Más allá del fallo de los jueces, el que ganó fue el boxeo (Opinión)

Más allá del fallo de los jueces, el que ganó fue el boxeo (Opinión)

16 de septiembre 2018 , 09:38 p.m.

Pocas veces en los últimos tiempos una ‘Pelea del año’ llena la expectativa como ocurrió con la del pasado sábado en Las Vegas, la del título mundial mediano entre el kazajo Gennady Gennádievich Golovkin (GGG) y el mexicano Saúl ‘Canelo’ Álvarez. Pelea de principio a fin, con dos gladiadores entregando lo mejor de sí, en medio de estrategias, estilos y gran coraje.

‘Canelo’, que perdió lejos la primera hace un año –aunque los jueces dieron tablas–, tomó de aquella los últimos pasajes y, dejando la cautela, se fue esta vez al ataque, aprovechando la mayor velocidad de manos.

Por primera alguien hizo retroceder a GGG, el sólido campeón mediano que intentó imponer su demoledor ataque y el manejo de su certero jab, que neutralizó al joven azteca.

Anticipamos que esa iba a ser la pelea de ‘Canelo’, pero que se expondría y allí iba a ser presa de GGG. Pero el mexicano aguantó hasta el final y, a juicio de los jueces, se quedó con la decisión mayoritaria (dos lo vieron ganador 115-113 y otro anotó empate 114-114), fallo que desde la misma noche del sábado originó polémica mundial.

Anoté ganador a GGG, por 115-113. Una pelea cerrada, con asaltos parejos, que podría ser para cualquiera. Y de dominio alterno, en que hasta el noveno, nadie había sacado, en mi concepto, dos puntos de ventaja.

Entonces en una pelea así, en que cada juez tiene un ángulo diferente de su percepción, difícil resulta entregar un claro ganador, sobre todo –y no estamos de acuerdo con ello– cuando los entes que rigen el boxeo mundial exigen a sus oficiales decretar un ganador en cada episodio para evitar empate de los mismos.

Por ello, si bien creo que triunfó el kazajo y la decisión fue para el mexicano, no se puede hablar de robo descarado y atraco, respetando a quiénes así lo consideran.

Soy de los que creen que ‘Canelo’ es protegido, por su condición de hombre que mueve masas y, por ende, el dinero. Y sustento esto con una solo ejemplo: en la amplia derrota que sufrió en la primera cita con GGG, el año pasado, una juez lo vio ganador ¡por ocho puntos de diferencia!

Pero de esa condición de protegido, que no se puede ocultar, a que le regalaron una pelea que era para cualquiera de los dos, por lo cerrada, hay mucho trecho.

Y si en Las Vegas se han dado fallos lamentables, que han servido para acrecentar la fama del boxeo como deporte de mafias (se viene a la memoria el gángster Frankie Carbo), este no es el caso.

Al revés. Por encima de todo, independiente del ganador y antes del mismo fallo, el gran triunfador fue el deporte del boxeo.

Esquina neutral





Estewil Quesada
Fernández
Editor de ADN Barranquilla
En twitter: @EstewilQ

Empodera tu conocimiento

Más de Estewil Quesada

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.