Martínez, un campeón que el ciclismo le ‘robó’ al fútbol

Martínez, un campeón que el ciclismo le ‘robó’ al fútbol

Ganó el oro en la crono de los Juegos Panamericanos.

Daniel Felipe Martínez

Daniel Felipe Martínez ganó el oro en la contrarreloj de los Panamericanos.

Foto:

Efe

Por: Lisandro Rengifo
07 de agosto 2019 , 03:59 p.m.

La última etapa de la Vuelta al Futuro del 2012 entró en su giro final por las calles de Cartagena. El lote iba arriado. De un momento a otro, Jhon Ánderson Rodríguez se cayó. Era el líder de la competencia y estaba a pocos kilómetros de lograr el triunfo. Cuando se levantó fue a montarse en su bicicleta, pero estaba rota.

Rodríguez, en su afán, le pidió prestada una máquina a un corredor de Risaralda, él corría por Caldas. Cruzó la meta y era el campeón. Pocos minutos después, su escuadra y él fueron informados que debido a que el reglamento dice que no se puede recibir una bicicleta de un ciclista de otro equipo, Rodríguez quedó expulsado de la carrera y, por ende, no pudo celebrar el título.

El campeón, en esa ocasión, fue Daniel Felipe Martínez Poveda, quien este miércoles le dio a Colombia el oro en la contrarreloj individual de los Juegos Panamericanos de Lima. 

Ese fin de semana de diciembre del 2012, Martínez no debía correr la Vuelta al Futuro, porque en esa fecha se celebraron los grados de bachillerato del colegio Carlos Albán de Bosa, pero Martínez no fue. Les dijo a los profesores que quería ir a correr, que no iba a asistir y así fue. Debido a esto, su mamá, Blanca, recibió días después del diploma de bachiller por la ventanilla del colegio.

Esa rebeldía hoy se puede entender. El pequeño Daniel Felipe, que nació en Soacha el 25 de abril de 1996, lo que quería era ser ciclista. Fue muy buen estudiante, siempre ocupaba los primeros lugares del curso, pero quería montar en bicicleta, ser un campeón.

Se levantó en una zona difícil, complicada, con pandillas, mucha droga, una desestabilización social a la que le hizo el quite, gracias, dice él, a las bases que cimentaron sus padres en la familia.

Daniel Felipe Martínez

Daniel Felipe Martínez (centro), con sus padres.

Foto:

Twitter: @EFprocycling


Su hermano Jeison fue clave para que Daniel llegara al ciclismo. Fue quien le prestó la bicicleta para que montara. Fue una monareta, y ahí comenzó todo.

Sin embargo, el fútbol fue su primer amor. Es hincha de Atlético Nacional, fue delantero, advierte que era el terror de los arqueros rivales.

Me gustaba hacer goles y los hacía. Todavía veo partidos, me gusta, tengo pasión por el fútbol

La vida lo obligó a sacrificarse. Trabajó como ayudante en una tienda de Soacha, se ganaba sus pesos y, al mismo tiempo, tenía la opción de ver los partidos de Nacional.
Mide 1,74 metros, pesa 63 kilos. Se confiesa “buena muela”, come bien, aunque desde que arrancó en el ciclismo le ha tocado bajarle a las harinas y al dulce, comer balanceado.

A sus 22 años, ya tiene dos participaciones en el Giro de Italia. Fue 89 en el 2016 y un año después se retiró. Cuando Rigoberto Urán abandonó el Tour de Francia del año pasado, Daniel tomó las riendas del equipo y terminó en la casilla 36.

Siempre fue bueno al reloj. Ya tiene dos metales en los Nacionales, el último de ellos, el oro, lo consiguió en febrero en Villavicencio, superando a dos estrellas: dejó con la medalla de plata a Miguel Ángel López y con el bronce al campeón del Tour de Francia, Egan Bernal.

Uno de sus resultados más importantes fue el título de la montaña en la Ruta del Sur del 2015, prueba que ganó Alberto Contador, su ídolo, y en la que Nairo Quintana fue segundo. Fueron las épocas del extinto Team Colombia.

Egan lo derrotó en la clasificación de los jóvenes del Giro del Trentino del 2016, allí, Martínez hacía parte del equipo Wilier Triestina. Al año siguiente, cuando ya estaba en el Cannondale, hoy Education First, Daniel Felipe fue el mejor joven de la Vuelta a Turquía.

Esto dijo de Martínez el técnico del EF, Juan Manuel Gárate:

Es uno de los corredores a los que le apostamos en el equipo. Daniel, para nosotros, es otro líder del equipo. Es joven, debe aprender más, pero seguro que será un gran campeón

Martínez se impuso en la contrarreloj individual de los Juegos Panamericanos. Venía de una lesión, de romperse el escafoides de la mano derecha y el pulgar de la izquierda, fue operado y se perdió el Tour de Francia. Eso fue el pasado 4 de junio, pero hoy celebra el oro en Lima, un triunfo que le devuelve el alma al cuerpo a la delegación.

Lisandro Rengifo
Enviado especial de EL TIEMPO
@lisandroabel

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.