Estas son las claves de Urán y López para ganar la etapa 17

Estas son las claves de Urán y López para ganar la etapa 17

Los dos colombianos están cerca de los dos primeros puestos de la general del Tour de Francia.

AUTOPLAY
Tour de Francia 2020 | El día 'D' del Tour l Etapa 16
Miguel Ángel López

AFP

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
15 de septiembre 2020 , 07:05 p. m.

La etapa reina del Tour de Francia de este miércoles promete un infierno para los ciclistas en su cota más alta, a más de 2.300 metros, donde llega una carretera recién asfaltada que la ronda gala descubre por primera vez y que conduce al Col de la Loze.

(Le puede interesar: Egan: la durísima declaración que refleja su frustración)

Es una etapa clave, importante para el futuro de la competencia y los nombres de los colombianos Rigoberto Urán y Miguel Ángel López entran en la baraja no solo para ganar la etapa, sino para asaltar la general.

(Lea también: Clasificaciones del Tour de Francia, luego de la etapa 16)

Urán, se sabe, que no ataca y que hace su carrera.
Aguantar será su máximo objetivo, mientras que López sí intentará algo, siempre y cuando Jumbo Visma lo permita, aunque eso no se ve tan posible.

El ciclista boyacense debe sacar diferencia porque en la contrarreloj, de los que van adelante, es de los que menos le rinde en esa clase de etapas, por lo que se hace imperioso atacar.

El final de los 170 kilómetros que comenzarán en Grenoble es una traca impresionante, "el puerto del siglo XXI", en palabras del director de la carrera, Christian Prudhomme, ansioso por conocer cómo responderán los cuerpos a su nueva propuesta.

La novedad consiste en el encadenamiento de pequeñas rampas de hasta el 20 por ciento en una sucesión infinita de curvas en los últimos 7 kilómetros de ascenso. Se trata de un camino que conduce a la cima del puerto, asfaltado por los propietarios de la estación de esquí para atraer al Tour, una perla para la carrera que no dudó en incluirla en su recorrido.

(No deje de leer: Nairo le pone ganas, pero los dolores en el cuerpo lo condenan)

"Y se convertirá en un clásico", promete el director deportivo, Thierri Gouvenou. La primera parte asciende hasta la estación de Meribel, por donde ya pasó el Tour en 1973 sin proponer un gran espectáculo porque sus rampas no son demasiado intensas. Pero el nuevo trazado, "que conduce a las estrellas", según Prudhomme, dará picante a la jornada.

Como suele hacer, la organización probó el recorrido en el Tour del Porvenir del año pasado, en una etapa corta, de menos de 30 kilómetros, que puso al límite los organismos de los jóvenes de menos de 23 años.

Sus recién estrenadas rampas llamaron la atención de Bernard Hinault, que no dudó en llamar a Prudhomme. El director de la carrera quedó impresionado con el paisaje y con la dureza de la carretera. "Va a sorprender a más de uno", asegura Gouvenou, ansioso de conocer cómo responderán los organismos a sus rampas irregulares.

No hay subidas como esa en los Alpes, más acostumbrados a otro tipo de puertos, menos empinados, largos y desgastantes. La sucesión de la subida a Meribel y de este nuevo trazado augura una batalla impresionante.

"Es como dos puertos en uno", señala el director deportivo. "Es algo desconocido, que no existía, pasas del 2 al 20 por ciento y gira en todos los sentidos.

Es único", agrega Prudhomme. Con el componente de que se desarrollará en buena medida por encima de los 2.000 metros, que los ciclistas superarán antes, en el puerto de la Madeleine, un clásico de la carrera que, sin embargo, también propondrá una nueva vertiente, una carretera más estrecha y empinada de 17,4 kilómetros al 8,4 por ciento de pendiente media.

La incógnita siempre planea sobre la respuesta de los cuerpos a la altura, a menudo ventajosa para los ciclistas criados en países altos, como Colombia. El año pasado el Tour propuso muchos puertos por encima del Tour y en ellos labró su victoria final Egan Bernal, el primer colombiano en ganar la carrera.

También lea: El desplome de Egan, perdió más tiempo en el Tour

En esta ocasión, pese a que la montaña es el elemento clave, sus cimas están a menos altitud. Solo la Madeleine y la Loze superan los 2.000 metros. Tras descender la Madeliene, el pelotón pondrá rumbo a Meribel y a esta nueva cima nacida para integrar la leyenda del Tour.

EFE

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.