Cano, el campeón del Clásico RCN, con ‘licencia’ para ser técnico

Cano, el campeón del Clásico RCN, con ‘licencia’ para ser técnico

Es el único ciclista activo en el país que ha estudiado para ser DT. 

Álex Cano

Álex Cano, con el trofeo de campeón del Clásico RCN 2018.

Foto:

Prensa Clásico RCN

01 de octubre 2018 , 03:07 p.m.

Llevaba dos subtítulos del Clásico RCN (2012 y 2014), tres segundos lugares (2013 y 2017) y un tercero en la Vuelta a Colombia (2016), cinco veces le había pegado en el palo, pero Álex Cano por fin pudo celebrar una victoria: el título del Clásico RCN 2018, el que celebró con alegría y el que le da una pauta para tomarse un respiro, pensar en el futuro, el que casi que tiene asegurado como técnico de ciclismo.

Sí, técnico de ciclismo, porque, según sus cuentas, él, Cano, es el único pedalista activo que hizo el curso como DT, le falta presentar algunos requisitos finales para graduarse, pero hizo el curso en España.


Es más, entre el 10 y el 14 de octubre próximo, Cano hará las veces de director deportivo, le ayudará a Jorge Arbeláez a orientar al equipo Coldeportes Zenú en la Vuelta a Colombia Femenina, de la categoría 2.1.

¿Ya con el título del Clásico RCN se va a retirar del ciclismo?
No pensaba dejarlo este año. No sé, uno, dos o tres años más en la bicicleta es la meta, pero esa decisión la tomaré sobre la marcha. Terminé con el Clásico y estaré en la Vuelta Femenina como uno de los técnicos del equipo, a acompañar a Jorge Arbeláez.

¿Ya se graduó?
No, tengo que llenar unos requisitos que me faltan, como una pasantía, y esa de la Vuelta a Colombia Femenina me servirá.

Pero ya terminó materias…
Sí, hice unas presenciales en España durante dos meses largos y otras a distancia.

Ya con ese aprendizaje, ¿ha cambiado mucho su forma de prepararse, de correr en el último año?
Uno aprende mucho de la fisiología del ejercicio, del entrenamiento de fuerza, eso lo da la academia y después se ve con los deportistas. Sirve para ser uno exitoso y me enseñó a que uno debe ser integral.

¿Cómo es eso?
Es valiosa la práctica, pero hay que complementarla con la academia. Eso hace posible que uno tenga de las dos cosas. Ese tipo de técnicos son los que necesitan.

Ser ya un técnico, ¿en que lo ha cambiado?
Me hizo reflexionar en que hay que prepararse mejor, no todo debe ser bicicleta, hay que sacar espacios para hablar otro idioma o un tercero, complementar cosas. Estudiar sobre nutrición, saber más del entrenamiento.

¿Qué le costó más?
Volver a coger el ritmo del estudio, me dio duro porque hacía mucho no estudiaba. Es como cuando usted deja de entrenar o de competir por un tiempo y vuelve, eso cuesta.

¿Y se vio en dificultades para pasar las materias?
Estuvo complicado el tema. Ese curso es de tres niveles, me aprobaron los dos primeros por lo que he corrido, por el ciclo olímpico, por los contratos como profesional, pero había que presentar un examen de admisión, pasé raspando.

¿Por qué pasó raspando?
varias veces pensé en devolverme. Me fui bien en la ruta, saqué el mayor puntaje, estudié la pista y la pasé, pero había cosas técnicas de BMX, de Bike Trial que desconocía totalmente y no me fue bien, pero arrastré con los de la ruta.

¿Y se va a dedicar a la ruta?
Con el título, pues uno puede dirigir en BMX, Bike Trial, es una licencia abierta de ciclismo, pero ya tengo un lineamiento y es la ruta. Uno ve todas esas modalidades del ciclismo.

Hasta donde yo se, soy el único ciclista activo del país que ha estudiado para ser técnico


Ese estudio le sirvió para analizar cómo se entrena en Colombia, ¿se hacen las cosas bien?
Con mucho respeto los ciclistas acá no hacemos muchas cosas de la manera más correcta. Debe haber un equilibrio entre la sensación del ciclista y lo técnico, el computador, pero acá tenemos mucha tendencia a lo primero. Hay gente que le sirve más trabajar con pulso que con vatios, pero cuando uno encuentra lo mejor para uno, pues hay que utilizarlo, con metodología.

¿Ganar el clásico le dio un respiro, tras no haber podido ganar esa prueba y la Vuelta a Colombia?
Se quita uno como una tensión, la verdad, estoy contento, pero es una sensación diferente. Lo más importante es el proceso, me quedo con todo lo que he vivido, la gente, las experiencias. Con el tiempo la gente se le olvida quién ganó el Clásico RCN del 2018, pero a uno le queda ese cariño, el reconocimiento, y el orgullo de la familia, eso me hace feliz.

¿Fue un podio distinto?
Uno se sube al podio y es una sensación diferente como campeón, pero para mis padres, mis hermanos, mi esposa es un orgullo verlo a uno allá en el primer cajón y eso marca diferencia.

Álex Cano

Álex Cano vestido de amarillo, de líder del Clásico RCN.

Foto:

Prensa Clásico RCN


¿Le gustó el recorrido?
Al comienzo hubo miedo con la crono, pero resultó bonita, miedo por unos reductores, pero no pasó nada. Hay gente que dice que ha sido el Clásico más duro de la historia por la montaña, por el nivel y eso se suma al equilibrio que hizo en la crono para especialistas.

¿Vio perdida la carrera en algún momento?
Siempre vi a Edward Beltrán muy fuerte, se veía así. Cuando llegó en la fuga hacia Mariquita me preocupé. En la corno le desconté y me di cuenta que había opciones todavía.

¿El secreto estuvo en la etapa hacia Manizales?
El ascenso a Letras me lo puse como reto, el año pasado perdí la Vuelta a Colombia ahí. Por eso entrené mucho por ese lugar y cuando llegó el momento tuve una confianza tremenda. No era el que mejor venía, arranqué, lo intenté de caña y sobre la marcha me animé, me llegaron fuerzas y me permitieron coger el liderato.

Y al día siguiente a La Estrella…
Esa etapa, por ser el patio de mi casa, por la confianza de haber ganado jornadas subiendo por Minas me daba confianza. Sabía que ese día lo iba a intentar. Me encontré con Beltrán, nos ayudamos entre ambos, ganó la etapa y cogí una diferencia que me daba más respiro. Venpia para el patio de mi casa y el día era el ideal. Estaba seguro que si hacía un ataque contundente podía pasar algo y así fue.

¿Ahora la meta es la Vuelta a Colombia?
En estos últimos años no me obsesiono con esas victorias, trabajo para el ciclismo, para el deporte que me ha dado todo. He hecho cosas importantes para mi familia, lo doy todo, soy fiel a la profesión. Tengo en la cabeza una meta, una motivación, si uno pierde haciendo las cosas bien, pues me siento satisfecho. No me desvela ganarla.

Lisandro Rengifo
Redactor de el tiempo
lisren@eltiempo.com
@lisandroabel

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.