Secciones
Síguenos en:
"Soy de izquierda": la nueva columna de Alberto Casas en BOCAS
Alberto Casas BOCAS

Alberto Casas Santamaría es columnista de la Revista BOCAS desde 2011.

Foto:

Pablo Salgado / Revista BOCAS

"Soy de izquierda": la nueva columna de Alberto Casas en BOCAS

El columnista de Revista BOCAS expone la necesidad de llegar a acuerdos democráticos en Colombia.

De derecha y de centro. Soy un poquito de todo. El problema no es ese. Se necesita una política que construya fórmulas para enfrentar las dificultades que afectan la salud de la patria. Derecha e izquierda son vocablos equívocos que distraen y confunden a la opinión. Juan Gossaín recordó en EL TIEMPO el origen de esas denominaciones.

El presidente de la Asamblea Nacional Constituyente de Francia en tiempos de la Revolución (1789) resolvió sentar a unos a la derecha y a los otros, el pueblo, a la izquierda. Nada ideológico. “Había intelectuales junto con analfabetos. Nobles y plebeyos.

Ricos y pobres. Nadie lo planeó, no fue idea de ningún filósofo, ideólogo o científico social. Todo ocurrió de manera accidental y simple”. Hoy, en el siglo XXI, ¿derecha quiere decir ricos? ¿E izquierda quiere decir pobre y analfabeto? Tal vez no.

¿Ser enemigo del sistema bancario es de izquierda? El mayor crítico de los bancos en Colombia es el senador Barguil, quien es dirigente reconocido del Partido Conservador. Y así, muchos ejemplos hacen difícil la ubicación de personajes colombianos en la derecha o en la izquierda. Uno más: ¿ser amigo del proceso de paz significa adoptar una postura de izquierda?

(Nueva entrevista BOCAS: Esa bomba musical llamada Anitta)

Ese es el orden natural de las cosas. Buscar los propósitos nacionales y determinar en cuáles podríamos ponernos de acuerdo y en cuáles no; que la gente escoja

El presidente Misael Pastrana afirmaba que era fundamental ponerse de acuerdo en los desacuerdos. Ese es el orden natural de las cosas. Buscar los propósitos nacionales y determinar en cuáles podríamos ponernos de acuerdo y en cuáles no; que la gente escoja.

La lista de prioridades es amplia. Detener el sistemático asesinato de líderes sociales. El modelo de seguridad, principiando por la lucha contra el narcotráfico y la reforma a la justicia. El modelo económico. Las relaciones internacionales. La financiación de las campañas… Son ejemplos para entender cuáles son las políticas que les interesan a los electores.

(Le puede interesar: la entrevista BOCAS con el gerente del Banco de la República)

Pero en todo caso, política que rescate la democracia colombiana hoy enredada en ese horror de la polarización (palabra cada vez más frondia), enredada digo en discusiones que no son.

No es lo mismo un régimen presidencial como el norteamericano con dos partidos, al de un país como Colombia con nueve partidos y cinco movimientos políticos

Sin estigmatizar a Petro, metámonos en la vaina que es y no en la vaina que no es. Rodrigo Lara, quien ha creado una Fundación para buscar soluciones para Colombia, está hablando de un abanico que ha denominado JUNTOS. Un centro de pensamiento libre socialdemócrata. Sin embargo, a una pregunta mía para determinar si, en mi caso, un poquito de izquierda, un poquito de derecha y un poquito de centro, cabía en ese esquema de JUNTOS, respondió que el conservatismo humanista encajaba perfectamente en el nuevo entendimiento nacional.

Lo otro es apelar al Corán para determinar si una persona es de derecha. Álvaro Gómez recordaba la teoría teocéntrica mediante la cual los de la derecha están más cerca de Dios. Solo dicen palabras de paz y, al morir, “seremos llevados al jardín de las delicias”. (Surata 56 versículos 8-55).

La W Radio abrió sus micrófonos a los oyentes para que ubicaran al centro, inspirados en un comercial de Bruce Springsteen en el Super Bowl, un mensaje político para reunificar a los Estados Unidos.

Julio Sánchez y Juan Pablo Calvás pensaron que valía la pena medir la viabilidad de una fórmula similar en nuestro territorio preguntando donde está “el centro político” en nuestro país. Lo primero es que no es lo mismo un régimen presidencial como el norteamericano con dos partidos, al de un país como Colombia con nueve partidos y cinco movimientos políticos.

La reunión que pedía Springsteen para una capilla en el centro del mapa de los Estados Unidos, en Colombia habría que realizarla en la Catedral de Sal de Zipaquirá. Los comentarios recibidos al aire y en los sistemas electrónicos fueron arrevesados. La mayor parte señalando que el Centro es la Derecha. El resto, impublicable.

A dialogar se dijo. Tiene que haber algo en que los demócratas de todos los partidos estemos de acuerdo.

* * *

Gracias por leernos.
Le queremos recomendar una entrevista BOCAS: Luz Marina Bernal, una madre de Soacha)

POR: ALBERTO CASAS SANTAMARÍA
FOTOS: PABLO SALGADO
REVISTA BOCAS
EDICIÓN 103. ENERO - FEBRERO 2021.

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.