre, él danzó aquí; esto estaba muy lleno, mucha seguridad, policía, mucha gente. Fue muy bonito. Su música es muy buena”.

En esas calles, el espíritu de Michael Jackson se mantiene vivo. Hay afiches suyos a 5 y a 10 reales. Uno de los vendedores saca pecho y dice que él saludó a Michael Jackson.
–¿Cómo, le dio la mano?
–No, le grite ‘hello Michael’, y él me respondió ‘hello’, ja ja ja’.

PABLO ROMERO
ENVIADO ESPECIAL DE EL TIEMPO - Salvador de Bahía
@PabloRomeroET

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.