Ospina, el ‘jefe’ del arco que se acerca al centenario

Ospina, el ‘jefe’ del arco que se acerca al centenario

El arquero de la Selección regresó a Sao Paulo y se alista para atajar su partido 99 con el equipo.

David Ospina

David Ospina volvió a entrenarse con la Selección luego de su viaje a Colombia.

Foto:

CARLOS ORTEGA - ENVIADO ESPECIAL DE EL TIEMPO

Por: Pablo Romero
25 de junio 2019 , 11:30 p.m.

Comienza la práctica y David Ospina es la novedad, todas las cámaras lo siguen y las miradas de los periodistas. Uno de los asistentes de Carlos Queiroz se le acerca, camina junto a él y le golpea en la espalda, el arquero sigue su camino hacia el arco donde entrenan los porteros, Camilo y Álvaro, y el preparador Eduardo Niño. David parece tranquilo, sereno.

Sus allegados dicen que ante todo se mantiene muy discreto, como es él. Pero Ospina es la novedad del entrenamiento, no solo porque acaba de llegar de Medellín, donde tuvo que ir para atender asuntos familiares, sino porque llega a retomar su lugar en el arco, el que dejó momentáneamente contra Paraguay.

El arco de la Selección es el hogar de Ospina, él es el jefe, el dueño.
Hace rato. Este viernes contra Chile, en los cuartos de final de la Copa América, tendrá la posibilidad de atajar su partido número 99 con el equipo nacional, quedará a uno del centenario. Uno para hacer más historia en la Selección Colombia, donde ha librado tantas batallas, casi siempre con actuaciones destacadas.

Su estreno en la Selección se remonta a 2009, cuando Ospina atajó su primer juego con el equipo de mayores, en un amistoso que Colombia perdió contra Venezuela. Ese día recibió dos goles. Desde entonces, Ospina acumula dos eliminatorias, dos mundiales, 98 partidos, y está en su tercera Copa América. Ha ganado mucha experiencia, trayectoria. Es un arquero de 30 años que todavía tiene mucho camino para aportarle al equipo, en esta Copa y seguramente en la próxima eliminatoria.

Ospina es de esos jugadores que no tienen discusión. Ha tenido altibajos, como todos, recordada es su mala racha en el cierre de la eliminatoria al Mundial de Rusia, pero no es normal, no es habitual que Ospina falle o que esté en un mal momento en la Selección. Si acaso en sus clubes, donde ha tenido que soportar suplencias incómodas, sobre todo en su etapa en Arsenal. Ahora, en Nápoles, acaba de terminar una temporada con 17 partidos atajados.

Son más los recuerdos buenos de Ospina en la Selección, las atajadas que salvan partidos, las voladas que frustran goles. Ospina, en esta Copa, ya ha tenido intervenciones heroicas en los dos partidos que jugó, contra Argentina, en un par de remates de gol, y contra Catar. Cuando le llegan a su arco, él responde, siempre responde. Es un portero demasiado confiable para Carlos Queiroz.

“Trabajamos como equipo, los resultados los sacamos todos juntos. En los últimos tiempos las cosas se han hecho muy bien. El país está contento, pero nosotros tenemos que tener los pies sobre la tierra”, dijo el portero antes del arranque de la Copa América.

El arco de Colombia sigue en ceros en la Copa. Él atajó en dos partidos y no lo pudieron vencer. Pero antes, también estuvo en los amistosos contra Panamá (77 minutos) y Perú (90 minutos), y no recibió goles. Colombia se defiende bien, se ha vuelto muy sólida, pero si el rival pasa, ahí está el portero para hacer su trabajo.

Pero Ospina no pasa el mejor momento anímico. La salud de su padre lo obligó a salir de la concentración de Colombia, la semana pasada. Tuvo que viajar a Medellín para estar con su familia, y sin embargo, Ospina regresó, en la noche del lunes ya estaba de nuevo en el hotel del equipo, en Sao Paulo, listo para seguir su competencia en la Copa América. Durante su ausencia atajó Montero sin problemas, ratificándose como un portero de proyección (véase nota alterna). Y durante su ausencia también recibió mensajes solidarios, como el del propio Carlos Queiroz, quien dijo: “Estamos con los corazones y las oraciones con David y su familia. Estamos más unidos y con más responsabilidad”.

Pero Ospina ya está de vuelta. Ayer entrenó con el mismo compromiso de siempre, y se alista para jugar su partido 99 con la Selección. Todo Colombia sabe que él es el dueño del arco, y su experiencia será necesaria para que Colombia siga ilusionándose en la Copa.

PABLO ROMERO
ENVIADO ESPECIAL DE EL TIEMPO – SAO PAULO
@PabloRomeroET

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.