Rock al Parque prepara su menú musical con nuevos ingredientes

Rock al Parque prepara su menú musical con nuevos ingredientes

La próxima semana se realiza la 24.ª edición del festival gratuito mas importante de Latinoamérica.

Rock al parque

El festival de rock se vive en Bogotá todos los años desde 1995, y se ha convertido en un motivo de orgullo de los bogotanos.

Foto:

EFE

12 de agosto 2018 , 01:14 a.m.

Miles de roqueros ya están preparando la indumentaria, practicando las letras de algunas canciones y hasta haciendo ejercicios de cuello para afrontar una de las fiestas más grandes de la música en Bogotá, con el lanzamiento de la vigésima cuarta edición de Rock al Parque, que se llevará a cabo del 18 al 20 de agosto en el parque Simón Bolívar de la capital colombiana.

Cada año el ritual se repite, y entre la expectativa de muchos y la insatisfacción de otros, este encuentro musical consigue convertirse en un marco de referencia de lo que puede estar pasando en un género musical que, como el mismo festival, hace rato amplió su campo de acción más allá de la guitarra asesina y el grito herido que destilaba furia.

Precisamente, en este nuevo menú musical habrá una mezcla de nostalgia, oscuridad, fuerza y mucho de experiencia y experimentación. Este año, el evento conserva la receta y el sabor que lo han mantenido vivo y con buenas defensas frente a las críticas y esas ideas que aparecen a veces queriendo apagar su llama.

Como siempre, el primer día, 18 de agosto, el protagonismo se lo llevará el metal puro y duro, con agrupaciones como Dark Funeral y Dark Tranquillity, que comparten su primer nombre y su origen sueco, pero que afrontan la realidad desde dos géneros extremos, el black metal y el death metal melódico, respectivamente.

En la misma tónica brutal estarán en tarima los estadounidenses de Cattle Decapitation y Suffocation, para deleitar a esos oídos sintonizados con la contundencia sónica que ellos liberan en escena. Pero hay más opciones para los otros días.

Como lo decía el propio Chucky García, programador artístico de Rock al Parque: “La espina dorsal es el rock, pero convoca a públicos de otros géneros y se arriesga a apostar por nuevas experiencias sonoras”; por eso, no será raro encontrar un poco de hardcore y punk de la mano de Walls of Jericho y los míticos Pennywise, a la par con la apuesta de rock de la República Democrática del Congo de Jupiter and Okwess.

La espina dorsal es el rock, pero convoca a públicos de otros géneros

Junto a ellos estarán la propuesta de los japoneses de Tokyo Ska Paradise Orchestra y el mensaje revolucionario de las Pussy Riot, que vienen desde Rusia luego de sabotear allí la final del Mundial de Fútbol y ser las mentoras desde hace años de un descontento social frente al manejo del poder y ciertas libertades en su país.

Todo eso, en contraste con el rock de Lee Ranaldo, exguitarrista de la famosa banda neoyorquina Sonic Youth. Este invitado de lujo, con una trayectoria de más de 30 años y que se ha mantenido firme en el circuito del género más emotivo, nostálgico y a veces experimental, aprovechará para presentar su nuevo disco Electric Trim (ver nota anexa).

Otra alternativa será la de la agrupación mexicana Descartes a Kant, que realiza su segunda visita al Festival, con una propuesta que se alimenta del rock vanguardista y ruidoso, cargado de mucha teatralidad en el escenario; mientras que lis alemanes de Kadavar prometen una clase de rock pesado, marcado por el sonido y la actitud de ese género en su tono más psicodélico.

Un panorama que solo sirve de abrebocas para la experiencia sonora que promete el festival gratuito de rock más importante de Latinoamérica, el cual pretenderá también superar el registro de las 180.000 personas que acudieron a la edición del año pasado, con 54 bandas en vivo en tres escenarios, durante tres días.

Lee Ranaldo se reencontrará con Colombia
Rock al parque

Ranaldo llega a Colombia por segunda vez, después de haberse presentado en Medellín. Este artista estadounidense es un ícono del rock.

Foto:

Idartes

A sus 62 años y con el pelo ya plateado de tanto roquear, el guitarrista y cantante neoyorquino Lee Ranaldo ahora se toma un poco más de tiempo para crear unos paisajes sonoros, cargados de un halo de nostalgia, pero también de una fuerza más profunda.

Luego de convertirse en un ícono del rock independiente junto a la famosa Sonic Youth, llevar a los extremos del ruido y la melodía sus guitarras y de recorrer el mundo, abrazado por una fanaticada de varias generaciones, Ranaldo ha encontrado en las raíces del folk un nuevo ingrediente para seguir experimentando y participando de giras y conciertos en todo el mundo.

“Ahora voy a Rock al Parque y me siento muy emocionado, pues quiero ver cómo me reciben. Es la primera vez en Bogotá”, expresó emocionado en un corta charla con EL TIEMPO.

El músico hizo un concierto en julio del año pasado en Medellín. “Fue una bonita experiencia conocer una parte de Colombia y a su gente”, recordó Ranaldo, que tuvo tiempo para ver de cerca obras de la pintora Débora Arango, quien le llamó mucho la atención.

“Estudié arte y luego comencé a tocar en algunas bandas (...). Mi trabajo tiene un poco de poesía y sonidos”, señala, resumiendo al máximo una carrera de ocho álbumes en solitario y 47 producciones musicales (discos, sencillos y proyectos experimentales) junto a Sonic Youth. En Rock al Parque se podrá escuchar un poco de su nueva aventura musical, Electric Trim.

“Es un disco muy interesante y quizás uno de los más introspectivos que he hecho. Lo grabamos en Nueva York, y una parte en Barcelona junto al productor Refree. Tiene un sonido muy especial y la mejor banda, aparte de Sonic Youth, con la que he trabajado hasta ahora”, explica emocionado.

Nunca se ha considerado una estrella de rock. “Eso pasó porque toqué muchos años con Sonic Youth y llegamos a mucha gente, pero lo realmente maravilloso fue que la gente se sintiera bien con nuestro trabajo. La música fue lo más importante”, finaliza Ranaldo, quien ya está preparando un nuevo álbum.

Cabe recordar lo siguiente:

-No está permitida la entrada a menores de 14 años.
-No se podrá entrar al parque Simón Bolívar con correas, maletas grandes, botas con puntera de metal, cadenas, paraguas ni alimentos.
-Es importante portar un documento de identidad y otro que acredite afiliación a un plan de salud.
-No se permitirá el ingreso de bebidas alcohólicas.
-Se recomienda llevar ropa cómoda, así como impermeable por si llueve.

Andrés Hoyos Vargas
EL TIEMPO @AndresHoy1

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.