Las horas más difíciles de Nairo en el equipo y en el Tour

Las horas más difíciles de Nairo en el equipo y en el Tour

Alejado del podio y convertido en gregario de Mikel Landa, el colombiano se defiende de críticas.

Nairo y Landa

Nairo y Landa.

Foto:

Team Movistar

Por: DEPORTES
23 de julio 2019 , 05:32 a.m.

La opción de ganar el Tour de Francia este año se acabó muy temprano para Nairo Quintana. Cuando apenas comienza la última semana de carrera, el colombiano, que llegó como uno de los capos del Movistar, está a más de ocho minutos del líder de la carrera, Julian Alaphilippe, y a más de seis del podio. Y lo peor es que la mayoría del tiempo perdido fue en su terreno, la montaña.

Tras ceder 2 minutos y 48 segundos en el Tourmalet frente al ganador de la etapa, Thibaut Pinot, Nairo se resignó al papel de gregario de Mikel Landa. Pero ese día le criticaron su actitud, el hecho de no haber avisado que no venía bien.

“Fue una decepción porque Nairo no estuvo a su nivel, aunque el equipo estuvo de 10”, dijo ayer Alejandro Valverde, el corredor más experimentado del Movistar. “Hicimos un gran trabajo, pero no sabíamos qué le pasaba. No dijo nada, si no a ver qué hacemos tirando”, agregó.

Nairo volvió a explicar su actitud: “En el Soulor (penúltimo puerto de montaña de esa jornada) ya dije que fuesen tranquilos. Se puso a tirar Andrey Amador y pasé una crisis, pero Mikel Landa quería más ritmo, se sentía fuerte. A mí no me gusta que me jodan mi momento, él estaba fuerte y los rivales sufrían. Siguió adelante y buscó su interés, y yo me defendí como pude en el Tourmalet”, señaló. “Llegué al Tour con buenas sensaciones, pero se torció el objetivo con la caída , que me descuadró bastante. En el Tourmalet tuve mal día y ayer lo intenté con la estrategia del equipo. El objetivo era ayudar a Mikel (Landa) y será el mismo hasta París”, agregó.

El domingo, Nairo se metió en una fuga que llegó a tener casi cinco minutos de ventaja, pero luego fue alcanzado por Landa y no pudo ponerle ritmo: terminó otra vez rezagado. “Ha hecho lo que ha podido”, declaró Landa.

Lo que pasó ese día no solo le valió las críticas de la prensa española, que vio su actitud como si se tratara de firmar su salida del Movistar, sino también de algunos exciclistas. Uno de los más duros con Nairo fue el danés Michael Rasmussen, quien fue líder parcial del Tour de Francia en 2007, pero fue expulsado de la carrera a cuatro etapas de terminar, por no haber sido localizado para cuatro controles antidopaje previos a la competencia. Posteriormente, Rasmussen confesó que se había dopado durante 12 años, de 1998 hasta 2010.

“El ‘Pequeño Q’ (forma como se refiere Rasmussen al hablar de Nairo) debería recibir una paliza por su egocentrismo”, publicó en su cuenta de Twitter. “Pulgares arriba para Movistar y su táctica. Siete de sus ocho corredores siguieron el plan”, refiriéndose a Quintana como el que no lo hizo.

En otro trino, el exciclista siguió su dura crítica al colombiano: “El ‘Pequeño Q mostró muy poca lealtad y clase tirando mientras estaba sentado en el grupo de persecución y no tirando cuando Landa lo alcanzó. Supongo que esos dos no comparten habitación de hotel en el Tour”.

DEPORTES

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.