Vos sos, jugás, creés, podés / El lenguaje en el tiempo

Vos sos, jugás, creés, podés / El lenguaje en el tiempo

El voseo de Pochettino, técnico del Tot-tenham, se parece al de los últimos bogotanos que vosearon.

Mauricio Pochettino

Mauricio Pochettino, entrenador del Tottenham.

Foto:

AFP

Por: Fernando Ávila
04 de junio 2019 , 11:07 p.m.

Mauricio Pochettino, entrenador del Tot-tenham, dice en reciente entrevista: “Cuando jugás, creés que podés ser mejor entrenador que tu entrenador”, con un voseo tan diáfano como las aguas del río de la Plata. Más adelante, quizá por su adquirida nacionalidad española, dice: “Eres una figura pública y la gente demanda cosas de ti”. 

En la primera frase vosea, y en la segunda tutea. Podría haber seguido voseando, “Sos una figura pública y la gente demanda cosas de vos”.

El voseo de Pochettino se parece al de los últimos bogotanos que vosearon. Comenzaban con vos, “Ala, Marquitos, vení, sentáte y te tomás un tinto”, pero a los diez minutos ya estaban tuteándose, “¿Y cómo ves tú la movida, ala?” o incluso hablándose de usted, que entre no pocos era el trato de más confianza. Eso hizo el compositor bogotano Jorge Áñez en su bambuco Agacháte el sombrerito, que comienza con voseo, “Agacháte el sombrerito, y por debajo miráme”, pero en el siguiente verso deja el voseo, y pasa al tuteo, “y con una miradita di lo que quieras hablarme”. Pueden oírlo interpretado por Berenice Chávez, el Quinteto Dalmar o Los Tolimenses. No cantan “decí lo que querás”, sino “di lo que quieras”.

Hoy, como lo recordó Daniel Samper Pizano en columna sobre el tema, los bogotanos mayores solo usamos el “¡No jodás!”, como último recuerdo del voseo cachaco. De resto, tratamos de tú a la novia, “¿Qué te quieres tomar, princesa?”, de usted a la esposa, “¿Sí se acordó del losartán, mija?”, y de sumercé a la abuelita “Venga, sumercé, la ayudo a subir esas escaleras”.

El voseo llegó de Andalucía a América en el siglo XVII. Hoy se vosea en Nicaragua, Colombia, Argentina y Uruguay. En nuestro país concretamente hay voseo pleno en Antioquia, en el Valle del Cauca y en algunos municipios nortesantandereanos como González y Ocaña. El voseo desapareció por completo de Andalucía (España).

No falta quien aún se ofende con el voseo y lo califica de vulgar. El caso es que la Academia lo aceptó en 1960 como forma válida de conjugar los verbos, y en cualquier tabla de desinencias verbales aparece al lado del tú. Así, el verbo ser en subjuntivo se conjuga “que tú seas” y también “que vos seás”. El verbo decir en indicativo, “di tú” y “decí vos”, y el verbo ir en imperativo, ¡ojo a esta irregularidad!, “ve tú” y “andá vos” (el mismo del verbo andar).

Para finalizar, aclaro que “agacháte”, “miráme” y “sentáte” se escriben hoy sin tilde. Aquí las he escrito con tilde, como era obligatorio hasta 1999, para indicar su sonido a lectores que no vosean.

FERNANDO ÁVILA
Experto en redacción y creación literaria@fernandoavila52

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sal de la rutina

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.