Froome respeta a Nairo, pero dice que no ha sido su rival más fuerte

Froome respeta a Nairo, pero dice que no ha sido su rival más fuerte

El mejor ciclista del mundo habló a solas con EL TIEMPO sobre su carrera, Egan Bernal y dopaje.

AUTOPLAY
Chris Froome en entrevista con EL TIEMPOEl ciclista cuatro veces ganador del Tour de Francia habló de sus mejores momentos, sus expectativas y su relación con los ciclistas colombianos.
Chris Froome

Jaiver Nieto /EL TIEMPO

Por: LISANDRO RENGIFO
10 de febrero 2019 , 09:57 p.m.

Richie Porte, Bauke Mollema y Chris Froome se encontraron de frente con la moto de la televisión. Se estrellaron, se fueron al suelo y cada uno trató de ‘sobrevivir’ ese día. Fue una jornada caótica, recortada por el viento hacia el Mont Ventoux en el Tour de Francia del 2016.

Froome, el líder, quien este domingo estará en la presentación del Tour Colombia 2.1 en Medellín y que desde el martes disputará esa competencia, comenzó a correr, trató de imitar a los atletas africanos, la tierra dónde nació: corrió en busca de la meta.

Fue surrealista. Miraba para atrás, hablaba por el radio, corría como un desesperado, las chapas (chocles) de las zapatillas no lo dejaban avanzar mucho, pero intentaba ganar metros. Fuera de sí, se subió a una bicicleta, pero se bajó porque le quedaba muy pequeña. Tras una eternidad llegó el auxilio mecánico y le dio una máquina de repuesto... ¡Por fin pudo llegar a la meta y defender el liderato!

El mismo Froome, nacido en Nairobi (Kenia) el 20 de mayo de 1985, dice que ese momento es uno de los más angustiantes de su carrera. Ahora se ríe a carcajadas cuando revive ese inolvidable 14 de julio.

Fue un momento insólito y único del ciclista más importante del planeta en la actualidad, del campeón de cuatro Tour de Francia; del hombre que desde el martes correrá el Tour Colombia 2.1. Nadie, en la historia del Tour de Francia había tenido que pasarse al atletismo para ser el campeón.

Chris Froome, de 33 años, aumentó su leyenda con el sensacional triunfo en el Giro de Italia del año pasado y la gran victoria de la Vuelta a España del 2017. Pero su mito comenzó mucho tiempo atrás, cuando dejó de ser el niño que, en su mochila, llevaba a su casa escorpiones y serpientes, que su mamá –fallecida en el 2008–, obligaba a soltarlas.

El niño Froome sufrió esquistosomiasis, una enfermedad producida por larvas que entran al cuerpo por estar en charcos o lagunas, y disminuyen los glóbulos rojos, causan fatiga y fiebres muy altas.

Chris Froome

Chris Froome, en entrevista con El Tiempo.

Foto:

Jaiver Nieto /EL TIEMPO

A los 7 años le regalaron una bicicleta y ahí comenzó su pasión por el ciclismo, un deporte del que hoy es la gran estrella: está a punto de entrar al grupo de los dioses que han ganado cinco Tour de Francia como Eddy Merckx, Jacques Anquetil, Bernard Hinault o Miguel Indurain.

Al verlo, Froome, nacionalizado británico, no intimida con su metro y 86 centímetros de su estatura. Es flaco, desgarbado y camina entre la gente que duda en acercársele. Él, con una sonrisa, les quita la pena. “Lo tienen de ‘parche’. No niega una foto ni un autógrafo y hasta ha hecho videos saludando a hijos, padres y promocionando almacenes de bicicletas”, contó un empleado del hotel en el que se hospeda en Rionegro (Antioquia).

Lleva dos semanas en Colombia, en un campamento en altura, y la gente está impresionada con él. Ha recibido invitaciones sociales, pero no las acepta porque entrena y se encierra en su habitación.

“Es tan profesional y sabe lo que quiere que se cuida en todo. Durante el entrenamiento a veces se para en una tienda, sus compañeros compran algo y comen. Él no. Va al carro y solo consume lo que le prepara el cocinero del equipo”, contó uno de sus acompañantes.

Sigue una dieta rígida: come mucha fruta, verduras, jugos, batidos verdes y, últimamente, en Colombia, ha incluido en su menú el jugo de remolacha. Ingiere mucha proteína, pero solo carnes blancas.

Froome es un ejemplo de consagración. Cuentan que termina el trabajo diario y les dice a sus compañeros que regresen al hotel, mientras él pide el acompañamiento del carro y extiende la práctica.

Igual hace cuando hace trabajos específicos. “Termina el plan, pero se queda media hora más. Solo le importa su preparación y recalca que esos trabajos de más son los que le sirven para cumplir sus metas”, señaló uno de sus allegados a EL TIEMPO.

Chris Froome

Chris Froome, en entrevista con EL TIEMPO.

Foto:

Jaiver Nieto /EL TIEMPO

Ese mismo agregó: “La gente dice que el Sky gana porque tiene mucha plata. Eso no es cierto. Gana porque ellos son meticulosos, estrictos, exigentes y no dejan nada al azar”.

Cuando van por las carreteras de Antioquia (por donde se correrá el Tour Colombia 2.1), Froome hace locuras, se mete por trochas y carretera destapadas, algo que inquieta a sus técnicos, por lo que de inmediato le llega a la rueda un carro de la escuadra.

Froome es el primer corredor del grupo que llega al restaurante
y el último que se va. Habla con sus compañeros, los hace sentir como hermanos, los aconseja. Dialoga con los técnicos, da sus opiniones y ellos las tienen en cuenta.

El mismo Froome maneja sus redes sociales. Hay alguien en el equipo que lo orienta, pero él sube sus videos y edita las fotos.

Cuando descansa no se despega de su celular. La comunicación es permanente con Michelle Cound, su esposa; con Kilian, su primer hijo, y especialmente con Katie, a quien apenas contempla, pues solo tiene seis meses. “¡Sí ven: tiene los mismos ojos de la mamá!”, le dice Froome a un cercano.

La entrevista va a comenzar. Su saludo es especial. Extiende el brazo y empuña la mano. Choca los cinco. Un allegado cuenta que se acostumbró a ese “saludo colombiano”.

La cita es en un jardín del hotel de concentración en Rionegro, bajo los árboles y con frío.

“Buenas tardes”, dijo y se sentó. En el encuentro a solas con EL TIEMPO, Froome no llevó el celular. No lo intimidaron los aficionados que estaban cerca. Tampoco protestó por nada. No tuvo un mal gesto y, por el contrario, se ‘despachó’: respondió a cada pregunta con la misma calma con la que afronta los ataques de sus rivales en las carreras.

¿Cuál ha sido el Tour de Francia que más le ha costado ganar?
Probablemente el último que gané en el 2017, cuando Rigoberto Urán quedó de segundo. Diría que ese es el más difícil para mí, porque se decidió en la etapa 20.

Chris Froome

Chris Froome (amarillo), Rigoberto Urán (verde) y Romain Bardet (blanco).

Foto:

AFP

¿No fue ninguno de los que afrontó con Nairo?
Yo diría que el Tour contra ‘Rigo’ estuvo más complicado, ya que solo había 20 segundos entre nosotros.

¿Qué opina de las luchas con Nairo?
Nairo ha sido un gran rival a lo largo de los años, un rival por el que tengo mucho respeto. Siempre me ha presionado en la montaña. Año tras año es un corredor por el que siempre guardo un gran respeto y al que le presto atención durante el Tour de Francia.

¿Nairo ha sido el rival más fuerte?
Diría que Alberto Contador ha sido, probablemente, el rival más difícil a lo largo de mi carrera. Lo digo por el número de veces que hemos terminado cabeza a cabeza en los Tours o Vuelta de España.

Tour de Francia

Chris Froome.

Foto:

Guillaume Horcajuelo / EFE

¿Nairo ganará el Tour?
Seguro. Él ha llegado cerca antes. Este año, el Tour de Francia tiene grandes ascensos sobre los 2.000 metros, por lo que creo que le caerá bien a sus condiciones. Es un corredor que entrena en altitud, le viene bien la altura, así que espero que esté muy fuerte en este Tour.

¿Se considera a la altura de Merckx, Hinault, Anquetil e Indurain?
Aprecio totalmente cuán difícil es ganar el Tour de Francia. No me consideraría aún parte de este grupo, sino hasta que pueda ganar el quinto Tour, porque algo podría pasar y no espero que se dé fácilmente. Tendré que trabajar extremadamente duro y, aun así, nada está garantizado.

¿Por qué no relata lo que pasó en esa etapa hacia el Mont Ventoux, en el Tour del 2016?
(Risas) En el momento que me estrellé estaba tan solo a un kilómetro de la meta. Podía oír por mi radio que el carro estaba lejos y que mi bicicleta estaba dañada, así que mi primera reacción fue correr, el objetivo era recuperar así fueran 200 o 300 metros al menos y acercarme a la meta. Una vez llegara al carro, pues me montaría en la bicicleta de repuesto, ni siquiera lo cuestioné. (Más risas). En mi mente solo estaba que tenía que seguir hacia la meta.

Chris FroomeChris Froome.
Chris Froome

Chris Froome.

¿Y cuándo revive ese momento?
(Más risas). Me puedo reír de eso ahora y muchos de mis amigos y compañeros siempre me hacen chistes sobre ese momento. (Más risas). Es que necesitaba demostrar que era el líder, que tenía la camiseta amarilla, que la quería mantener. Digo hoy, cuando veo la imagen, que hice eso para continuar en carrera porque la meta era seguir en el liderato, incluso sin la bicicleta.

Hablan maravillas de Egan Bernal, ¿qué opina de él?
Egan tiene un futuro maravilloso. Es muy joven, pero ya ha mejorado mucho, desde una edad muy temprana y creo que la razón de eso es porque es muy maduro, porque mentalmente es muy maduro. Sabe lo que quiere hacer y esto es una gran fortaleza para él.

Y está en una gran estructura…
Claro: por estar en el Team Sky tiene oportunidades fantásticas para continuar aprendiendo. Incluso, también de contar con opciones como las tiene ahora de intentar ganar el Giro de Italia. Creo que tiene la maquinaria, el motor para hacerlo y, como lo dije antes, tiene un futuro muy, muy brillante.

La filosofía del Sky es formar a los campeones, ¿esa es la idea con Egan?
Definitivamente. Creo que Egan está en el camino correcto. Es una lástima para nosotros perder al Sky como patrocinador al final de este año. Por eso, esperamos tener una temporada muy buena para poder encontrar un nuevo patrocinador. Ojalá nuestro equipo pueda mantenerse junto y así continuar mejorando con las nuevas generaciones de compañeros, generaciones como la de Egan.

¿Considera a Egan Bernal como su sucesor?
Es muy temprano para decirlo y no quiero ponerle mucha presión sobre sus hombros, pero él tiene todas las características para ganar las grandes carreras, ya tiene un respeto dentro del lote. Si él continua en este camino seguramente seguirá mis pasos, incluso, podrá hacer cosas mucho más grandes que las que yo he hecho.

Team Sky

Team Sky en Colombia.

Foto:

@TourColombiaUCI

¿Cuál ha sido la mejor etapa de su carrera?
La jornada 19 del Giro de Italia del año pasado. Ese para mí fue el momento más agradable del ciclismo, porque ya no puedes ver ciclismo como este, fue un día distinto.

¿Por qué la destaca?
El ciclismo por estos días parece ser de más cálculos, de pequeños márgenes de tiempo entre los ganadores, así que para atacar en estos 80 kilómetros hasta la meta e ir solo era algo de lo que solo podía soñar cuando era niño.

Con ese ataque devolvió el tiempo en 50 años, cuando se atacaba de lejos...
Ciertamente, como lo dices, me inspira para correr otra vez y creo que eso me trae de vuelta a lo que me hizo enamorar del ciclismo: que es imprevisible. Es este sentimiento que te hace querer y lograr algo tan profundamente; que encuentras una manera de hacerlo y creo que en la etapa 19 del Giro del año pasado fue donde lo sentí.

Chris Froome

Chris Froome se consagró con el título del Giro de Italia 2018.

Foto:

AFP

¿Y la peor jornada?
(Piensa. Mueve la cabeza de lado a lado). Debió ser hace mucho tiempo. No me acuerdo...

¿Alguna en el Tour?
Diría que fue la cuarta etapa del Tour de Francia de 2014. Un día antes del empedrado, del pavé, donde tuve hubo un pequeño accidente en el que estuve envuelto. En el momento que volví a mi bicicleta sabía que mi muñeca estaba rota.

La única vez que se ha retirado el Tour…
Trabajé muy duro para estar en buenas condiciones para ese Tour. Empecé la siguiente etapa en el empedrado, pero sabía que esa carrera había terminado, fue un momento muy difícil para mí, pero uno debe estar preparado para eso.

Si no hubiera sido así, hoy ya tendría cinco títulos en Francia…
Es muy difícil decir qué hubiera pasado si... Puedes mirar siempre hacia atrás y preguntar cosas, pero no soy de la clase de personas que miran atrás. Siempre miro hacia adelante. Enloquecería si continuara mirando el pasado y me preguntaría qué hubiera pasado si… No puedo cambiar el pasado, pero sí puedo cambiar el futuro, esa es mi mentalidad.

Se dijo que usted recibió la orden de esperar a su compañero Bradley Wiggins, campeón del Tour del 2012. ¿Tenía con qué ganarle?
Me volvería loco si dijera qué hubiera pasado si hubiera esperado a Wiggins o si yo hubiera continuado y seguido por mi cuenta; pero lo que pasó, pasó; y no puedo cambiarlo. Solo puedo cambiar cuando me acerco al futuro.

¿Qué le pasa por su cabeza cuando en plena carrera lo insultan o lo escupen?
Es una lástima ver esto en el ciclismo porque es realmente un deporte en el que la gente puede acercarse mucho, pero cuando el público abusa y se hace demasiado cerca, e incluso toca a los corredores, sobrepasa un límite que debe respetarse.

Chris Froome

Chris Froome

Foto:

Archivo EL TIEMPO

¿Qué tan incómodo es?
Trato de balancearlo con las cosas del otro lado. Cuando hay algo negativo como esto debes mirar al otro lado y ver lo positivo de los niños pequeños y cómo son felices de ver la carrera pasar por su casa. Eso para mí es diez veces más poderoso que cualquier negatividad.

Gente del ciclismo, como Hinault, cree que usted no merece los títulos que tiene por su resultado adverso en el control al dopaje en la Vuelta a España 2017. ¿Qué piensa?
Creo que tiene toda la información de los últimos 12 meses especialmente y pienso que él hubiera tenido una mentalidad diferente. No entendió la situación en la que yo estaba el año pasado y es desafortunado hacer este tipo de comentarios. Todavía tengo mucho respeto hacia él como persona y por lo que ha alcanzado en este deporte. Creo que es un grande del Tour de Francia.

¿Cómo asimiló la noticia del resultado antidopaje?
Es uno de los momentos más difíciles de mi carrera, sabiendo que no había hecho nada malo desde el comienzo. Eso me dio la motivación para seguir corriendo y para seguir peleando. Sabía que, al final, la verdad iba a ser clara para todos, así que solo tenía que llegar a ese punto.

¿Qué les dice a quienes afirman que usted y el Sky ganan con bicicletas con motor?
Creo que la gente no entiende la clase de controles por las que pasamos en el ciclismo y tendría que decirte que casi todos los días en el Tour de Francia mi bicicleta es puesta en máquinas de rayos X y escaneada antes de la etapa. Al final de la jornada no hay cuestionamiento alguno sobre un motor en la bicicleta.

¿Se indispone con eso?
La gente no sabe lo que pasa detrás de cámaras. En mi opinión, no creo que ninguna persona en el ciclismo profesional pueda usar un motor y salirse con la suya. No es posible. Tal vez en el ciclismo de aficionados donde no hay controles, pero no en el Tour de Francia o en otras carreras.

Su meta es ganar el quinto Tour, ¿hay Froome para un sexto título?
Primero tengo que intentar y obtener el quinto. Siento que sería un gran logro y quiero intentarlo, correr para que sea posible. Siempre que mi cuerpo lo permita, mi salud sea suficientemente buena y mi nivel suficientemente alto, lo intentaré.

¿Por qué cree que el ciclismo colombiano es tan exitoso?
Es maravilloso ver lo que los colombianos han logrado en el ciclismo profesional y venir acá me ha dado una muestra de por qué son tan exitosos los último años. Por lo que he palpado será más fuerte en el futuro.

¿Por qué Sky decidió hacer un campamento en altura en Colombia?
Ha sido realmente una experiencia fantástica venir acá, y claro, después de la gente, están las buenas vías para practicar, la buena comida, el buen clima. Hay muchas razones por las que estamos acá y muchas razones para volver en el futuro. Creo que el público es simplemente fantástico, nunca he sido tan bienvenido como lo han hecho acá en Colombia.

LISANDRO RENGIFO
​Redactor de EL TIEMPO
En Twitter: @lisandroabel

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.