Colombia tiene una montaña de ilusiones en la Vuelta a España

Colombia tiene una montaña de ilusiones en la Vuelta a España

Blanco y Cárdenas, ganadores en Covatilla, Bingen (DT Dimension) y Lastras (DT Movistar), analizan.

Nairo Quintana

Nairo Quintana, ciclista colombiano.

Foto:

EFE

Por: LISANDRO RENGIFO
01 de septiembre 2018 , 06:44 p.m.

La Vuelta a España entra al epílogo de la primera semana y nada mejor que terminarla con una etapa cinco estrellas, con un premio de fuera de categoría cerca del final, en la que los favoritos, entre ellos los colombianos Nairo Quintana, Rigoberto Urán y Miguel Ángel López, tendrán la opción de ir por la victoria, acomodarse en la general e, incluso, ir por el liderato.

El tramo entre Talavera de la reina y La Covatilla, de 200,8 kilómetros y con cuatro ascensos, es ideal para sacar segundos, para que los llamados a pelear la general comiencen, de verdad, a marcar territorio, labrar su camino; bueno, si es que tienen alguna aspiración.

La Covatilla es un premio corto, pero duro, característico de la Vuelta a España. Son 9,8 km de extensión, con rampas hasta del 12 por ciento de inclinación y que se subirá, tras 191 km y tres pasos montañosos más y un calor asfixiante.

Será la quinta vez que la ronda española tendrá como meta La Covatilla, y las cuatro veces anteriores ha sido clave. El último tramo, 1,5 km es pedaleable, las rampas duras están atrás.


La llegada está ubicada en la primera parte de la prueba y, sacando al líder, Rudy Molard, que lo más normal es que ceda, de ahí para atrás, hasta el puesto 16, los ciclistas están en una diferencia en menos de un minuto. Hasta el momento, la Vuelta no ha sufrido cambios importantes, no ha habido ataques claves de los capos, pero ya es hora y hoy en un día ideal.

Ya los líderes tienen que dar la cara. Es un premio duro para marcar las primeras diferencias

“Ya los líderes tienen que dar la cara. Es un premio duro para marcar las primeras diferencias”, le dijo a EL TIEMPO Santiago Blanco, el primer ciclista ganador en La Covatilla, en el 2002, hoy asesor deportivo de la competencia.

Y agregó: “A veces hace mucho viento por ahí. A los líderes les ha dado miedo atacar, porque la Vuelta es larga y dura, pero hoy hay que hacerlo. Las diferencias, si se sacan, no serán grandes, y más de la mitad de los pedalistas que están en el minuto de diferencia cederán terreno”.

El colombiano Félix Cárdenas ganó en La Covatilla dos años después que Blanco. “Lo más duro está al comienzo y al final de la subida. Dos km antes del final las rampas son muy duras, luego se aplana, se puede hacer la carrera difícil”, precisó Cárdenas.

El exciclista advirtió que la fracción no será definitiva, porque la carrera está comenzando. “Los favoritos se han cuidado. La Covatilla servirá para sacar diferencias, pero por segundos, no por minutos. Servirá para acomodar la general. Es claro que Nairo, Urán y López deben poner su paso y comenzar a mover la carrera a su favor, eso es lo que hay que hacer. Es temprano, pero ya hay que diseñar el camino”, agregó.

Es hora de moverse

Ángel Edo es otro ciclista español que alcanzó a conocer la llegada y opina que ya es hora de que los corredores de nombre pongan a cada uno en su sitio.

“Es un puerto duro donde los escaladores tienen que intentar hacer las primeras diferencias”, indicó.


“Para que se pueda producir un ataque en el tramo más duro, un equipo tiene que endurecer muchísimo el ritmo desde el inicio de la subida”, señaló Edo.

Este sábado, tras la etapa, Nairo dijo: “Mañana (hoy), prácticamente es para mí y tenemos que sacarlo con buena nota”.

Bingen Fernández es uno de los integrantes del cuerpo técnico del equipo Dimension Data y advierte que ya es hora de que la batalla llegue. “Es un día ideal para mover el árbol, para saber cuáles son las manzanas podridas, seleccionar el lote de favoritos”, señaló el DT español.

La competencia ha tenido dos llegadas en alto, en Caminito del Rey y en la Alfaguara, pero han sido más decisivas jornadas en terreno llano y con vientos, que han distanciado a hombres que venían a pelear, como Wilco Kelderman y Thibaut Pinot.

La selección se debe hacer desde abajo. Y en el resto de la subida hay que mantener un paso intenso, con el que se debe buscar sacar de rueda a los ciclistas que paguen ese esfuerzo”, dijo.

“Nairo, López y Urán son algunos de los que deben ponerse al frente, mostrarse al ataque, son favoritos y pueden poner un ritmo duro”, precisó Fernández.

Pablo Lastras, DT del Movistar, es claro: “Los favoritos deben de empezar a coger posiciones reales para optar a la victoria final. Es una subida dura y exigente y se pueden empezar a marcar alguna diferencia. Lo ideal es un ataque a los 2 ó 3 kilómetros de empezar el puerto final. Será clave sacar diferencias con los rivales mas directos”.

Por lo que dicen los expertos, la etapa de hoy es importante y la clave la tendrán los escaladores; entre ellos, los colombianos.








LISANDRO RENGIFO
REDACTOR DE EL TIEMPO
En twitter: @lisandroabel

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.