'El irlandés', un hermoso y crudo reencuentro con Martin Scorsese

'El irlandés', un hermoso y crudo reencuentro con Martin Scorsese

El 21 de noviembre llega a algunas salas de cine y estará en Netflix el próximo 27 de noviembre.

irishman

El Irlandés es la nueva película de netflix y estará una semana en salas de cine alternativo

Foto:

Cortesía Netflix

Por: Andrés Hoyos Vargas
20 de noviembre 2019 , 10:53 p.m.

No son exagerados los elogios que ha recibido la película El irlandés (The Irishman), de Martin Scorsese.

Unos dicen que es una obra maestra, y otros la tildan de un poderoso retrato de la condición humana contada a partir del espectro de la mafia, el poder y la política, como el que el propio Scorsese ya experimentó con Buenos muchachos (Goodfellas) o Casino. Pero lo cierto es que El irlandés es mucho más grande.

Sin revelar detalles que puedan afectar el visionado de esta ambiciosa producción de Netflix (que dicen que tuvo 160 millones de dólares de presupuesto).

La producción –que se estrena mañana 21 de noviembre en algunas salas alternativas de cine del país y estará disponible a partir del próximo 27 de noviembre en la plataforma de contenidos de cine y TV en streaming– se digiere poco a poco, a pesar de los momentos de acción fría y contundente, sumados a la revelación de una moralidad agrietada, gracias al afán de poder y la corrupción.

Sorprende por el manejo del tiempo en la narración, la empatía que destilan sus protagonistas, el detallado trabajo de ambientación y por la conexión de la mafia en episodios cruciales de la historia de Estados Unidos, como la muerte del presidente John F. Kennedy, las triquiñuelas de su homólogo Richard Nixon y hasta las consecuencias que tuvo la Revolución cubana de Fidel Castro. El irlandés tampoco teme llevar su metraje a un poco más de tres horas de duración que, en realidad, no se sienten.

A Martin Scorsese se lo siente cómodo, y controla con maestría una trama que comienza con la historia de Frank Sheeran, un veterano de la Segunda Guerra Mundial que entra al mundo de la mafia y navega por los sinuosos terrenos del universo sindical y la política, asumiendo un rol polivalente y peligroso.

No es para menos, pues tiene en la piel de ese personaje a su amigo y cómplice cinematográfico Robert de Niro, quien consigue atrapar al espectador gracias a una caracterización que puede ser malvada y de vez en cuando respirar bocanadas de empatía en el mundo malsano en el que se mueve.

Lo anterior, unido al talento de Al Pacino, que ofrece una interpretación impagable como el líder sindical Jimmy Hoffa, quien camina por un terreno complejo entre los derechos laborales de los camioneros, la peleas con políticos de alto calibre y la incomodidad de los capos de la mafia italiana.

El duelo actoral de Pacino con De Niro, nunca fue tan delicioso hasta esta película. Sumado a la reaparición de Joe Pesci en el papel del amable y callado Russell Bufalino, que esconde un imperio de delincuencia detrás de una tienda de cortinas en Pensilvania.

El ejercicio de terquedad que tuvo que asumir Martin Scorsese para dar vida a este proyecto fue impresionante. Se paseó por muchos estudios tratando de llevar su historia a buen puerto.

No fue fácil; algunos lo rechazaron de tajo, pero terminó seduciendo a Netflix, que lo dejó no solo extenderse en la forma y en el fondo, sino que lo hizo trabajar con nuevos juguetes de tecnología digital para mostrar la huella del tiempo en sus protagonistas y el efecto de los remordimientos y las culpas en cada trozo de la piel.

“Ya me he aventurado con Calles peligrosas, Buenos muchachos, Casino y Los infiltrados. Incluso, Toro salvaje tiene elementos que se relacionan con el crimen organizado. La historia se desarrolla en esta atmósfera, pero es solo el contexto”, dijo el director sobre el alma de El irlandés. “Somos capaces de ver la humanidad de personas que son íntimas, leales, que se aman y, quizás así, profundizar más que nunca”, recalcó.

La película está basada en el libro de Charles Brandt I Heard You Paint Houses y contó con la producción de Jane Rosenthal, Emma Tillinger Koskoff, Irwin Winkler, Gerald Chamales, Gastón Pavlovich, Randall Emmett, Gabriele Israilovici y de los propios De Niro y Scorsese, dando paso a un viaje nostálgico y emocional de varios grandes del cine contemporáneo que dan todo en este reencuentro, en el que Martin Scorsese, Robert de Niro, Joe Pesci y Al Pacino –que ya pasaron los 70 años– sellan una camaradería en pantalla.

Es cierto que tienen todavía mucho tiempo para otras historias y otras películas, pero posiblemente ninguna consiga lo que El irlandés regala a los espectadores.

ANDRÉS HOYOS VARGAS 
PARA EL TIEMPO 

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.