Tocqueville: su legado y sus predicciones sobre las democracias

Tocqueville: su legado y sus predicciones sobre las democracias

Keslassy analiza el pensamiento de quien fue presentado como más liberal de lo que realmente es.

Éric Keslassy

Keslassy (segundo desde la der.) es docente del Instituto de Estudios Políticos de París.

Foto:

Francois Guillot / AFP

Por: Marilú Ortiz de Rozas - El Mercurio (Chile) - GDA
12 de mayo 2019 , 08:48 p.m.

El sociólogo francés Éric Keslassy aporta una nueva mirada sobre el pensamiento de quien fue presentado como más liberal de lo que realmente es. (SUMARIO)

Para Éric Keslassy –docente del Instituto de Estudios Políticos de París–, el renombrado pensador y político francés Alexis de Tocqueville no era un hombre de extremos, sino de posiciones moderadas. En su libro ‘Alexis de Tocqueville. La democracia en América’. Para una sociología de la democracia, el último de varios dedicados a dicho autor, Keslassy muestra cómo un aristócrata francés –que se negaba a usar su título nobiliario, tras empaparse de los valores de la sociedad estadounidense que fue a estudiar–, cuyos padres estuvieron a punto de ser guillotinados durante la Revolución francesa, se convirtió en ideólogo, promotor y profeta de la democracia. Tocqueville se sitúa “entre tradición y modernidad”, precisa.

¿Siguen vigentes los postulados de Tocqueville?

Completamente. Lo que propone, que es de gran actualidad, es encontrar un justo medio entre libertad e igualdad. Y sostiene que cuando uno se aleja de ese punto central comienzan los problemas.

El resurgimiento de populismos nacionalistas en el Viejo Continente genera actualmente desasosiego en la Unión Europea. ¿Esto debilita la democracia?

Al respecto, las ideas de Tocqueville son muy interesantes, porque el auge de los populismos es provocado por el aumento de las desigualdades. Si uno mira las cifras, es chocante. Por ejemplo, en Francia, el economista Thomas Piketty demostró que el 1 % más rico de la población paga, en proporción a sus ingresos, menos impuestos que el 40 % más pobre. La clase media es la que paga más impuestos, y eso exaspera a gran parte del pueblo, que se repliega en posiciones extremas.

Tocqueville tomó como modelo la democracia estadounidense, ¿qué piensa usted de esta actualmente?

Está contaminada por su presidente.

Tocqueville decía que los estadounidenses nacen democráticos, mientras que los europeos llegan a serlo. ¿Esto es válido aún?

No, la democracia estadounidense ya está instalada, y la fuerza inicial se perdió. Más encima tienen hoy a la cabeza del Estado a un empresario vulgar que da una imagen deplorable de su democracia, y en esta la economía es lo central. Tocqueville decía que en Estados Unidos, lo político era más importante que lo económico, pero esto se invirtió, desde Reagan, con Friedman soplando en sus oídos.

En su libro, usted dice que Tocqueville es un pensador ambivalente, ¿por qué?

Porque no le gustan las posiciones extremas, él toma de cada polo las ideas que le parecen mejores. Por ejemplo, en el plano socioeconómico, no aprueba lo que hoy se llamaría ‘indemnización por cesantía’ permanente, porque teme que se desincentive el trabajo, pero no quiere tampoco que si alguien pierde su empleo, se quede sin nada. Propone ayudar a las personas sin hacerlas sentir que es permanente. No quiere un socialismo de Estado, pero tampoco entregar toda la confianza al mercado. En Europa se la llamó ‘la tercera vía’, y Tony Blair encarnó muy bien esta postura.

Finalmente, ¿el legado de Tocqueville puede resumirse en promover la libertad política y combatir la desigualdad con la ayuda del Estado?

Así es, subrayando que el mercado no resuelve todos los problemas, lo que es de gran actualidad. Tocqueville lo comprendió desde el comienzo. Y a Adam Smith, a Jean-Baptiste Say, a David Ricardo, que preconizaban confiar en el mercado, promover el libre intercambio y que el hombre es una mercancía, Tocqueville les dice ‘no’. En realidad, él no está contra una economía de mercado, sino contra una sociedad de mercado. Este es su legado.

MARILÚ ORTIZ DE ROZAS
EL MERCURIO (Chile) - GDA

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.