Rudolf Hommes y su salto a la literatura infantil

Rudolf Hommes y su salto a la literatura infantil

El exministro de Hacienda debuta en este género literario con ‘Ana en el país de los lobos’.

Rudolf Hommes

El naciente escritor de cuentos, muy orgulloso con su primer libro.

Foto:

Nestor Gómez/EL TIEMPO

Por: Carlos Restrepo
12 de julio 2019 , 10:30 p.m.

Hace unos años, el exministro Rudolf Hommes estaba oyendo a la pequeña nieta de su esposa, de 3 años, cantar una tonada con una extraña letra. Cuando le preguntaron a la niña qué canción entonaba, ella –muy segura– les dijo: “Cantin-Dá, en idioma de los lobos”.

A Hommes le quedó sonando esa simpática salida de la pequeña, al punto de hacerlo sentar en su computador a escribir un cuento infantil, que ahora ve la luz con el título de Ana en el país de los lobos, con ilustraciones de la artista Natalia Esquivel.

Es así como el exrector de la Universidad de los Andes le da vida a Ana, un alter ego de su pequeña familiar, que tiene una carpa en la sala de la casa de sus padres, que se conecta, a través de un túnel secreto, con el país de los lobos.

Allí, la protagonista conocerá lobos de varios colores que le enseñarán a hablar en su idioma, el ‘komu-ni-tá’.

Uno de los personajes más entrañables de la historia es el lobo rosado, que le enseña a Ana canciones del “género ‘lovei-tá’ (pronunciado lovita), una especie de bolero del filin cubano que le llegaba al alma a los lobos, y sobre todo a las lobas”, anota con humor su creador.

Precisamente, Hommes cuenta que cuando su protagonista traspasa el pasadizo secreto, los primeros con los que se encuentra son ese lobo rosado y otro rojo, que son los más amigables.

“Ellos le enseñaron a la niña a cantar en su idioma, pero le advirtieron que si venía un lobo carmelito, que hace parte de los feroces, comenzara a entonar Cantin-Dá, pues eso los apaciguaba”, relata el naciente escritor de cuentos infantiles.

Rudolf Hommes

Las ilustraciones son de Natalia Esquivel.

Foto:

cortesía Puntoaparte.

En esta divertida aventura literaria, Hommes da vida a todo un mundo imaginario de un país de lobos diversos que cuando bailan ‘lobe-ta’ –una especie de champeta– entrelazan sus colas. “Cuando los niños leen esa parte les da mucha risa”, anota el autor.

La tensión de la historia ocurre cuando un feroz lobito café es enjaulado y llevado al zoológico de Cali, cuyo desenlace divertirá mucho a los niños.

Sobre su incursión en este género literario, Hommes resalta la posibilidad no solo de divertir, sino de educar con valores, que ha sido también uno de sus objetivos en la vida como profesor y directivo educativo. Una vocación que además heredó de sus padres, ambos educadores.

“Yo incluyo en la historia cositas subversivas, como los colores en los lobos, que lleva implícito un mensaje de tolerancia de razas.

“Yo incluyo en la historia cositas subversivas, como los colores en los lobos, que lleva implícito un mensaje de tolerancia de razas. O esa libertad en la que viven los lobos, que refleja una característica de alegría. Pero además, a los niños todo les parece normal y no tienen diferencias”, explica el escritor.

Sobre esta nueva etapa, Hommes anota que alguna vez había hecho una incursión tímida, hace muchos años, en la literatura erótica, con unos cuentos que fueron publicados en varias revistas del país.

Rudolf Hommes

Rudolf Hommes invita a una reflexión sobre la tolerancia entre las razas.

Foto:

Nestor Gómez/EL TIEMPO

Si bien su formación profesional estuvo enmarcada más en los números, desde cuando estudiaba en el colegio Andino de Bogotá, Hommes ha tenido siempre un particular gusto por la literatura.

“De niño era un lector voraz y leía todo lo que había. Desde las historias de Corín Tellado, que recuerdo que estaba en una colección de la revista Vanidades en la finca de mis abuelos en Cucunubá, hasta las historias de vaqueros, de Robinson Crusoe y Quo Vadis”, comenta.

Pero además, Hommes rememora que el comedor de la finca de su abuelo estaba empapelado con escenas del Quijote.

“Cuando estuvimos en Alemania conociendo a mi abuela, ella me regaló unos libros de Cervantes, que contaban la historia en una página en alemán y en la otra en español”, dice.

Recuerda que en su casa también estaba el Tesoro de la juventud y que la pasión de su mamá y su papá por los libros fue un gusto que lo permeó.

Cuando estuvimos en Alemania conociendo a mi abuela, ella me regaló unos libros de Cervantes, que contaban la historia en una página en alemán y en la otra en español.

Con los años aparecieron libros como La vorágine, que fue una novedad que “lo impactó mucho”, y muchos autores clásicos estadounidenses como Hemingway o John Dos Passos, que leyó cuando estuvo estudiando en ese país.

“Y últimamente he estado investigando para entender el mundo alemán de mi papá que llegó refugiado a Bogotá, he leído bastante literatura alemana de los años 20 y 30 (del siglo pasado)”, acota.

Y aunque dice que su pequeña fuente secreta de historias, Ana Rodríguez Umaña, quien inspiró la historia del cuento infantil, no le ha dado nuevas ideas, el novato escritor de literatura para niños permanece expectante a lo que la pequeña diga. “De verdad, he estado pensando pero no tengo todavía nuevos temas porque como ella no me los ha dicho”, concluye, entre risas.

Rudolf Hommes

El libro es una edición de Puntoaparte.

Foto:

cortesía Puntoaparte.

CARLOS RESTREPO
CULTURA Y ENTRETENIMIENTO
@Restrebooks

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sal de la rutina

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.