Carlos Vives: 'Siempre doy la lucha por lo local'

Carlos Vives: 'Siempre doy la lucha por lo local'

La gira de conciertos del samario llega a Barranquilla y Bogotá, con dos shows, uno para niños.

Carlos Vives, en su gira La Campaña Libertadora

Carlos Vives en uno de los shows de su gira que en el país adoptó el nombre de La Campaña Libertadora.

Foto:

Sergio Rodríguez

Por: Liliana Martínez Polo
13 de diciembre 2018 , 10:41 p.m.

Dentro y fuera de escena, Carlos Vives mantiene una coherencia entre su discurso musical, su amor por lo local y sus campañas por despertar sentido de pertenencia.

El samario no se dedica solo a cuidar un repertorio propio, el que le da premios internacionales, sino a dejar un terreno abonado para nuevas generaciones.

Por eso, el Vives Tour en Colombia tenía que abarcar muchas ciudades, y en él Vives no quería brillar solo. Consagrado hace tiempo, invita a los talentos que vienen en fila. En Tunja, por ejemplo, subió a la tarima a artistas como Velo de Osa y al rey vallenato 2018, el boyacense Julián Mojica.

Este viernes está en Barranquilla y luego, en Bogotá, donde hará dos conciertos distintos. Este sábado será ‘La campaña libertadora’, para el público adulto, y el domingo, ‘Vives para niños’, un espectáculo más lúdico en el que propone un “nuevo himno de Colombia” (aunque se trate de unos versos escritos por el poeta Rafael Pombo hace más de un siglo), cuyo texto tiene la misma coherencia que une al Vives artista, al colega, al enamorado de su tierra y al que pregunta qué más puede hacer por ella (ejemplo de esto último es el trabajo que hace con el proyecto Tras la Perla de América, en Santa Marta. O lo que movió en conciencia, civismo y promoción de la identidad durante el homenaje recibido este año –o, más bien, dado por él– en Valledupar, durante el Festival Vallenato).

Así lo manifestó en una charla con EL TIEMPO que comenzó hablando sobre ‘Vives para niños’.

Carlos Vives, concierto para niños

El concierto Solo para niños, del domingo por la tarde, combina el trabajo del proyecto Pombo Musical con las canciones del samario.

Foto:

Sergio Ramírez

“Es una historia que vamos actualizando –contó–. La primera vez lo hicimos con la Alcaldía de Medellín, hace como tres años, y lo repetimos este año. Mezcla lo que tenemos con Pombo musical, la musicalización de temas de Rafael Pombo. Así que son Las fábulas y La Provincia. Es un concierto de Carlos Vives con Pombo como personaje.

Es un concierto que cuenta un cuento...
Como venimos en el Vives Tour y La campaña libertadora, en este concierto de Vives/Pombo se diseñó el lanzamiento de Los bambucos patrióticos, como un momento especial. Salen los personajes de las fábulas. Matachín, que es como el general de la historia, ha organizado su ejército, que va a cantar la letra, una cosa muy marcial, muy formal. Es como un himno de la patria de Pombo: “Yo soy de Colombia entera; de un trozo della, jamás; y ojalá más grande fuera, que así me gustara más”.

Dentro del show, Vives ha organizado ciertos números que se verán en problemas con los personajes. El Gato Bandido vende los valores (los que se enumeran en El modelo alfabético, obra del poeta bogotano) por todo el escenario. Entonces, los valores se han perdido, y con las familias buscaremos que vayan apareciendo. Al final suben niños, y celebramos la campaña libertadora, en la que lanzamos este nuevo himno de la patria.

Usted no hace el mismo ‘show’ para todos, hace cambios en cada lugar...

Es que imagínate la felicidad de volver a casa, de hacer las cosas que amo donde más valen. Eso se tiene que ver y hacer acá, porque acá nacimos; es la causa y razón nuestra. Nunca tuvimos la pretensión de irnos. Hicimos algo tan local que terminó siendo universal. Quería estar más tiempo en mi casa y aunque por trabajo tuve que irme del país, siempre mis venas estuvieron aquí. Por eso empieza uno a preocuparse y a pensar en la gente, en los niños y en estos tiempos tan difíciles para la identidad y para la música nacional.

Pero nuestros artistas viven un gran momento...

No son tiempos fáciles, aunque digamos que los colombianos estamos en el curubito, y la música nuestra sea la que más suena. Y, sí, suena la industria de la música urbana, pero hay muchas otras músicas. Por ellas hay que lucharla, para que no se pierdan esas tradiciones: porro, currulao, el acervo que tenemos. La campaña libertadora busca un poco de orgullo, de respetar y dar la lucha por lo nuestro.

Si hoy los colombianos están mandando la parada –porque es verdad, y no me quejo por mí–, sé que hay más de lo que se conoce. Somos muchos más de los que estamos. Viajar por las regiones, volver a las ciudades a reconectarme con los artistas de cada lugar es importante. Estuvimos en Cali con Cynthia Montaño, la rapera caleña. Es como un rescate de la música que se oye de Colombia, la que nos alimenta a todos. Es como volver a la fuente. No denigro de ningún género ni de ningún artista, pero doy la lucha por lo local.

En esa lucha, ¿cuáles son los pasos por seguir?

Consolidar esa música local. Sé que mi sentimiento vallenato tiene mucho más hacia adelante. Todo lo que nos trae la industria hoy –sonidos, tecnología– se puede aplicar a nuestra música. Lo que se hizo antes se puede hacer hacia adelante con elementos nuevos. Todo lo que hemos logrado en el vallenato se proyecta hacia adelante. Muchos éxitos urbanos de artistas colombianos tienen líneas melódicas muy vallenatas del rock pop y el colombian pop. Hay influencias que viajan dentro del género urbano que tienen esa cosa nacional. Es decir, tenemos una herencia muy rica para seguir creando y refrescando sonidos.

Concierto de Carlos Vives

El público interactúa con los artistas, durante el show para niños.

Foto:

Sergio Ramírez

Muchos lo imitaron, ¿cómo fue esa paternidad musical?

Me dio gran felicidad. Cuando aparecieron –un Fonseca, un Mauricio & Palodeagua, Fanny Lu, Cabas, Maía–, aprecié que al final entendieron que a partir de la raíz podrían encontrar su espacio. Decía: “Nos estamos despertando”. El nivel que le dio Fonseca a su estilo, a sus letras, hizo del movimiento algo serio, respetable. Muchos se perdieron.

Recuerdo a Bonka, revolucionó en un principio y después cambió la película o desapareció, no sé para dónde cogieron, pero no entendí por qué.

Mucha gente desestimuló a los artistas. De pronto, les decían que no buscaran sonar a Carlos Vives, pero al final ya no estaba sola esa influencia. Había gente haciendo más cosas. Juanes hizo un estilo paisa en su rock, marcó a mucha gente e hizo una autopista hacia adelante. Entonces, sí, marcamos una época en la que los artistas nuevos empezaron a mirar hacia adentro.

¿Y cómo entra lo urbano?

Digamos que mucha de la música urbana de J Balvin y Maluma tiene esa influencia, junto con las del hip hop, el reguetón de afuera. Pero, en medio de todo, el reguetón es panameño y termina siendo cercano a la cumbia. Por eso me puedo seguir conectando con ese sonido. Así que el reguetón es un territorio que pisamos los colombianos de manera sólida. Estamos por ahí, y me siento orgulloso de ellos. Siempre he sido un promotor para otros, porque nuestra música tuvo una reacción maravillosa. Fue como un ¡qué bueno que no estamos solos, que no fuimos una golondrina sola por ahí!

Dónde y cuándo

Barranquilla. hoy, Puerta de Oro.
Bogotá, 15 de diciembre, 8 p. m. (adultos) y 16 de diciembre, 5:45 p. m., (niños). Parque Simón Bolívar. Bogotá. Boletas en tuboleta.com.

Liliana Martínez Polo
Cultura y Entretenimiento@CulturaET

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sal de la rutina

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.