Línea 123: reportes de maltrato crecieron 122 % en 2020 en Bogotá

Línea 123: reportes de maltrato crecieron 122 % en 2020 en Bogotá

La cifra sale de la revisión de los datos abiertos de la Línea 123 de los últimos seis años.

Línea 123

La Línea 123 es operada y coordinada por la Secretaría de Seguridad, Convivencia y Justicia.

Foto:

Archivo/Jaiver Nieto Álvarez

Por: UNIDAD DE DATOS
21 de enero 2021 , 10:17 a. m.

Entre 2015 y 2019, las riñas, las alteraciones de orden público (ruidos, música a todo volumen o escándalos) y los accidentes de tránsito fueron las tres principales causas para que los ciudadanos de Bogotá se comunicaran con el Número Único de Seguridad y Emergencias (Nuse) de Bogotá. Este canal de comunicaciones, también conocido como Línea 123, es el encargado de recibir y tramitar las denuncias y reportes de incidentes en toda la ciudad.

En 2020, la tendencia, al mismo ritmo que la vida de todos, cambió. Aunque las peleas y los ruidos siguieron generando un alto nivel de llamadas, las cifras (sumadas) de incidentes por enfermedad o por problemas respiratorios superaron los demás reportes de incidentes. Y ese no es el único cambio que llama la atención.

La Unidad de Datos de EL TIEMPO analizó los datos abiertos oficiales de la Alcaldía de Bogotá sobre las llamadas a la Línea 123 desde 2015 hasta 2020. Allí se incluyen solo las llamadas ‘procedentes’, es decir, las que ameritaron algún tipo de intervención de las autoridades. Se descubrió que, entre el 2019 y el 2020, hubo un aumento del 122 % de las denuncias catalogadas como 'maltrato'.

Esta denominación, según los protocolos de la Secretaría de Seguridad, Convivencia y Justicia del distrito, corresponde a “cualquier acción intencional que provoque daño psicológico o físico a niños y/o niñas, personas discapacitadas y/o adultos mayores”.

Mientras que en 2019 hubo 22.841 reportes ‘procedentes’ por denuncias de este tipo, la cifra en 2020 aumentó a 50.735. En este gráfico se pueden ver los reportes de incidentes que crecieron entre 2019 y 2020:

Se destaca también el aumento de reportes sobre lo que el gobierno local llama ‘hurto en proceso’ o ‘atraco’. En este tipo de llamadas es posible informar, hasta 30 minutos después de sucedido el hecho, detalles tales como características del delincuente, además del medio y ruta de escape.

En total, los reportes de este tipo crecieron en un 964 %, al pasar de 6.844 en 2019 a 72.840 en 2020. En ese mismo sentido crecieron las llamadas sobre delitos informáticos, que mostraron un aumento de 7.122 %, al pasar de 66 reportes ‘procedentes’ en 2019 a 4.767 en 2020.

En contraste, otros reportes de incidentes mostraron descensos durante el año pasado, como es el caso de las lesiones personales. Mientras que en 2019 hubo 63.304 llamadas para denunciar este tipo de incidentes, en 2020 la cifra bajó a 22.521. Es decir, hubo una disminución del 64 %. Vea cuáles presentaron disminución en este gráfico:

Violencia contra la mujer

Si bien el número de llamadas para denunciar maltrato a la mujer tuvieron una tendencia a la baja entre 2015 y 2019, este tipo de denuncias siempre ha estado entre los 10 incidentes más comunes reportados en la Línea 123.

De hecho, durante cuatro años, entre el 2015 y 2019, el maltrato a la mujer fue la séptima causa de llamadas a la Línea 123, con un acumulado de 614.978 reportes ‘procedentes’.

En la base de datos de la Secretaría de Seguridad sobre la Línea 123 no apareció la clasificación ‘maltrato a la mujer’ (identificada con el código 611M) para el 2020, por lo que no fue posible comparar estos datos con el año anterior.

No obstante, Bogotá tiene la Línea Púrpura Distrital, la cual fue creada en 2015 “con el objetivo de contribuir en la garantía de los derechos de las mujeres a una vida libre de violencias y a una salud plena”, de acuerdo con la Secretaría Distrital de la Mujer. Dicha Línea tiene cuatro canales habilitados para la atención a las ciudadanas: teléfono, WhatsApp, correo electrónico y chat web.

(¿Cómo contactar esta línea?: 1.482 mujeres en riesgo de ser víctimas de feminicidio en Bogotá)

Entre el primero de enero y el 31 de diciembre de 2020 se atendieron un total de 35.917 llamadas a través de esta línea, según la Secretaría de la Mujer. De estas llamadas, 24.307 fueron atendidas por la Línea Púrpura, mientras que 11.610 se transfirieron a la Línea 123, a la 155 o a la 195.

En el portal de Datos Abiertos de Bogotá, esta misma entidad publicó 13.412 registros anonimizados que dan cuenta de comunicaciones telefónicas con la Línea Púrpura para denunciar algún tipo de violencia: física, psicológica, verbal, sexual, patrimonial y económica.

Esos registros corresponden únicamente a las llamadas que, por sus características, inician algún proceso con la Secretaría de la Mujer, explica la entidad. El resto corresponde a llamadas que se transfirieron a otra línea, a casos que se fueron al buzón de voz y se recontactaron y a llamadas respondidas inmediatamente.

La secretaría explica que de esas llamadas contestadas inmediatamente, no todas generan un proceso con la Secretaría de la Mujer, ya que se contactan por motivos ajenos a la misión de la entidad.

Entonces, los datos de las más de 13.000 llamadas con las que se inició un proceso revelan que generalmente no se reporta un único tipo de violencia, sino varios. Entre el primero de enero y el 3 de diciembre de 2020, en 3.937 llamadas (29,4 %) se reportó un único tipo de violencia. En contraste, hubo 4.117 reportes (30,7 %) de dos tipos de violencia y 1.643 (12,3 %) de tres tipos de violencia. En 736 llamadas se reportaron entre cuatro y seis tipos de agresión. Eso sí, en el documento había 2.979 reportes (22,2 %) de los que no se tenía información puntual sobre el tipo de violencia denunciado.

La violencia que más se denunció fue la psicológica, con 9.757 registros. Le siguió la física, con 4.792 registros, y, en tercer lugar, la económica, con 3.125 registros. Con un menor número de registros estaban la violencia patrimonial, con 1.060 reportes; la sexual, con 938, y la verbal, con 580.

(Además: Comisario de familia quedó grabado cuando golpeó a una mujer)

Por otro lado, llamadas de personas entre los 20 y los 39 años fueron las que más iniciaron un proceso con la secretaría, con un total de 8.162 registros (60,9 %), según la base de datos. El siguiente grupo de edad con más llamadas fue de personas de entre 40 y 59 años, con 3.190 registros (24,8 %).

Con respecto a la relación con el agresor, casi la mitad era “de pareja”. Esto quiere decir que de los 13.412 registros, en 6.532 (48,7 %) se reportó que existía una relación de pareja entre la víctima y quien cometió la agresión.

"Hombre” (así aparece en el documento) fue el sexo agresor que más se reportó, con un total de 9.353 registros; es decir, 69,7 % del total. También se reportó como sexo agresor a 534 mujeres (4 %) y a tres personas intersexuales. Hubo 110 reportes que contestaron “No sabe o no responde” y otros 3.403 (25,3 %) de los cuales no se tiene información.

Finalmente, las localidades donde más se reportaron casos de violencia fueron Suba, Kennedy y Bosa. Acá puede ver el número de denuncias atendidas por localidad:

Actualmente, el equipo de la Línea Púrpura, teniendo en cuenta los cuatro canales de comunicación, está conformado por 41 mujeres: 25 profesionales de atención psicosocial y jurídica, 11 técnicas (quienes son el contacto inicial), dos supervisoras, dos líderes de calidad y una líder psicosocial, de acuerdo con la Secretaría de la Mujer.

Asimismo, mediante la Resolución 928 del 14 de octubre de 2020, se autorizó la integración de la Línea Púrpura Distrital al Número Único de Seguridad y Emergencias (Nuse) 123. Según la Secretaría de la Mujer, en este momento hay nueve mujeres (ocho operadoras y una coordinadora) integradas a las operaciones de la Línea de Emergencias de la capital del país.

La Línea 123 en cifras

Según la información alojada en el portal de datos abiertos de la Alcaldía de Bogotá, en seis años, desde que comenzó el 2015 hasta el 24 de diciembre de 2020, la Línea de Emergencias de la capital recibió un total de 18'571.936 llamadas ‘procedentes’, es decir que ameritaron alguna atención o respuesta efectiva. Eso equivale a un promedio de 10.176 llamadas diarias que realmente requirieron un servicio.

(Le puede interesar: Las apuestas en seguridad para el 2021 en Bogotá)

Al revisar el total de llamadas recibidas cada año y cuántas de ellas ameritaron alguna atención, se tiene que desde enero hasta octubre de 2020 se documentaron 10’621.233 llamadas a la Línea 123; de ellas, 8’517.901, alrededor de cuatro de cada cinco, fueron llamadas falsas. Esto significa que en la conversación telefónica se reportaron hechos que no corresponden a los protocolos de atención de la entidad, que hubo marcaciones por accidente o que la persona sencillamente llama y cuelga deliberadamente.

Además, se reportaron 119.739 llamadas ‘de broma’ durante estos años. Es decir, en estas se informó de incidentes falsos, se insultó al operador o hubo alguna burla. Esto, cabe recordar, es castigado por las autoridades con una multa de 32 salarios mínimos legales vigentes.

O sea que el ‘chiste’ puede salir por nada menos que 969.088 pesos. Y recuerde que si fue otra persona quien hizo la broma, el castigo de todas maneras recaerá sobre el ciudadano que tenga la línea a su nombre.


UNIDAD DE DATOS
EL TIEMPO

Siga leyendo:

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.